Hot TopicNiñosNoticias

Papel vs pantalla: Es mejor aprender a la vieja usanza

Un estudio de la Universidad de Maryland muestra cómo los estudiantes aprenden de manera más efectiva cuando leen libros impresos en papel que en una pantalla.

Quien ha asistido a la escuela hace unos años (no demasiados, a decir verdad) recordará la desagradable sensación de ser niños y tener que cargar sobre nuestros hombros hasta una docena de kilos de libros. Practicar levantamiento de pesas en plena etapa de desarrollo la verdad que no es lo mejor para el cuerpo humano, por lo que no es de extrañar que tan pronto como la tecnología lo permitió, cada vez más escuelas estén abandonando la pesada carga del papel impreso en favor de las herramientas digitales. Una tablet que pesa medio kilo contra los doce kilos de engorrosos libros polvorientos, la elección parece bastante obvia.

Papel pantalla

No es oro todo lo que reluce

Sin embargo, no todo iba a ser coser y cantar. Si bien las columnas vertebrales de nuestros niños ciertamente nos lo agradecerán, lo hará un poco menos su capacidad de aprendizaje. Según un estudio reciente publicado por Patricia Alexander y Lauren Singer, psicólogos de la Universidad de Maryland, leer en una pantalla conlleva a un menor grado de aprendizaje que la lectura de un libro impreso.

Los investigadores realizaron tres estudios diferentes para verificar la capacidad de aprendizaje efectiva de los estudiantes universitarios estadounidenses. Primero se les pidió a los estudiantes elegir su medio favorito. Por lo tanto, se les proporcionaron textos de diferentes longitudes tanto en papel como en formato digital. Al final de la lectura, se les pidió a los estudiantes que describieran lo que habían leído. Los resultados son sin duda para reflexionar un poco.

Papel pantalla aprender

El soporte digital es más rápido, pero más superficial

De los datos recabados surgió que la mayoría de los estudiantes preferían leer digitalmente y que la lectura era decididamente más rápida cuando se realizaba a través de una pantalla. En principio, los estudiantes juzgaron su comprensión del texto digital como más alta, pero estaban equivocados.

Después de leer, los participantes recibieron diferentes cuestionarios para examinar la calidad de su comprensión. El medio elegido no afectó a la comprensión general, es decir, que el mensaje básico se recibió de la misma manera tanto si los estudiantes lo habían leído de una pantalla como de un libro. Sin embargo, cuando las preguntas se volvieron más específicas sobre contenido concreto y los detalles del texto, la comprensión fue mucho mayor para quienes habían leído en forma impresa.

Papel pantalla soporte digital

Cada cosa para lo que es

No está claro exactamente por qué es más fácil para el cerebro humano retener información específica cuando se asimila del papel impreso, de acuerdo con otras investigaciones hechas al respecto, sería debido al efecto de perturbación en el cerebro causada por el desplazamiento de información cuando se lee a través de una pantalla.

«Todos leemos por diferentes razones», explicó Patricia Alexander «Cuando estemos a punto de leer algo, deberíamos preguntarnos por qué lo estamos leyendo y cuál es nuestro propósito, porque es posible que exista una diferencia entre qué instrumento es el más adecuado». Si tenemos poco tiempo o nuestro objetivo es simplemente obtener una idea general y solo necesitamos un rápido vistazo superficial, la lectura en pantalla es una alternativa válida. Pero cuando nuestro objetivo es aprender en detalle y tener en cuenta información específica y concreta, entonces el papel impreso sería una herramienta más adecuada. Entonces, en el futuro, ¿todavía llevaremos libros en nuestras mochilas? Es difícil de saber, pero lo cierto que no es tan simple deshacerse del “peso” de la cultura…

TOPIC NiñosPapel
Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.