reciclaje

Plástico o vidrio, cuál es la botella más ecofriendly
Energías renovablesMedio AmbienteNoticias

Plástico o vidrio: ¿cuál es la botella más ecofriendly?

¿Es una más ecosostenible una botella de vidrio o una de papel? La cuestión ha ido apareciendo cada vez más a menudo en los últimos años, a medida que se multiplican los intentos de encontrar nuevas fórmulas dentro de la economía circular. Una de las últimas involucra a Frugalpac, una compañía inglesa que ha producido una botella de papel reciclable para vino, la Frugal Bottle.

Plástico o vidrio, cuál es la botella más ecofriendly

Papel: menos emisiones, pero límites en el reciclaje

Frente al binomio vino – botella de papel, lo primero que a uno le viene a la mente son los tetrapacks de colores para el vino de cocina. En este caso, sin embargo, estamos hablando de un recipiente con un diseño muy similar al de las botellas de vidrio clásicas. “La Frugal Bottle – afirmó Malcolm Waugh, CEO de Frugalpac – es cinco veces más ligera que una botella de vidrio, tiene una huella ecológica hasta seis veces menor y es nuevamente reciclable”. La primera empresa interesada en este proyecto fue una bodega de Umbría, Cantina Goccia, para embotellar su Sangiovese.

Un primer análisis de sus características confirma que no se puede poner en duda su sostenibilidad:

  • el menor peso del papel permite reducir la contaminación del transporte;
  • el papel utilizado para el embalaje puede obtenerse de bosques sostenibles;
  • es fácilmente reciclable y compostable;
  • su reciclaje libera un 70% menos de dióxido de carbono a la atmósfera que la producción de pulpa de celulosa;
  • A diferencia del vidrio, se usa menos plástico para terminar la botella.

Sin embargo, hay quienes plantean dudas. La empresa americana de envases World Centric, por ejemplo, afirma que el papel no puede regenerarse indefinidamente. Cada vez que el cartón es reciclado, es tratado químicamente para eliminar la tinta y otras impurezas de su superficie. El uso repetido de estas sustancias hace que el material pierda su fuerza y acabe en los vertederos después de una serie de ciclos, que van de cinco a siete.

Vidrio: mantiene la calidad, pero contamina

También la botella de vidrio puede convertirse en un nuevo material de embalaje. Sin embargo, a diferencia del papel y el cartón, sería infinitamente procesable sin pérdida de calidad, al menos según lo que afirma una campaña inglesa que promueve el reciclaje, Recycle Now. La virtud de este material parece confirmarse con los números: el vidrio tiene una tasa de reciclaje que alcanza picos del 80 por ciento, mientras que el papel se detiene en alrededor del 66 por ciento. Sin embargo, incluso en este frente hay objeciones, empezando por las mayores cantidades de emisiones debidas al transporte de cargas más pesadas. Los puntos críticos en el frente energético no se detienen ahí: la producción de vidrio virgen requiere la extracción de arena, carbonato de sodio, piedra caliza y otros aditivos, proceso que produce contaminación y destruye los hábitats naturales; el reciclaje, en cambio, se lleva a cabo en hornos, estructuras con un alto requerimiento de energía y, por consiguiente, muy contaminantes.

El desafío para el futuro

Las botellas de papel y vidrio tienen ambos lados, positivo y negativo. En lo que respecta a estos últimos, el principal reto será identificar los sistemas y procesos que permitan prolongar la vida útil de los materiales en la mayor medida posible, manteniendo al mismo tiempo la alta calidad de las materias primas secundarias. Todo ello sin repercusiones indirectas sobre el medio ambiente que anularían los beneficios de estas vías de economía circular.

Posos de café
ComidaMedio Ambiente

Posos de café, cómo reutilizarlos

Entre los muchos desechos que producimos en nuestros hogares, los posos de café están entre los que ofrecen más posibilidades de ser reutilizados. En lugar de tirarlos directamente a la papelera, podemos usarlos en una amplia gama de actividades: desde el huerto y el jardín hasta la limpieza de la casa e incluso el cuidado del cuerpo.

