sal

Sal en la cerveza
BebidaCerveza

La sal en la cerveza: he aquí el secreto para exaltar su sabor

Una pizca de sal y la cerveza se vuelve más sabrosa. A los que simplemente les gusta tomarse un par de cervezas durante el fin de semana el truco les sonará extraño. Sin embargo, los amantes de la cerveza lo conocen bien y lo recomiendan a los catadores exigentes. Añadir un poco de sal de mesa en el vaso permite potenciar los sabores del lúpulo y la malta de forma natural.

Sal en la cerveza

Cuánta sal poner y qué cerveza elegir

Las propiedades de la sal, de hecho, ayudan a reducir el amargor de la cerveza y, al favorecer la formación de burbujas, intensifican la creación de espuma.

La técnica produce los mejores resultados con sólo algunas de las muchas variedades de cerveza disponibles hoy en día. Se recomienda especialmente con cervezas lager y de trigo, pero también con cervezas pale ale. Deben evitarse las cervezas muy fuertes como la Porter (cerveza que mezcla maltas oscuras), la Stout (versión menos fuerte de la Porter, siempre oscura y de alta fermentación) y la Ipa. Pero ¿cuánta sal es necesaria para obtener esta explosión de sabores?

La sugerencia es comenzar con una cantidad muy pequeña y luego aumentar la dosis. Demasiado riesgo de arruinar el placer de beber. Hay dos opciones para la degustación: añadir una pizca directamente en la cerveza después de servirla; o bien ensuciar el borde del vaso con sal, justo donde se apoyarán los labios para saciar la sed. Si el experimento resulta positivo, puedes repetirlo mezclando la cerveza con ingredientes de sabor más fuerte como el limón, la lima y la naranja (muy adecuados para la cerveza de trigo).

Cervezas saladas (y afrutadas)

Los amantes del lúpulo saben muy bien que las cervecerías más vanguardistas llevan años experimentando con recetas cada vez más curiosas. Los cerveceros utilizan cada vez más la sal, los cítricos, diversas frutas y especias. Estos son algunos tipos de cerveza en los que se pueden encontrar:

  1. la Gose, nacida en Alemania (con un pariente muy lejano en Bélgica) se fermenta con sal; ligeramente amarga y ácida, mezcla malta de cebada y malta de trigo a las que luego se añade levadura, ácido láctico para intensificar el sabor y un puñado de cilantro para hacerla aromática y refrescante, característica que, junto con una baja graduación alcohólica, la hace excelente para el verano;
  1. la American Gose, es una variante de la Gose nacida en Estados Unidos que añade hierbas, especias y frutas a la receta clásica, como albaricoque, cereza, fruta de la pasión, granada, melocotón y melón; la sal tiene el poder de acentuar el sabor de la fruta;
  2. También hay cervezas menos conocidas que se sirven con sal, como la michelada mexicana (cerveza con zumo de lima, especias y diversas salsas en un vaso con el borde ensuciado con sal) y la chelada (cerveza con adición de sal y lima).

Cervezas extrañas para los tradicionalistas de la rubia de barril. Para acercarse a este tipo de cerveza, el consejo es comenzar con la Gose más clásica y menos afrutada. El lúpulo, de hecho, tiende a perderse en estas variantes hasta el punto de estar totalmente ausente del sabor y los amantes de la cerveza clásica pueden sentirse desorientados ante opciones demasiado atrevidas. Las cervezas Gose combinan bien con platos de sabores fuertes, como los de la cocina japonesa, coreana y mexicana, pero también con el pescado a la parrilla.

sal integral
ComidaDelicatessen

Sal integral vs sal común

La sal integral es diferente de la sal común: está menos refinada y se obtiene directamente de las salinas a través de un proceso de evaporación que, para bien o para mal, ha permanecido invariable durante miles de años. La principal diferencia se encuentra en el contenido de sales minerales, consideradas como impurezas, y que posteriormente son eliminadas en el proceso de refinación. Pero hay otra diferencia entre aquella integral y aquella común, y también tiene que ver con el agua.

Sal integral vs sal común

La sal integral

Cuando se piensa en la diferencia que existe entre la sal integral y la sal común, comenzamos distinguiendo el proceso de extracción de estos dos ingredientes. La sal integral, como hemos anticipado, se extrae exclusivamente de las salinas, mediante un proceso de evaporación. El agua se deposita en tanques especiales y después de unos pocos pasos – y bastante tiempo – lo que queda es un simple sedimento cristalino, compuesto principalmente de cloruro de sodio – NaCl – el nombre técnico de la sal común.

