DelicatessenLugares de gustoViajes

Chelsea Market, un Nueva York gastronómico que no te esperas

Te traemos un tour para descubrir el Chelsea Market de Nueva York, el mercado que no te puedes perder, templo de muchos amantes de la gastronomía y que hará que se alboroten vuestras papilas gustativas.

Si vas a Nueva York, no puedes perderte el Chelsea Market: un paraíso terrenal para los amantes de la comida. Hoy te haremos abrir boca, sumergiéndonos en la atmósfera industrial-chic que lo caracteriza y entrando en algunos de los puestos más populares. ¿Te vienes?


Chelsea Market un Nueva York gastronómico que no te esperas

Hospitalidad neoyorkina para todos los gustos

Uno de los elementos que seguramente han contribuido a que el Chelsea Market se único en su género es su ubicación. Ubicado en la novena avenida entre la calle 15 y la 16, es una antigua fábrica, sede de la National Biscuit Company, la madre de las famosas Oreos hasta la década de 1960. La planta baja del edificio está por tanto dedicada a la restauración y venta de productos frescos, en la que encontrarás en grandes pasillos caracterizados por una estructura de celosía de acero, paredes de ladrillo, señales de bienvenida y grandes ventanales hasta el techo. Como todo edificio desarmado, puede ser increíblemente elegante y esta es parte de la magia del Chelsea Market, un lugar tremendamente acogedor gracias también a la contribución de numerosos músicos ubicados entre un puesto y otro.

Chelsea Market

El verdadero protagonista es la comida: pescado, carne, fruta fresca o deshidratada, e incluso pan, pasta, pizza, postres y vino. No solo no falta nada, sino que la calidad y la frescura están incluidas, por supuesto. Mención especial merece el pescado, según dicen, uno de los mejores de la Gran Manzana. Tanto si te lo cocinan ahí mismo como si prefieres llevártelo crudo a casa, te llevarás una maravillosa sorpresa. Por no mencionar la gran variedad de sushi y sashimi, ¡un arcoíris de colores que te obligará a pedir un uramaki en el acto! Ya sea que te apetezca un buen café, un almuerzo étnico o un delicioso refrigerio, el Chelsea Market podrá satisfacer tu paladar sin que se resienta tu cartera, algo que en una ciudad como Nueva York, la verdad es que se agradece.

Bueno, y ahora, ¿dónde como?

Te recorrerás Chelsea Market de arriba abajo, deteniendote en cada puesto para oler, fotografiar y probar lo que tiene para ofrecer. De todos modos, estos son algunos de los lugares que no te puedes perder pase lo que pase.

LOBSTER PLACE:

Conocido en todo Nueva York, Lobster Place es una parada habitual no solo para los turistas sino también para los propios neoyorquinos. Un pequeño mercado dentro del mercado, famoso por sus langostas frescas de Maine y su barra de sushi, ofrece cualquier tipo de pescado, al por mayor o al por menor. Entre los diversos mostradores, puedes encontrar mesas y sillas donde te puedes parar a comer: no te pierdas el Lobster Roll, un bocadillo dulce y suave relleno de carne de langosta, lechuga y mayonesa de cebollino.

Chelsea Market sticky buns

PAN DE AMY:

No te puedes marchar del mercado de Chelsea sin haber probado al menos uno de los manjares de Amy’s Bread, una de las pastelerías más famosas de Nueva York, también presente en otras zonas de la ciudad. El ambiente cálido y relajado te tentará a entrar: sándwiches, pasteles, galletas o panecillos son solo algunos ejemplos de lo que encontrarás en el mostrador. Para los eternos indecisos, les sugerimos que prueben el mejor Sticky Bun de la ciudad: masa de pan dulce rellena de piñones, canela y miel, ¡una verdadera bomba de azúcar!

Chelsea Market chalait

CHALAIT:

Ya se trate de un desayuno, un almuerzo o un aperitivo, Chalait es la elección perfecta si quieres algo healthy pero sabroso. Aquí puedes probar el té verde matcha de tantas formas que te volverás loco, como por ejemplo en cappuccino o milkashake, por darte algún ejemplo. Para acompañar, tostadas de aguacate o de salmón, sándwiches y, para aquellos que no pueden renunciar al dulce, yogur con cereales o suaves brioches.

Chelsea Market dicksons farm stand

FARMSTAND DE DICKSON:

Carnicería y delicatessen, en Dickson’s Farmstand, los carnívoros se sentirán como en casa. La carne de vaca, el cordero, el cerdo, la cabra y las aves de corral provienen de granjas sostenibles a las afueras de Nueva York, se alimentan con productos orgánicos y se crían libres de hormonas ni antibióticos. Si al entrar ya te suena la tripa al ver un apetitoso pollo asado, no te preocupes, puedes disfrutarlo acompañado de un buen acompañamiento, o tal vez apostar por uno de sus famosos sándwiches.

Chelsea Market very fresh noddles

VERY FRESH NOODLES:

Puede que la presentación de los platos deje un poco que desear pero, si eres amante de esta comida, Very Fresh Noodles merece tu atención: noodles calentitos con caldo, carne y verduras servidos en un plato de papel sin pretensión alguna y después de haber sido elaborados frente a tus ojos. Eso sí, ármate de paciencia porque la cola, por desgracia, nunca falla.

Chelsea Market bukkadan

BUKKADAN:

Vamos a alejarnos por un momento de la idea que hemos creado hasta ahora del mercado de Chelsea; en el Bukkadan uno entra en un mundo paralelo. Es uno de los clubes más cool y glamurosos de Nueva York, y no es de extrañar: la enorme mesa coronada por espectaculares lámparas de araña, la iluminación tenue y los techos altos te dejan sin aliento. Para colmo, un menú asiático digno de aplaudir que te hará olvidar el precio de cada plato. Nuestro tour de hoy termina aquí, y a ti, ¿qué te apetece probar?

Allegra Germani
Allegra di nome e di fatto, ho 22 anni, studio Scienze Gastronomiche e non so ancora cosa fare della mia vita se non girare il mondo per riempirmi gli occhi e la bocca di cose buone.