vitaminas

Remedios naturales arrugas
Productos cosméticos

Remedios naturales contra las arrugas

Los remedios naturales contra las arrugas pueden ser una solución contra uno de los signos más evidentes de que el tiempo pasa para todos, un recordatorio en nuestra piel de que los años pasan inevitablemente. Estos surcos en la piel, alrededor de los ojos y los labios, son prácticamente imposibles de evitar, aunque se puede intentar alisarlos de forma natural utilizando unos simples ingredientes ricos en vitaminas y antioxidantes.

Remedios naturales arrugas

Clara de huevo

La clara de huevo es conocida como uno de los remedios naturales antiarrugas por excelencia y también tiene extraordinarias propiedades hidratantes para la piel. Esto serviría para hacer menos visibles las arrugas que se forman alrededor de los ojos y alrededor de la boca. Para aprovechar sus beneficios, basta con batir las claras de varios huevos en un pequeño cuenco y masajearlas sobre la piel, dejándolas reposar durante al menos 15 minutos antes de secarlas y enjuagarlas con agua tibia. Al hacerlo, las vitaminas B y la vitamina E trabajarán juntas para regenerar la piel. Los huevos también son ricos en proteínas que hidratan y calman la piel.

El limón

El limón es genial contra las arrugas faciales. Su jugo puede ser usado para masajes naturales en la piel y pequeñas arrugas en la cara. ¿Cómo usar lo que puede considerarse uno de los mejores remedios naturales contra las arrugas? Corta un limón en dos y masajéalo en la piel, o usa su jugo directamente. La acidez de esta preciosa fruta ayudará a la piel a lucir más brillante, reduciendo la aparición de arrugas: el ácido cítrico también actúa como un suave exfoliante, dejando la piel más suave.

Frutas y verduras

El estilo de vida es muy importante para prever su formación, por eso una dieta saludable es uno de los remedios naturales más eficaces contra las arrugas. Es esencial beber suficiente agua para hidratar la piel y consumir alimentos ricos en vitaminas, minerales y fibra, como las frutas y verduras. Las frutas y verduras frescas son ricas en vitamina A y ayudan a vigorizar y dar brillo a la piel. Su variedad de antioxidantes también es excelente para contrarrestar la formación de radicales libres y combatir la oxidación. Obviamente, los resultados no aparecen de la noche a la mañana pero, gracias a una dieta saludable, la piel se beneficiará de ellos.

Aceite de oliva

Uno de los remedios naturales más utilizados contra las arrugas es el aceite de oliva, que ayuda a mantener la piel elástica y suave. Con el avance de la edad, la piel a menudo pierde su elasticidad, firmeza y tono. Para beneficiarse de ello, simplemente masajea suavemente unas gotas de aceite en tu cara antes de dormir y sécate con una toalla suave. Este método le permitirá despertar con una piel más sana, suave e hidratada. El aceite de oliva es rico en ácidos grasos omega-3, con propiedades antiinflamatorias.

Finalmente, después de descubrir cómo eliminar las arrugas, además de una dieta saludable y estos pequeños remedios naturales, recordad que masajear la piel – con una loción suave – puede ser de gran ayuda. Ya sea que se trate de limón, aceite de oliva, clara de huevo o cualquier otra cosa, cualesquiera que sean los remedios naturales contra las arrugas que elijáis, recordad concentraos en áreas como el cuello, el contorno de los ojos y la frente: al hacerlo, mejorará el flujo sanguíneo de la piel y promoverá la liberación de nutrientes y oxígeno, además de facilitar el drenaje linfático del líquido que puede conducir a la hinchazón de la cara y los ojos.

Diferencia limones limas
ComidaFrutas y Vegetales

Limones vs. Limas: ¿cuál es la diferencia?

Los limones y las limas son dos tipos de fruta que, aunque genéticamente diferentes, están estrechamente relacionados.

Algunos expertos creen que los limones fueron creados como un híbrido de lima y cedro. Sin embargo, esta es simplemente una de las muchas teorías acerca de su origen. Tanto los limones como las limas – así como las naranjas, las mandarinas, el cedro y los pomelos – pertenecen a la categoría más amplia de los cítricos.

Los limones y las limas se cultivan ahora en todo el mundo. Los limones -conocidos formalmente como Citrus limon- suelen cultivarse en climas moderados, mientras que las limas -o Citrus aurantifola- crecen mejor en regiones tropicales y subtropicales.

Estas dos frutas son bien conocidas por su sabor ácido y están presentes en una variedad infinita de recetas en todo el mundo. Se pueden utilizar en la cocina, en la conservación de alimentos o simplemente para dar sabor.

Los aceites esenciales de limón y lima se utilizan a menudo con fines cosméticos y medicinales. También se incluyen en muchos productos de limpieza para el hogar debido a sus fragancias y propiedades antibacterianas.