Posos de café

Cómo utilizar los posos del café

  1. Para la jardinería y el huerto: la gran cantidad de elementos nutritivos, como el potasio, el fósforo, el cobre y el magnesio, hace que los posos del café sean un buen abono. Con una advertencia: al ser una sustancia acidificante, podría alterar el pH del suelo y dificultar el crecimiento de muchas hortalizas. Por lo tanto, es aconsejable utilizar posos de café “puros” sólo para las plantas y flores que se benefician naturalmente de un suelo más ácido, como las rosas, las azaleas y las camelias. Para el huerto, en cambio, es preferible utilizar los posos para el compost junto con otros residuos de cocina adecuados: gracias a ellos, de hecho, se atenuará la acidez del residuo de café, dando lugar a un abono con todas las sustancias útiles para las plantas.
  2. Para ahuyentar a los caracoles y las hormigas: En el huerto, los posos del café pueden servir para mantener alejados a algunos invasores no deseados, como los caracoles. Después de dejar que los residuos se sequen al aire, simplemente hay que crear una barrera alrededor del perímetro de la zona cultivada. El polvo dificultará la “marcha” de las babosas al adherirse a sus tejidos blandos y hacer que desistan. Para solucionar el problema de las hormigas en casa, basta con mezclar posos de café con un poco de vinagre en unos pequeños cuencos y colocarlos en los rincones afectados por la invasión.
  3. Para eliminar los olores de la nevera y de las manos: para la nevera, basta con poner los posos en un recipiente y dejarlos actuar durante al menos un día. También son eficaces para eliminar los olores persistentes en las manos, como los de la cebolla y el ajo. Se pueden utilizar también para la preparación de jabones caseros.
  4. Para la limpieza en casa: contra las manchas rebeldes, se pueden utilizar frotando sobre las superficies lavables con una esponja, facilitando eventualmente la limpieza con un poco de agua o jabón líquido natural. Son especialmente eficaces para hornos incrustados y chimeneas manchadas por la ceniza.
  5. Para el cuidado del cuerpo: los posos de café también están indicados para exfoliar la cara y el cuerpo; basta con utilizar una pequeña parte de los residuos mezclados con aceite de oliva. Masajeándolos sobre el cuerpo de forma circular tendrás el efecto de un buen exfoliante, en este caso natural. Este residuo puede finalmente mezclarse con azúcar moreno y aceite de coco y utilizarse para realizar masajes contra la celulitis.

Estos son los principales métodos para convertir los posos del café en un recurso. Ésta es sólo una parte de las muchas segundas vidas que pueden tener estos desechos, los más útiles para las actividades cotidianas. Junto a ellos, hay usos mucho más especializados, como la restauración de muebles o el cultivo casero de setas.

Toalla de playa in plastico recogido
Medio AmbienteNoticias

La toalla de playa hecha de plástico recogido en el mar

Tumbarse sobre una toalla de playa creada con plástico recogido en el Mar Mediterráneo. Las personas que no abandonan el estilo de vida plastic free ni siquiera en vacaciones tendrán la oportunidad de concienciar a sus vecinos de sombrilla gracias a una toalla de playa fabricada en gran parte con plástico reciclado.

Toalla de playa in plastico recogido

El proyecto Seaqual

El plástico utilizado para la producción de la toalla de playa es el del Seaqual, una iniciativa con sede en Girona (España) que promueve la recogida de residuos en el Mar Mediterráneo por parte de los pescadores. Las fibras de poliéster obtenidas por el upcycling del plástico tienen las mismas propiedades físicas que el poliéster virgen, asegura Seaqual. Están hechos de una combinación del 10 por ciento de la basura traída a la costa por los pescadores y el 90 por ciento del plástico PET de uso diario, como las botellas de agua. Una vez que el material se reduce a pequeñas partículas, el nuevo hilo se produce para varios usos: desde accesorios hasta automoción, desde muebles hasta ropa. Desde el comienzo de su actividad, Seaqual ha recogido 99 toneladas de plástico en el Mar Mediterráneo, pero también a lo largo de las costas de Francia y España que limitan con el Atlántico, y ha establecido asociaciones con marcas y operaciones de fabricación en 46 países.

La toalla de playa en plástico reciclado

La idea surgió de Ab Print Consulting, una empresa con sede en Emilia y que opera en el sector de la comunicación corporativa, especializada en artículos promocionales y de regalo. La toalla de playa forma parte del proyecto Stylla, una línea de productos “ecosostenibles y respetuosos con nuestro mundo” con la que la empresa ha decidido comprometerse con la protección del medio ambiente. El 40 por ciento de la toalla está hecha de hilo PET reciclado, mientras que el 60 por ciento restante es algodón reciclado. El proceso de producción, dice la empresa, es completamente ecológico: la tela no se tiñe para ahorrar agua y energía y no se utilizan pinturas, lejías u otros materiales químicos.

