Suecia

primera carretera recarga los coches eléctricos transporte
Energías renovablesMedio Ambiente

La primera carretera que recarga los coches eléctricos se llama eRoadArlanda

Suecia inaugura la primera carretera del mundo capaz de recargar los coches eléctricos, un proyecto llamado eRoadArlanda que contempla la aplicación de una novedosa tecnología a una escala nunca vista. Además, para una nación que aspira a eliminar el 70% del sector del transporte para 2030, este es un paso completamente natural. Una «recarga dinámica» capaz de comprender qué tipo de vehículo se está desplazando por la calzada.

primera carretera recarga los coches eléctricos eRoadArlanda

Un camino tecnológico

El costo será de un millón de euros por kilómetro y se aprovechará de un gancho extraíble especial adherido a la parte inferior del vehículo que cabe en los railes especiales inmersos en el asfalto: cuando se realiza la conexión, la corriente pasa de la carretera a la batería del coche, recargándola.

Por ahora, la tecnología aún se encuentra en la fase experimental, y por lo tanto, solo podrá abastecer a los camiones del servicio postal sueco en un tramo de 2 kilómetros. El sistema puede reconocer un vehículo específico y evaluar su consumo a largo plazo. Por otro lado, las secciones, de unos 50 metros cada una, son independientes entre sí y se encienden o apagan dependiendo de la presencia o no de vehículos, a fin de evitar cualquier malgasto.

primera carretera recarga los coches eléctricos transporte

Durante el adelantamiento, el gancho se desconecta automáticamente, para no condicionar al automóvil, y la corriente se activa solo cuando se mueve, para evitar así la peligrosa acumulación de energía. Si el experimento funciona, abastecerá a los 20.000 km restantes de las autopistas suecas, a fin de compensar la mayor desventaja que hasta ahora tenían los vehículos eléctricos: su falta de autonomía.

albóndigas IKEA
ComidaDelicatessen

Las albóndigas de IKEA no son suecas, sino turcas

Ha caído un mito: las icónicas albóndigas de IKEA no son suecas, sino turcas. Es muy probable que, si has estado en algunas de las tiendas de muebles más famosas del mundo, hayas probado las famosas albóndigas. Todavía no está claro a qué se debe esta confesión, pero periódicos internacionales como el New York Times se preguntan qué repercusiones podría tener esto en la cadena sueca.

Las albóndigas de IKEA no son suecas, sino turcas

Las albóndigas suecas del rey Carlos XII

En el tweet publicado en el perfil oficial de Suecia, Sweden.se, se puede leer que las albóndigas suecas se basan en una receta que el rey Carlos XII trajo de regreso a su tierra natal desde Turquía, hace unos tres siglos. Las reacciones no se hicieron esperar, tenieno en cuenta como IKEA ha contribuido a hacer que este plato sea conocido en todo el mundo: hay quienes proponen que le cambien el nombre al kofte turco y quienes confiesan que su vida nunca será la misma.

Las albóndigas suecas del rey Carlos XII

Algunos también subrayan cómo junto a esta receta se trajeron otros productos a Suecia, como el café o la col estofada. Por otro lado, es bien sabido que muchos alimentos continúan siendo objeto de debate en lo que respecta a sus orígenes. Buen ejemplo de ello es la Tarta Sacher, las patatas fritas de bolsa, la pasta italiana o incluso los croissants: todos ellos productos de lo más emblemáticos y cuyos orígenes merecen ser desempolvados.

albóndigas IKEA

El motivo por el cual este problemilla ha tenido tanta repercusión es que 2 millones de estas albóndigas se consumen cada día en todo el mundo. En Turquía, este manjar sigue siendo un alimento de lo más popular, y para más inri, en el país que ha concebido la receta, no dejan de comer las de IKEA. Extraño, ¿no?