Cuando decimos que la sal integral se compone en gran parte de NaCl hablamos de un porcentaje cercano al 98%, que puede variar ligeramente según el fabricante. El resto son sales minerales, que contribuyen a dar a la sal un color grisáceo muy particular. Contiene:

  • Calcio
  • Potasio
  • Azufre
  • Magnesio

en mayores cantidades, mientras que se pueden detectar trazas de:

  • Fósforo
  • Yodo
  • Manganeso
  • Cobre
  • Zinc

Todos estos minerales contribuyen a dar un color especial a la sal, que es mucho más grisácea que la sal para cocinar clásica. Ni siquiera se utilizan aditivos – sí, la sal común puede tener aditivos – por lo que puede parecer más húmeda y grumosa que la sal común.

sal integral

La sal común

Si la sal no refinada se extrae exclusivamente del agua de mar, la sal común puede provenir de depósitos en tierra firme, de minas de sal donde esta sustancia se ha acumulado por la evaporación de océanos enteros. En este caso se le llama sal gema, y una vez extraída se procesa para eliminar todas las impurezas.

El resultado es un producto extremadamente blanco, con gránulos homogéneos, pero privado casi totalmente de sales minerales. Sin embargo, hay que decir que en nuestra dieta diaria apenas hay necesidad de integrar los minerales mencionados a través de la sal: las cantidades de cloruro de sodio a tomar son limitadas, hasta el punto de que las trazas de minerales en su interior todavía no podrían afectar nuestra nutrición de una manera mensurable.

Sal marina
DelicatessenHot TopicMedio Ambiente

Sal marina: cada vez más contaminada por los plásticos

El mundo está cada vez más contaminado por el omnipresente plástico. Los filamentos microscópicos ahora también se encuentran en la sal marina, lo que demuestra cómo nuestro hábito de envolver todo en delgadas capas de plástico acabará volviéndose en nuestra contra y terminando en la cadena alimenticia, con resultados inciertos sobre nuestra salud.

Sal marina

Sal bajo el microscopio

Investigadores de la State University de Nueva York han puesto sal marina bajo el microscopio y los resultados no son nada alentadores. De hecho, las observaciones han demostrado que las micropartículas de plástico han impregnado la sal marina en, al menos, Inglaterra, Francia, España, Estados Unidos y China. Según los investigadores, la mayor parte de la contaminación provendría de microfibras y plástico desechable, como, por ejemplo, el plástico utilizado para la producción de botellas de agua.

Sal marina plásticos

Aproximadamente 12 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos cada año y contribuyen a la contaminación omnipresente y, aparentemente, penetrante. La investigación ha analizado 12 tipos diferentes de sales, incluidas 10 sales marinas, compradas en supermercados de todo el mundo.

Efectos inciertos en la salud

El estudio encontró que a través de la ingesta de la cantidad recomendada de sal diaria (2.3 gramos), los consumidores pueden asimilar hasta 660 partículas de plástico al año. Cantidad que aumentaría, por supuesto, cuanto más te gustaran los alimentos salados.

Sal marina plásticos salud

El impacto de la ingestión de plástico en la salud humana es aún incierto. Los investigadores encuentran difícil realizar estudios a través de metodologías científicas porque, al parecer, es imposible encontrar un grupo de seres humanos no contaminados que puedan actuar como grupo de control.

Cada vez más investigaciones en todo el mundo

En los últimos años, investigaciones llevadas a cabo en España y China han arrojado resultados similares, demostrando que los productos del mar están irremediablemente contaminados por los microplásticos y cómo la presencia de estas micro partículas se ha convertido en una presencia de fondo en el ambiente marino. Una investigación española del año pasado puso 21 tipos de sal de mesa bajo el microscopio y encontró plástico en todas y cada una de las muestras. El tipo más común fue el tereftalato de polietileno, que es el material utilizado en la producción de botellas de plástico.

Sal marina plásticos investigaciones

En el mundo, se compran un millón de botellas de plástico por minuto y el número está destinado a cuadruplicarse para 2050. Según los expertos, la contaminación plástica habría alcanzado niveles mundiales que rivalizan con el cambio climático. Al igual que los antiguos romanos y sus tuberías de plomo, hoy en día nos estamos envenenando a nosotros mismos. Cambiar la marca o comprar sal rosa del Himalaya no ayuda mucho si el pescado que compras en el mercado también está contaminado. La única esperanza sería encontrar ya mismo alternativas al plástico, incluso si, a juzgar por las pruebas, puede que ya sea demasiado tarde.