Un esfuerzo colectivo

Además de los pescadores, la comunidad que trabaja con Seaqual también está formada por organizaciones no gubernamentales y voluntarios que limpian las playas. Playas donde el plástico volverá, pero en forma de toalla de playa gracias a Stylla. Se puede comprar en internet y el 5 por ciento de las ganancias se donará a las muchas organizaciones que trabajan para eliminar los residuos del medio ambiente.

Cascara de platano
EcologíaMedio Ambiente

Cáscara de plátano: usos alternativos y ecológicos

Por lo tanto, después de disfrutar de un plátano hay múltiples usos ecológicos posibles en vez de simplemente tirarlo a la basura.

Cascara de platano

Reciclar la cáscara del plátano

En el huerto

La cáscara del plátano puede ser útil en varias aplicaciones, por ejemplo, para los amantes de los huertos la cáscara del plátano puede colocarse en la base de las plantas de tomate, ya que puede proporcionar el fósforo necesario para fertilizar adecuadamente las plantas a lo largo de la temporada.

Algunos expertos en jardinería también mezclan cáscaras de plátano con agua, que luego se utiliza para alimentar las plantas del huerto o del apartamento.

Para los animales

En el caso de los animales como conejos, pollos o ganado, las cáscaras de plátano se pueden moler y mezclar con el alimento regular para hacer el alimento aún más nutritivo y así proporcionar una dieta equilibrada y saludable para los animales.

Contra los insectos

Algunos remedios tradicionales también utilizan la cáscara de plátano como remedio para las picaduras de insectos, frotar la parte dolorosa con la cáscara de plátano proporcionaría un alivio calmante.

Además, las cáscaras de plátano son capaces de actuar como cebo para muchos insectos, incluidas las moscas y los mosquitos que, atraídos por el fuerte olor de las cáscaras, pueden quedar atrapados en rudimentarias trampas creadas ad hoc.

En la cocina

También en cocina las cáscaras de plátano se pueden cocer para transformarlas en vinagre, o hervirlas con canela y azúcar como postre o finalmente transformarlas en una especia picante.

Algunos cocineros también introducen una cáscara de plátano en la sartén mientras cocinan carne o pescado, este truco haría que la carne estuviera más tierna y jugosa mientras se cocinaba.

Por último, las cáscaras de plátano son también un gran nutriente para los amantes de la salud, ya que están llenas de antioxidantes y nutrientes. Sólo hay que hervirlas durante unos minutos y luego mezclarlas y disfrutarlas junto con otras frutas.

Cuando se habla de la cáscara del plátano, dados los muchos usos posibles, quizás a partir de hoy haya algo más que risas. De hecho, gracias a las grandes cualidades de la cáscara del plátano, es posible no sólo fertilizar el huerto o las plantas de interior, sino también preparar productos extremadamente genuinos y saludables para cocinar.

Pet Mini monopatín eléctrico
EcologíaMedio Ambiente

Pet mini, el monopatín eléctrico hecho de plástico reciclado

PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es un ejemplo de cómo las grandes ideas surgen cuando existen problemas inmediatos que hay que resolver. Esto es lo que el diseñador João Leão, creador del skateboard de plástico reciclado sostiene. En este caso concreto había dos problemas, el del plástico que inundaba las playas de su ciudad, Oporto, y el de la movilidad urbana, cada vez más difícil debido al creciente número de viajeros y a la deficiente red de transporte.

Pet Mini monopatín eléctrico

Un monopatín para la movilidad sostenible y las preocupaciones del plástico

De este modo, poco a poco la idea de Leão cobró vida y con menos de 500 euros de materiales el primer prototipo de PET Mini, el skateboard eléctrico de plástico reciclado, vio la luz. Con un peso de sólo 8 kg y una longitud de 75 cm, puede recorrer unos 36 km a una velocidad máxima de 35 km/h. La carga completa dura poco menos de dos horas y permite tener un medio de transporte ecológico para los desplazamientos en la ciudad. En lo que respecta a los materiales, el tablero está hecho de láminas termoplásticas recicladas, principalmente PP y HDPE y, a pesar de su nombre, no contiene PET.

