ComidaDelicatessenHot Topic

Diez ingeniosas formas de usar los moldes de hielo

Los moldes de hielo pueden ser la herramienta perfecta para conseguir soluciones creativas y útiles en la cocina. Basta con un poco de imaginación para dar forma a obras maestras de finger food o para crear y congelar mini porciones de batidos, sopas o chocolatinas.

Los moldes de hielo, así como otros utensilios de cocina, pueden dar lugar a un verdadero taller de arte creativo. Jugando con diferentes moldes y usando los ingredientes más dispares puedes dar rienda suelta a tu imaginación, inventando ideas divertidas, útiles y creativas listas para conservarlas en el frigo, pero también para dar forma a finger food o a mini helados y batidos.

1. El café de toda la vida en cómodas porciones

moldes de hielo café

Puede resultar muy útil congelar el café, amargo o ya endulzado, con leche o con lo que tú quieras echarle, para conseguir así un ice coffee instantáneo o para añadírselo a un helado o un granizado. Para aquellos que no les gusta el café caliente, pueden añadirle un cubito a su café de después de comer, dando vida así a una verdadera bomba energética.


2. Una pastillita para cada ocasión

pastillas de caldo

Las pastillas de caldo de toda la vida, ricas en glutamato y todo tipo de sabores artificiales, ahora se consideran un enemigo de la cocina sana y genuina. ¿Qué mejor alternativa que crear tus propias pastillas de caldo? Utilizando moldes de hielo puedes congelar la salsa de la carne y caldos de verduras o de pescado y utilizarlos para dar sabor a tus platos, o también puedes crear cubos de aceite con hierbas aromáticas para aliñar la ensalada.

3. Hielo cool

cócteles

Normalmente, el hielo va de la mano con todo lo relacionado con los cócteles, vermuts o lo que sea. Por ejemplo, puedes congelar pequeñas porciones de las bebidas más dispares y agregarlas a una simple copa de prosecco o vino para obtener un efecto brillante. Para los más románticos, una idea de lo más original puede ser congelar una fresa en un simple cubito de hielo y sumergirla en una copa de champán antes de servirla.

4. Los cubitos de vino para no desperdiciar nada

vino

A menudo, al final de una cena siempre sobra un culín de vino y más frecuente aún es el hecho de necesitar una pequeña cantidad de vino para una receta, y tienes que abrir una botella entera. Entonces, ¿por qué no congelar pequeños cubitos, para echar mano de ellos cuando sea necesario?

5. Dulces y sanos cubitos para los peques, y los no tan peques

fruta

No hay niño que pueda resistirse a un helado y a la vez, parecen tener el temperamento de un guerrero a la hora de luchar si se trata de comerse una fruta. La solución puede estar en usar los moldes de hielo para crear meriendas frescas y saludables. No tienes más que congelar la macedonia, quizá un poco más dulce de lo normal, y poniendo un palito en el centro del cubito antes de guardarlo en el congelador, o también puedes hacerlo con batidos o licuados de fruta. El resultado es un polo delicioso y super original.

6. Bombón con dulce sorpresa dentro

chocolate

A menudo, los postres son el talón de Aquiles de todo chef, la falta de tiempo y el poco tiempo disponible, suelen dejar las cartas algo cojas. Bien, pues aquí os traemos una receta rápida y fácil. No hay más que preparar el relleno de vuestro postre favorito, bañar los moldes de hielo con chocolate derretido, esperar a que endurezca, y llenarlos con la mezcla, cubriremos nuevamente con un poco de chocolate y lo ponemos en el congelador para conseguir mini postrecitos listos para tomar.

7. Salud a trocitos, y en cubitos

verduras

En el mercado de los alimentos congelados a menudo es posible encontrar verduras congeladas y porcionadas en cubitos. En este caso, por tanto, no hace falta ser muy original sino simplemente copiar un estándar industrial, personalizándolo con nuestras verduras favoritas: espinacas, zanahorias o brócoli, previamente hervidas o incluso ya rehogadas.

8. Cubitos energéticos

barritas de cereales

Puedes crear deliciosas barritas de cereales con una mezcla de muesli, frutos secos, miel y algún trocito de chocolate o frutos rojos deshidratados, y poniéndolos obviamente en el molde de hielo. En este caso, lo único que tienes que hacer es guardarlo durante unas horas en el refrigerador, no en el congelador.

9. Bombones veraniegos hechos en casa

Bombones

Los bombones son siempre irresistibles y si son caseros más aún. En primer lugar, puedes controlar la dulzura usando una base de chocolate más o menos amarga, después de lo cual puedes llenar los cubitos con fruta confitada, avellanas, guindillitas o lo que más te guste. Una vez que se vierte la mezcla, coloca los moldes en el refrigerador para que los bombones se solidifiquen. Un pequeño secreto para darle a los bombones la consistencia de fusión de los chocolates industriales es agregarle un poco de miel a la masa.

10. Tradición e imaginación en mini porciones

salsa de tomate

La pasta y la pizza son el símbolo de la península italiana y ahora están consagradas ya que han conquistado todo el mundo, el ingrediente principal con el que se hacen es la salsa de tomate. Usando las bandejas de hielo con un poco de imaginación, es posible conservar pequeñas porciones de salsa de tomate o cualquier otro tipo de salsa durante mucho tiempo, incluso el pesto.

Bonus: un toque de elegancia para tus bebidas

elegancia bebidas

Una idea elegante para darle un toque especial a cualquier bebida es ponerle cubitos de hielo con todo tipo de frutas, moras o frutas del bosque. Estas delicadas joyitas de hielo pueden agregarse a los tés, infusiones, refrescos o incluso a una simple agua mineral.

TOPIC hielo
Ivana De Innocentis
Nomade digitale, docente di social media marketing e scrittrice, appassionata di viaggi, arte, tecnologia e alimentazione vegetariana e vegana. In cucina ama prendere spunto dalle sue passioni, aggiungendo ingredienti naturali e un pizzico di creatività.