CienciaMedio Ambiente

Agua en el desierto: Desde Berkeley nos llega la solución para la falta de agua

El último prototipo de colector de humedad es capaz ya de producir agua en el desierto. La falta de agua podría ser un recuerdo lejano gracias a la Universidad de Berkeley.

La Universidad de Berkeley, en California, ha conseguido producir agua en el desierto de Arizona gracias a su último prototipo de colector de humedad. La falta de agua podría convertirse en un mero recuerdo para muchas regiones áridas del planeta, el prototipo de hecho funciona simplemente gracias al ciclo nocturno sin necesidad de suministrarle energía. La tecnología es relativamente económica y podría marcar la diferencia en aquellas áreas del planeta que sufren de escasez de agua.

Agua en el desierto Desde Berkeley nos llega la solucion

El agua en el desierto ya es posible

La idea de base es simple: incluso en las regiones más secas, nuestra atmósfera es rica en agua. Ser capaz de recolectarla para hacerla potable significaría un cambio fundamental para aquellas áreas afectadas por la falta de agua. Un equipo de investigadores californianos se adentró el pasado mes de octubre en el corazón del desierto de Arizona con el fin de conseguirlo. Gracias a un colector de humedad de última generación, los investigadores pudieron recoger agua potable del aire sin utilizar ninguna fuente de energía externa. De hecho, el colector pudo operar simplemente gracias al ciclo día-noche, en un clima extremadamente seco y potencialmente con un coste insignificante en comparación con otras soluciones similares.

Acqua deserto Berkely

Los MOF ¿la solución a la falta de agua?

El encargado de hacer posible la extracción de agua en el desierto, es un nuevo material llamado MOF-801, compuesto principalmente por el costoso circonio y capaz de absorber el agua del aire. El material puede recolectar 200 ml de agua por kilo de material. Sin embargo, según Berkeley, una nueva generación de materiales llamada MOF-303, basados en aluminio, serían 150 veces más baratos y capaces de absorber el doble de agua, hasta 400 ml por kilogramo de material.

Acqua deserto

Los MOF (siglas de Marco Metálico-Orgánico en inglés) son estructuras metálicas que recuerdan a las estructuras orgánicas. Se trata de materiales porosos que, gracias a la presencia de orificios y canales en la estructura, aumentan exponencialmente la superficie interna, haciéndolos perfectos para absorber gases y líquidos de forma similar a una esponja.

Ya te habíamos hablado antes de una tecnología similar disponible para las viviendas. Sin embargo, los investigadores de Berkeley están listos para dar un paso más y hacer que todo el concepto de extraer agua del aire a bajo coste y sin consumir energía pase al siguiente nivel. Las próximas pruebas se llevarán a cabo este verano en el Valle de la Muerte de California, donde las temperaturas alcanzan los 50 grados durante el día y la humedad nocturna es ligeramente superior 25%. Esto les permitirá probar esta nueva tecnología en condiciones extremas.

Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.