Diferencia limones limas

Limón y lima: muchas características en común

Aunque los limones y las limas son frutas claramente diferentes, comparten muchas de las mismas características, especialmente en lo que respecta a su valor nutritivo y a los beneficios que aportan a nuestra salud.

En términos de contenido de macronutrientes – carbohidratos, proteínas y grasas – los limones y las limas son esencialmente idénticos.

Los limones proporcionan más vitamina C que las limas, pero ambos contribuyen significativamente a esta vitamina.

En general, los limones proporcionan un poco más de vitaminas y minerales, incluyendo potasio, ácido fólico y vitamina B6.

El limón y la lima: beneficios para la salud

En la fitoterapia tradicional los cítricos se utilizan por sus beneficios medicinales. La vitamina C es conocida por sus propiedades antioxidantes y desempeña un papel importante en el sostenimiento de un sistema inmunológico saludable.

En un estudio con ratones se ha observado que el ácido cítrico -un compuesto específico que se encuentra en los cítricos- tiene un efecto protector contra la inflamación del cerebro y el hígado (Citric Acid Effects on Brain and Liver Oxidative Stress in Lipopolysaccharide-Treatated Mice J Med Food. 2014).

Sin embargo, la investigación sobre los posibles beneficios medicinales y farmacológicos de los limones y las limas se limita actualmente a estudios en animales y en tubos. En última instancia, es necesario seguir investigando para determinar si estos frutos pueden crear efectivamente ciertos beneficios para los seres humanos.

Diferente sabor y apariencia

Aunque los limones y las limas tienen muchas similitudes, también tienen algunas diferencias evidentes.

Diferencias físicas

Tal vez una de las diferencias más obvias entre los limones y las limas es su apariencia. Los limones suelen ser de color amarillo brillante, mientras que las limas suelen ser de un tono verde brillante. Sin embargo, algunos tipos de lima se vuelven amarillos al madurar, lo que hace más difícil distinguirlos.

Las limas también son más pequeñas y redondas que los limones. Pueden variar de tamaño, pero normalmente tienen un diámetro de 3 a 6 centímetros.

En comparación, los limones tienden a tener 7-12 centímetros de diámetro y tienen una forma más ovalada u oblonga.

Diferencias en el sabor

En cuanto al sabor, estos dos cítricos son similares, aunque los limones tienden a tener un regusto ligeramente dulce, mientras que las limas son generalmente más amargas.

La lima se describe a veces como más ácida que los limones, pero esto puede tener más que ver con su amargura. Esta percepción también varía según los gustos individuales.

Diferentes usos de la cocina

Cuando se trata de cocinar, ambos cítricos se usan de manera similar. Ambos hacen excelentes aportaciones a los aderezos de ensaladas, salsas, marinadas, bebidas y cócteles.

Debido a que las limas son más amargas, a menudo se reservan para los platos salados, mientras que el dulzor de los limones se presta a aplicaciones más amplias tanto en los platos salados como en los dulces.

Obviamente no es una regla: siempre hay excepciones. Por ejemplo, la lima es el principal ingrediente de algunas bebidas dulces como el cóctel Margarita.

Estos dos tipos de cítricos pueden utilizarse indistintamente en diversos escenarios de cocina sin arruinar el plato, pero es importante tener en cuenta el equilibrio agridulce.

Los limones y las limas son dos cítricos populares que ofrecen una amplia variedad de opciones en la cocina, la medicina y los cosméticos.

Desde el punto de vista nutricional, son casi idénticos y ácidos, pero los limones tienden a ser más dulces, mientras que las limas tienen un sabor más amargo.

Sandia negra black perl
ComidaFrutas y Vegetales

Sandía negra black pearl: dulce y sin semillas

La sandía negra, también llamada sandía black pearl (o pearl black), es un fruto con características muy apreciadas tanto desde el punto de vista nutricional como del sabor.

Sandia negra black perl

La sandía negra es una variedad de sandía que puede reconocerse fácilmente por el color casi negro de su piel. La sandía black pearl es considerada una de las sandías más dulces y crujientes del mercado.

Este nivel de dulzura es superior a las sandías tradicionales y no debe preocupar a los amantes de la dieta, ya que el nivel de calorías es siempre muy bajo.

La sandía negra, con un porcentaje de agua aproximadamente del 90% de su contenido, es la fruta ideal para el verano, ya que ayuda a mantener una hidratación óptima, facilitando la eliminación de toxinas en el cuerpo.

Además, la sandía negra, como otras sandías, es rica en vitaminas y minerales de gran valor como el calcio, el potasio y el hierro. El color rojo de la pulpa de la sandía negra también indica la presencia de licopeno: un hidrocarburo isómero acíclico de betacaroteno muy importante en la lucha contra los radicales libres y el envejecimiento celular.

