EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Crisis climática: el permafrost desaparece 70 años antes de lo previsto

El permafrost, la capa de suelo que ha permanecido helada durante milenios, se está desestabilizando, síntoma de una crisis climática que según los científicos, ha hecho que este fenómeno se adelante unos 70 años.

Cerca del Ártico, el permafrost se está derritiendo aun ritmo inimaginable, ni siquiera en los escenarios más pesimistas los científicos pensaban que se podrían alcanzar estos niveles de deshielo. Habían pasado 5.000 años desde que esa capa de hielo no sufría variaciones tan evidentes, que los expertos estaban convencidos de que deberían haber pasado al menos otros 70 años antes de que la crisis climática llegase a este punto. Aparentemente, las cosas están empeorando más de lo esperado y a un ritmo mucho más rápido.

Crisis climática permafrost

El permafrost se está derritiendo

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alaska Fairbanks, liderado por Vladimir Romanovsky, ha monitorizado el permafrost durante más de 3 años, examinando entornos extremos en los que difícilmente los investigadores se aventuran. Los datos se recogieron a 300 km del centro de población más cercano, dibujando un escenario catastrófico: los últimos veranos han sido particularmente calurosos, hasta el punto de desestabilizar los hielos considerados, hasta hace pocos años, perennes.

permafrost derritiendo

Según el Dr. Vladimir Romanovsky, la información recopilada llevaría a imaginar un escenario que no se había producido en al menos 5.000 años, una cantidad de tiempo asombrosa. Los investigadores han observado directamente los efectos del cambio climático con sus propios ojos, y el escenario que ha aparecido ante ellos es impresionante: los técnicos conocen este fenómeno como Termokarst, y se manifiesta cuando el terreno está cubierto por pequeñas colinas y pantanos.


La vegetación crece donde durante milenios sólo había habido hielo, el suelo vuelve a llenarse de vida, pero esto no es para nada una buena señal: el hielo atrapa los gases del efecto invernadero, que paradójicamente, son más peligrosos que el CO2, y una vez liberados podrían crear un círculo vicioso que podría acelerar aún más el cambio climático. Los científicos no utilizan el término crisis climática a la ligera, pero éste podría ser otro síntoma más de un planeta que se dirige hacia cambio climático radical.

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.