EcologíaHot TopicMedio AmbienteSin categoría

Cambio climático: el invierno en Australia desaparecerá en el año 2050

En vez del invierno en Australia, un nuevo verano podría llegar con temperaturas superiores a los 40°C. La culpa es del cambio climático.

El cambio climático hará desaparecer el invierno en Australia para el año 2050. Esto es lo que señala un estudio de la Australian National University (ANU). Una reciente predicción basada en datos sobre el cambio climático en el continente australiano ha permitido anticipar cómo será el invierno en los próximos 30 años. La realidad es que el invierno australiano tendrá muy poco frío.

Cambio climático invierno Australia

Adiós al invierno en Australia, la culpa es del cambio climático

Ya no hay medias estaciones: en Australia existe el riesgo de que ni siquiera haya estaciones reales. En este caso es el invierno el que corre el riesgo de desaparecer completamente del continente. Esta situación se podría dar en un futuro no muy lejano: los australianos podrían tener un súper verano de 5 meses en aproximadamente treinta años. Como responsable – no hace falta decirlo – el calentamiento global.

Australia cambio climático

Los investigadores de la ANU han utilizado los datos de la Oficina Meteorológica Australiana y los datos climáticos a disposición de los agricultores. Al cruzar los datos históricos con las proyecciones para el futuro, los investigadores observaron la preocupante perspectiva de que en los próximos años ya no habrá un invierno en Australia lo suficientemente largo como para considerarlo una estación completa. En algunas zonas de Australia, la situación es especialmente grave. La ciudad de Sídney, por ejemplo, podría tener un verano extremadamente largo y caluroso con temperaturas por las nubes durante meses.


El invierno en Australia se convertirá en un nuevo verano

Australia es conocida por ser generalmente calurosa todo el año, incluso en las temporadas invernales. Sin embargo, según los investigadores, para el año 2050 las personas que viven en el continente vivirán la primavera, el verano, el otoño y… otro verano. Tradicionalmente, el invierno australiano transcurre entre junio, julio y agosto, mientras que el verano transcurre entre diciembre, enero y febrero. Según las nuevas previsiones la fase de altas temperaturas en el continente durará, dependiendo de la zona, desde noviembre hasta finales de marzo, con el consiguiente desplazamiento del otoño y la primavera, hasta el punto de no tener ya una temporada de frío, salvo unos pocos días en julio. En comparación, es como si en nuestro hemisferio el verano durara de mayo a octubre, el otoño durara hasta finales de enero y el «invierno» quedara relegado a unos pocos días en febrero.

invierno Australia verano

Los investigadores han rebautizado la nueva estación de calor extremo como «nuevo verano». La inquietante perspectiva planteada por la ANU es una vez más una llamada de atención y una invitación a los gobiernos para que afronten de inmediato el problema del cambio climático. Si no hacemos nada, la alternativa es un aumento de las temperaturas que modifique por completo el mundo al que estamos acostumbrados, hasta el punto de hacer desaparecer toda una estación.

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.