Otras características de la sandía negra son su particular digestibilidad y la presencia de pocas semillas, blancas y blandas. Por lo tanto, estas semillas pueden ingerirse sin problemas y no causan ninguna molestia durante la masticación.

La sandía negra black pearl es sin duda una fruta menos conocida que las variedades tradicionales de sandía. Sin embargo, su presencia en los supermercados y en las mesas está creciendo rápidamente, tanto que algunos piensan que en los próximos años la sandía negra superará, en número de ventas, a la variedad tradicional con cáscara verde.

SaludSuplementos alimenticios

Vitamina c: para qué sirve, beneficios y cuáles son los alimentos más ricos

La vitamina C es un valioso aliado del sistema inmunológico y además facilita la prevención del envejecimiento. La vitamina C aporta muchos beneficios: es una vitamina hidrosoluble muy importante para nuestro bienestar. Evita la aparición de carencias que darían lugar a diversos trastornos como la fatiga, la anemia, la debilidad, el dolor muscular y la falta de apetito. ¿Pero para qué sirve la vitamina C? ¿Cuáles son los alimentos más ricos en ella?

Qué hace: los beneficios asociados a la vitamina C

El ácido L-ascórbico o vitamina C es una de las vitaminas más valiosas para la salud de nuestro cuerpo. Tiene incontables beneficios, entre ellos:

  • Fortalece el sistema inmunológico, por lo que la vitamina C es especialmente útil en otoño e invierno para contrarrestar la aparición de la gripe y los resfriados; protección de la piel, gracias a sus propiedades antioxidantes que combaten los radicales libres, los cuales
  • Mayor absorción de hierro, cuando se combina con alimentos que contienen tanto hierro como vitamina C: lo ideal es tomar un zumo de naranja o limón exprimido junto con legumbres o verduras ricas en hierro;
  • Ayuda al corazón beneficiando el sistema cardiovascular.

Sin embargo, la comunidad científica está de acuerdo en que la vitamina C debe ser considerada como una sustancia que debe ser complementada sólo en caso de estrés físico extremo y no que no está particularmente relacionada con los beneficios frente resfriado y la gripe.

¿Qué alimentos son los más ricos en vitamina C?

¿Dónde se encuentra la vitamina C? Las verduras y la fruta son alimentos ricos en esta preciada vitamina. Las uvas contienen aproximadamente 340 mg de vitamina C por cada 100 gramos de producto, así como sales minerales como zinc, hierro y potasio y vitaminas A y B. Encontramos también pasas de Corinto con unos 200 mg y los kiwis con 85 mg, también ricos en vitamina E, potasio, cobre y hierro. La papaya contiene 60 mg, las fresas 54 mg – éstas también son ricas en manganeso – y las naranjas y los limones 50 mg: estas dos últimas frutas – a diferencia de lo que se podría pensar – no están en la parte superior de la lista de alimentos con más vitamina C, pero los podemos encontrar durante el otoño y el invierno, cuando la gripe está en su apogeo. Le siguen la piña (47,8 mg), las mandarinas (42 mg), los pomelos (40 mg), los melones (32 mg) y las cerezas (10 mg).

Si hablamos de verduras, los pimientos rojos y amarillos son los máximos exponentes con 166 mg por cada 100 gramos de producto y también contienen beta-caroteno, vitaminas del grupo B y sales minerales como magnesio, calcio, hierro y potasio. También encontramos perejil (162 mg), pimientos verdes (127 mg) y nabos (110 mg) con propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias, así como rúcula (110 mg), coles de Bruselas (81 mg), coliflor (59 mg), lechuga (59 mg) y brócoli (54 mg): estos últimos también contienen pocas calorías y son ricos en sales minerales – como el fósforo, hierro, potasio y calcio – y vitaminas B. Las espinacas, que contienen aproximadamente 54 mg de vitamina C, también son ricas en hierro y vitamina K, lo que favorece la coagulación de la sangre y reduce la fatiga. También hay que mencionar las verduras como el repollo (52 mg), la achicoria (46 mg), los tomates (43 mg), las habas (33 mg) y los guisantes (32 mg).

La dosis diaria de vitamina C

A título indicativo, para evitar deficiencias, la dosis mínima diaria de vitamina C es de unos 90 mg al día para los hombres y 75 mg para las mujeres. Sin embargo, el consejo es siempre preguntar a vuestro médico, para que podais tomar la dosis que se ajuste a vuestras necesidades, para que apreciéis mejor sus beneficios.

La información contenida en este artículo está destinada únicamente a fines informativos y divulgativos y no debe entenderse de ninguna manera como un diagnóstico, pronóstico o terapias para sustituir a cualquier fármaco en curso. Bajo ninguna circunstancia, reemplace a un médico especialista. El autor y el sitio rechazan cualquier responsabilidad con respecto a cualquier reacción no deseada.