Producidos por Precious Plastic – un proyecto desarrollado por el product designer Dave Hakkens, que está construyendo una comunidad global de cientos de personas que trabajan por una solución a la contaminación del plástico – después fueron construidos en un Fab Lab local, VIVALAb. Un Fab Lab es un laboratorio y taller de alta tecnología donde una persona común puede diseñar y construir (casi) cualquier cosa, desde productos hasta máquinas o incluso casas.

Básicamente PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es el resultado de compartir proyectos e ideas que permiten no sólo al usuario final personalizar su producto, sino también reducir los costos de producción y distribución. Las partes mecánicas, los componentes de transmisión, los soportes de motor también fueron diseñados y fabricados localmente en VIVALAb y el sistema de poleas se basó en archivos de diseño abiertos disponibles en Thingiverse.

En resumen, el PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es una verdadera revolución no sólo como transporte sostenible, sino también como una idea para reciclar el plástico y darle una nueva vida.

Alternativas sostenibles al plásticos
EcologíaMedio Ambiente

La madera como recurso sostenible

La madera, como recurso sostenible, es sin duda el material perfecto para contribuir a la reducción del dióxido de carbono a la atmósfera. Además, es un material apto para numerosas aplicaciones, entre ellas, principalmente, los biocombustibles y la industria de la construcción.

Alternativas sostenibles al plásticos

La madera como recurso sostenible para los biocombustibles.

La madera es un recurso sostenible para la producción de biocombustibles y la demanda de este tipo de productos está creciendo rápidamente en todo el mundo. Las mayores empresas de producción forestal están experimentando un crecimiento de dos dígitos en la demanda cada año.

Por supuesto, es importante que la madera provenga de plantaciones cultivadas de manera sostenible, y no de la tala de árboles de bosques existentes. De hecho, es bueno recordar que los árboles tienen la importante función de capturar el dióxido de carbono de la atmósfera, proporcionando una importante ayuda para reducir el efecto invernadero y por lo tanto el calentamiento global.

La madera como recurso sostenible en la industria de la construcción y los materiales innovadores

La madera como recurso sostenible, además de su uso para la producción de biocombustibles, es también un material muy buscado por las empresas de construcción de todo el mundo por sus importantes características. De hecho, es cierto que a muchos estudios de arquitectura les gusta cada vez más utilizar la madera, tanto para la realización de suelos de parquet como para crear estructuras extraordinarias, creando también soluciones en combinación con el acero.

Incluso en la investigación e innovación de la industria del embalaje, ya existen soluciones en bioplástico, que se derivan de las fibras de madera. Estos nuevos tipos de materiales pueden ser una buena solución, cada vez más viable en las futuras políticas ambientales estratégicas.

Alternativas sostenibles al plásticos
CienciaEnergías renovablesMedio Ambiente

Alternativas sostenibles al plástico, os damos 5 ideas

Sólo las alternativas sostenibles a los plásticos pueden ayudar a reducir el uso y la contaminación – ahora inmanejables – de los productos plásticos fabricados con combustibles fósiles. A continuación, os presentamos cinco importantes innovaciones hechas, en su totalidad o en parte, a partir de materiales orgánicos.

Alternativas sostenibles al plásticos

La importancia de encontrar alternativas sostenibles a los plásticos en el menor tiempo posible puede deducirse del hecho de que:

  • Entre 1950 y 2015, se produjeron alrededor de 6.300 millones de toneladas de plásticos;
  • de los cuales sólo el 9% fue reciclado;
  • El 91% ha ido a vertederos o se ha quemado o, peor aún, se ha dispersado, a menudo en los océanos;
  • 1.300 millones de botellas de plástico se venden cada día en todo el mundo;
  • hay miles de otros productos que no almacenan alimentos o bebidas y que contienen plástico; éstos son obviamente adicionales a los 1.300 millones de botellas mencionadas anteriormente.

Además de eso, si consideramos que el porcentaje de plástico potencialmente reciclable – generalmente con la expresión 100% reciclable – ha aumentado en los últimos años, no se puede asegurar que sea realmente reciclado y que no termine ni en vertedero ni quemado.

En general, el éxito de este producto está vinculado principalmente a su capacidad de durar en el tiempo, a su ligereza y economicidad, pero con frecuencia no es reciclable.

