EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Bananas en peligro de extinción, sólo los cultivos orgánicos pueden salvarlas

Las bananas están en peligro de extinción y sólo los cultivos orgánicos podrían salvarlas de forma natural, aunque también es responsabilidad de los consumidores.

Llegan malas noticias para los numerosos amantes que tiene esta fruta y desafortunadamente, la situación es la siguiente: las bananas están en peligro de extinción y, no es la primera vez que sucede. La única forma de salvarlas de forma natural es a través de la ecología y los cambios que conlleva, especialmente a nivel de los cultivos.

Bananas peligro extinción

Bananas en peligro de extinción: la salvación entre la ecología y los OGM

Es una de las frutas más queridas y consumidas en el mundo, pero hoy en día existe el riesgo real de que desaparezcan. Las bananas están en peligro de extinción por segunda vez en la historia, y es por eso por lo que hay que tomar medidas drásticas. A finales del siglo XX, una enfermedad fúngica llamada Black Sigatoka comenzó a diezmar las plantaciones de bananos. La variedad que satisfacía la demanda mundial era la Gros Michel que, debido al patógeno, fue prácticamente erradicada. Para protegerse, los productores optaron por otra variedad que en su momento era resistente al hongo infectante, el Cavendish. Sin embargo, parece que nadie ha aprendido la lección.

Bananas peligro extinción OGM

Hoy en día, las bananas vuelven a estar en peligro a causa del cambio climático, la Black Sigatoka y una nueva amenaza llamada Enfermedad de Panamá. Pero los productores están cometiendo los mismos errores del pasado: depender de una sola variedad, monocultivos interminables y usar grandes cantidades de pesticidas. Todos estos elementos unidos a la escasa variabilidad genética de las plantas hacen que el banano sea extremadamente vulnerable. Los científicos afrontan el problema investigando con organismos modificados genéticamente, aunque la agricultura orgánica podría ser una solución más natural y preferible, sin excluir que ambos conceptos pueden coexistir. La adopción de cultivos orgánicos y la promoción de la diversidad, de acuerdo con el medio ambiente y las leyes naturales, haría que las plantas fueran más resistentes a los patógenos y que los cultivos fueran menos invasivos.


Sin embargo, salvar las bananas de la extinción a través de medios orgánicos depende sobre todo de los consumidores. Su actitud a la hora de comprar es la mejor manera de cambiar la dirección del mercado, quizás hacia un mañana más sostenible. Así que cuidado: las bananas no son todas iguales y su futuro depende del compromiso de todos.

Fabrizio Inverardi
Chitarrista, motociclista, da sempre appassionato di scienza, tecnica e natura. Sono laureato in Psicologia del Lavoro e della Comunicazione. Curioso per natura amo i viaggi, il buon vino e scoprire cose nuove. Da qualche anno nel settore del marketing digitale e della comunicazione.