remedios naturales

Principios naturopatía
MedicinaSalud

Qué es la naturopatía

La naturopatía es el conjunto de prácticas de medicina alternativa holística que tienen como objetivo estimular la capacidad innata del cuerpo para la autocuración (homeostasis). No pretende ser un sustituto de la medicina tradicional, sino una ayuda para el paciente en el proceso de curación, ayudándole a encontrar en sí mismo la fuerza física y mental para vencer la enfermedad.

naturopatia

Un poco de historia de la naturopatía

Los principios de la naturopatía moderna no fueron catalogados hasta finales del siglo XIX. Estamos en los Estados Unidos y gran parte del trabajo ha sido realizado por John Schell, quien acuñó por primera vez el término naturopatía. No sabemos a ciencia cierta si la etimología deriva del inglés Nature’s Path (Camino de la naturaleza) o de los términos griegos Natura y Pathos (empatía con la naturaleza). En ambos casos se manifiesta el vínculo indisoluble que esta disciplina tiene con la naturaleza.

historia naturopatía

En realidad, la naturopatía ha sido una práctica muy extendida desde los tiempos de los antiguos griegos, aunque no estuviera catalogada con este termino. Hipócrates, el precursor de la medicina moderna, identificó la Vis Medicatrix Naturae, es decir, el poder curativo de la naturaleza, muy consciente del sutil vínculo que une a todo ser vivo con el mundo que le rodea.

naturopatía-antigua-historia

Principios de la naturopatía

Esta disciplina se basa en una serie de principios fundamentales:

  • No hacer daño, así que no utilice técnicas invasivas que vayan a suprimir los síntomas, sino que actúe sobre las causas;
  • Promover la autocuración, es decir, la capacidad innata del organismo de alcanzar un estado de bienestar;
  • Educar al individuo en estilos de vida más saludables, en armonía con el ciclo natural de la vida.

Este último es quizás el aspecto más importante de toda esta disciplina que, como hemos dicho, no debe ser visto como un sustituto de la medicina alopática, es decir, la medicina tradicional, sino más bien como un complemento. El naturópata no es un médico, sino una persona que a través de técnicas bioenergéticas os ayuda a volver a estar en sintonía con el mundo natural. Entre las distintas técnicas alternativas que existen, las más conocidas son los masajes, la reflexología podal, la hidroterapia, la cromoterapia y la aromaterapia.

Principios naturopatía

A través de un enfoque holístico, el cuerpo es estimulado a alcanzar un estado de bienestar con paciencia, delicadeza y respeto. No hace falta decir que la nutrición desempeña un papel fundamental en el despertar de la energía vital. La dieta, en particular, debería estar compuesta por un 60% de hidratos de carbono, un 15% de proteínas y un 25% de lípidos, respetando también las siguientes indicaciones:

  • Elección de alimentos simples, naturales y posiblemente integrales y orgánicos;
  • Evitar los alimentos en conserva;
  • Seguir una dieta variada;
  • Eliminar o al menos reducir los «venenos blancos»: sal, azúcar, harina 00 y leche;
  • Decantarse por proteínas vegetales en lugar de proteínas animales;
  • Aumentar el consumo de pescado.

Para terminar hay que destacar, sin embargo, que Italia es el único país de Europa en el que la naturopatía no está regulada. La razón por la que el proyecto de ley se mantiene firme desde 2010 es que esta disciplina no se limita a un carácter auxiliar para los enfermos, sino también curativo, por lo que entra dentro del campo de la medicina que prevé un examen estatal y la inscripción en el orden de los médicos.

En realidad, el enfoque holístico, ya en la base de la medicina tradicional antigua, podría ser de gran ayuda para el paciente, si se combina con la medicina tradicional.

Homeopatía y fitoterapia cara a cara
MedicinaSalud

¿Cuál es la diferencia entre la homeopatía y la fitoterapia?

¿Cuál es la diferencia entre la homeopatía y la fitoterapia? Para muchos, estos dos términos indican el mismo tipo de «medicina», sin embargo, hay notables diferencias entre estas dos prácticas, no son en absoluto sinónimos. Y la diferencia radica no solo en los principios utilizados, sino en la propia filosofía subyacente que las caracteriza, sobre todo, a la homeopatía.

diferencia homeopatía fitoterapia

Homeopatía y fitoterapia cara a cara

Comencemos por la fitoterapia, ya que esta práctica es probablemente el primer borrador de la medicina moderna. Aunque el término haya sido acuñado recientemente, desde el principio de los tiempos, los hombres han usado los ingredientes activos presentes de forma natural en las plantas con fines terapéuticos. Por ejemplo, el ácido salicílico, del cual deriva el ingrediente activo de la tan famosa aspirina, el ácido acetilsalicílico, originalmente se extraía de la corteza de sauce y abedul. Se trata de un concepto más amplio que el de la homeopatía, la cual se considera un «sistema terapéutico específico». En otras palabras, no debería costarnos pensar que existen remedios homeopáticos que también se consideran fitoterapéuticos, así como que también se pueden encontrar en la medicina tradicional.

Homeopatía y fitoterapia cara a cara

Por otro lado, la homeopatía es algo muy diferente. El primero en desarrollar esta «medicina alternativa» fue Samuel Hahnemann en la primera mitad del siglo XIX. Uno de los principios más controvertidos en la base de esta práctica es el llamado Similia similibus curantur, que podríamos traducir como «lo similar cura lo similar». Este fundamento no tiene base científica, así como tampoco tiene base científica la memoria del agua, otro principio importante para el funcionamiento de la homeopatía. De hecho, para ser más precisos, debemos resaltar que hay múltiples estudios que indican la ineficacia de esta práctica, al menos más allá del efecto placebo.

En resumidas cuentas, recapitulando: curarse con los principios activos presentes en las plantas, cuando es un experto quien vigila la terapia, es, fundamentalmente, el método más antiguo de curación. Toda preparación con un ingrediente activo derivado de plantas, aplicado en cualquier rama de la medicina, ya sea tradicional o alternativa, puede denominarse fitofármaco. La homeopatía es algo más específico, ya que contempla el uso de teorías no aceptadas por la comunidad científica y medicamentos que pueden provenir de plantas, animales o minerales.

La información contenida en este artículo está destinada únicamente a fines informativos y divulgativos y no debe entenderse de ninguna manera como un diagnóstico, pronóstico o terapias para sustituir a cualquier fármaco en curso. Bajo ninguna circunstancia, reemplace a un médico especialista. El autor y el sitio rechazan cualquier responsabilidad con respecto a cualquier reacción no deseada.