Cinco alternativas sostenibles a los plásticos

Los plásticos, como sabemos, se obtienen de los combustibles fósiles, pero hay alternativas más sostenibles de fuentes renovables en el horizonte. Aquí hay cinco:

Huesos de aceituna

Una start-up turca llamada Biolive ha creado una gama de gránulos bioplásticos a partir de huesos de aceituna. Biolive afirma que los costes de producción se reducen hasta un 90% en comparación con algunos bioplásticos existentes. Esto es importante según el fundador porque los bioplásticos de almidón de maíz son a menudo más caros que los bioplásticos a base de aceite.

Cáscaras de girasol

La empresa alemana Golden Compound ha creado un bioplástico hecho de cáscaras de girasol sostenible. Es, de hecho, un bioplástico reforzado con cáscaras de girasol que la empresa recibe como subproducto de la industria alimentaria.

Desechos de peces y algas

Una iniciativa británica llamada MarinaTex está utilizando piel y escamas de pescado unidas con algas rojas para crear una alternativa de plástico compostable que puede sustituir al plástico desechable. MarinaTex afirma que el biopolímero crea un embalaje más fuerte que una bolsa de plástico convencional, a pesar de la creencia habitual de que los bioplásticos carecen de resistencia y durabilidad. Según MarinaTex, su producto sería compostable en casa en cuatro o seis semanas.

Azúcares vegetales

Avantium, con sede en Ámsterdam, ha creado una tecnología que convierte los azúcares vegetales en un nuevo material de embalaje biodegradable llamado PEF. El FEM parece degradarse mucho más rápido que el PET: 250-400 días de FEM frente a 300-500 años de PET.

Setas

La emergente marca Reishi utiliza hongos para crear cuero sostenible. El biomaterial es resistente al agua y promete el rendimiento, la calidad y la estética de la piel.

Muchas alternativas sostenibles a los plásticos basados en combustibles fósiles, fruto de la genialidad y la innovación, están conquistando gradualmente pequeñas cuotas de mercado en beneficio del medio ambiente, que, aunque sea víctima de productos que todavía están abandonados, puede al menos verlos biodegradarse rápidamente.

Medio AmbienteNoticias

Navidad, como elegir un árbol con una baja huella ecológica

El árbol de Navidad trae alegría, serenidad y tranquilidad a los hogares todos los años durante las fiestas. Es uno de esos símbolos a los que pocas personas están dispuestas a renunciar. Pero incluso este elemento decorativo puede tener un impacto en el medio ambiente. El camino que lo lleva desde la tierra, o desde la fábrica, hasta nuestra sala de estar significa que deja una huella ecológica, es decir, produce emisiones de dióxido de carbono. Por supuesto, la cantidad es modesta en comparación con otros comportamientos navideños, como los viajes largos y los atracones (y los residuos relacionados).

Navidad árbol sostenible

Valoraciones que hay que tener en cuenta

La elección del árbol correcto puede ser el punto de partida para mitigar el impacto ecológico en nuestra Navidad. Para entender cuánto puede afectar el árbol de Navidad a la contaminación y al calentamiento global, hay que evaluar algunos aspectos. Si es un árbol de verdad, hay que comprobar dónde y cómo ha crecido, pensar en cuántos años se utilizará y cómo se eliminará o reciclará. Si, por el contrario, se trata de un árbol artificial, es necesario observar de qué material está hecho y dónde y cómo se produjo.

El verdadero árbol: ¿de dónde viene?

Cuando se opta por un árbol de verdad hay que tener cuidado con el lugar en el que se ha cultivado. La opción más ecológica es un abeto que crezca cerca de casa para reducir los costos y las emisiones relacionadas con el transporte. Incluso mejor si se ha cultivado sin el uso de pesticidas. Otro punto a tener en cuenta es el terreno en el que se ha cultivado: es mejor comprar un espécimen que provenga de tierras de cultivo o praderas de poco interés ecológico que de zonas montañosas de alto riesgo hidrogeológico o de páramos y pantanos en cuyo suelo se almacenan cantidades importantes de dióxido de carbono que corren el riesgo de filtrarse.