Sal en las nubes
EcologíaMedio Ambiente

Sal en las nubes para refrescar el planeta

Sal en las nubes para enfriar el planeta: podría ser una solución viable para mitigar el actual proceso de calentamiento global. La idea es de Robert Nelson, del Planetary Science Institute, quien afirma que derramar sal en las nubes podría ayudar a frenar la energía del sol y refrescar así el planeta. Aun así no faltan las dudas.

Sal en las nubes para refrescar el planeta

Una pizquita de sal para ayudar al planeta

La idea de Nelson está inspirada en lo que ocurre durante las grandes erupciones volcánicas, en las cuales, importantes cantidades de minerales son emitidos a la atmósfera implicando un cierto grado de enfriamiento del planeta. Con la intención de replicar este fenómeno, el científico ha encontrado en la sal común el mejor elemento para reproducir este efecto. La hipótesis es que al «inyectar» cierta cantidad de sal en la troposfera, los rayos UV emitidos por el sol, podrían «reflejarse», limitando así su paso hacia nuestro planeta, lo que debería traducirse en una bajada de la temperatura.

Sal en las nubes

Sin embargo, hay algunas posibles contraindicaciones en detrimento de esta hipótesis. De hecho, tal y como señala el vulcanólogo Matthew Watson de la University of Bristol, el cloro contenido en la sal podría afectar a la capa de ozono presente en la estratosfera, causando de este modo un efecto totalmente opuesto al deseado. Además, la escasez de agua presente en la estratosfera y la fuerte atracción de la sal, incluso en pequeñas cantidades, podría influir en las formaciones de nubes de cirro (pequeñas nubes de gran altitud) con consecuencias impredecibles. Una posible solución a este problema podría ser, según Nelson, la de esparcir sal a un nivel inferior: en la parte superior de la troposfera. Sin embargo, el científico señala que, en cualquier caso, esto sería solo una solución paliativa y que la verdadera lucha contra el calentamiento global sigue pasando por la reducción de las emisiones de CO2.

usar sal salud
NutriciónSalud

¿Por qué usar demasiada sal puede hacerte daño?

Usar demasiada sal puede hacernos daño, todos lo sabemos ya a estas alturas, pero entender lo que significa «demasiado» no es tan sencillo, especialmente si piensas en lo útil que puede ser para mejorar nuestros platos. El Ministerio de Salud recuerda, con motivo de la Semana Mundial de Concienciación sobre la reducción del consumo de sal en los alimentos, que hasta el 90% de la población consume más sal de la que debieran. La OMS recomienda no exceder los 5 gramos por día, pero ¿por qué el cloruro de sodio, término científico para la sal, es tan peligroso?

usar demasiada sal puede hacerte daño

Usar demasiada sal es perjudicial

El peligro fundamental que presenta la sal es su tendencia a influir en la presión arterial, lo que aumenta la posibilidad de contraer enfermedades relacionadas con los vasos sanguíneos, el corazón y los riñones, sin mencionar algunas investigaciones que la relacionan también con tumores estomacales.

No es tanto la sal en sí la que es tan peligrosa sino el sodio que la produce, aunque debe decirse que, en verano, o cualquier caso en el que realicemos esfuerzos físicos intensos con sudoración asociada, aumenta la necesidad de este elemento. Otra forma en que la sal puede ser nociva es la osteoporosis, ya que parece reducir la asimilación de calcio de la dieta.

usar sal salud

Pero ¿qué podemos hacer para mantener bajo control el índice de sodio en nuestros cuerpos? La SINU, la Sociedad Italiana de Nutrición Humana, establece en un informe que no existe una clasificación «oficial» para categorizar alimentos con contenido de sal bajo, medio o alto. Por otro lado, el contenido de sodio y no de sal a menudo se informa en las etiquetas: por cada gramo de sal, debemos considerar 0.4 / 0.5 gramos de sodio. Según la Unión Europea, describir un alimento como «bajo en sal» implica una cantidad inferior a 0.3 g / 100 g. Por lo tanto, presta mucha atención a los reclamos, a las etiquetas y no agregues demasiada sal a tus platos.

La información contenida en este artículo está destinada únicamente a fines informativos y divulgativos y no debe entenderse de ninguna manera como un diagnóstico, pronóstico o terapias para sustituir a cualquier fármaco en curso. Bajo ninguna circunstancia, reemplace a un médico especialista. El autor y el sitio rechazan cualquier responsabilidad con respecto a cualquier reacción no deseada.