Las consecuencias de la tala en las emisiones no deberían ser muy preocupantes. Es absolutamente cierto, habrá un árbol menos que succione CO2 de la atmósfera. Sin embargo, si se “arranca” de un bosque formado por árboles más grandes, su pérdida será compensada por sus antiguos compañeros que podrán crecer absorbiendo más luz y más nutrientes, teniendo menos “competencia” en esa área. Por otro lado, si proviene de un cultivo destinado a desaparecer completamente para su venta, algo de materia orgánica (y CO2) permanecerá con las raíces muertas y las hojas caídas que serán reabsorbidas por el banco de dióxido de carbono que es el suelo.

El fin de la vida

El tema de las emisiones directas se refiere más bien al final de su “servicio cuando acaba la Navidad”. Por lo tanto, es necesario pensar cuidadosamente en qué hacer con él. El destino a evitar, si decides tirarlo, es el vertedero, la solución de mayor impacto. Quemar el árbol tampoco es lo mejor, ya que el CO2 volverá al aire junto con otros gases contaminantes. Pero incluso en este escenario, no se producirían nuevas emisiones, sino que las absorbidas en el pasado por la planta se liberarían de nuevo. En cualquier caso, es mejor evitar este escenario y preferir plantarlo en el jardín, reciclándolo en astillas de madera para fertilizar el suelo o en abono para las plantas.

El árbol artificial

Los árboles artificiales pueden dejar una gran huella ecológica. Antes de comprar uno, es una buena idea comprobar qué materiales lo componen y, más importante, pensar en cuántas fiestas de Navidad decorará nuestra casa. Si se utiliza durante los próximos diez años, el impacto de su producción en el medio ambiente será insignificante. Siempre que no se haya producido en el extranjero, ya que el transporte tendría un gran impacto a corto plazo.

Consejos

Haciendo un resumen, aquí están los consejos a seguir para elegir un árbol de Navidad lo más verde posible:

  • comprar un árbol de verdad, ponerlo en una maceta, usarlo durante muchos años y eventualmente plantarlo en el jardín;
  • si ya no lo necesitas, recicla tu verdadero árbol en astillas de madera o en abono; no lo tires o lo quemes;
  • comprar un árbol de un productor local o de las ONG ambientales;
  • evitar los árboles que vienen de lejos, especialmente los que crecen en entornos amenazados;
  • elegir árboles cultivados orgánicamente si es posible.
Reciclaje ropa
EcologíaMedio Ambiente

El complicado mundo del reciclaje de la ropa

El problema del reciclado de prendas de vestir se debe a la disminución del costo medio de las prendas en favor de un aumento de la cantidad de ropa vendida. Esta tendencia ha creado durante decenios un excedente de prendas de vestir que a menudo se eliminan en los vertederos, lo que crea un gran problema para el medio ambiente.

Reciclaje ropa

El problema del reciclaje de la ropa se ha convertido en un tema muy controvertido en los últimos años. Según una investigación de la Universidad de Manchester, un promedio del 12% de las prendas de vestir de los armarios han estado sin usar durante años y 92 millones de toneladas de tejidos se arrojan a los vertederos cada año en todo el mundo y la tendencia es de hasta 134 millones de toneladas en 2030.

Estas toneladas de ropa suelen estar hechas de materiales no reciclables o producidas con sustancias, como el petróleo, de recursos no renovables.

Esta situación pone de manifiesto un problema importante que hasta ahora no se había planteado como peligroso, pero que ahora se considera grave y debe resolverse lo antes posible.

El continuo cambio de la moda ha reducido enormemente el tiempo de uso de la ropa, tanto que algunas prendas sólo pueden durar dos años antes de ser desechadas.

Con las técnicas de reciclado mecánico de fibras, los tejidos se trituran para crear fibras de menor longitud que luego pueden crear tejidos de diferente calidad y resistencia más adecuados para aplicaciones como los materiales de aislamiento utilizados principalmente en la construcción.

En lo que respecta al reciclado de fibras químicas para tejidos, es un proceso conocido sobre todo por los tejidos ricos en poliéster y nailon, aunque el proceso que utiliza sustancias químicas desde luego no es respetuoso con el medio ambiente y tampoco es económico.

Algunos estudios realizados por investigadores de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong han desarrollado soluciones capaces de descomponer materiales hechos de mezclas de algodón y poliéster mediante el uso de hongos que pueden descomponer las fibras de algodón dejando sólo fibras de poliéster.

Paralelamente, los fabricantes de ropa e investigadores de todo el mundo ya están trabajando en soluciones para crear materiales completamente sostenibles y reciclables. Algunas investigaciones también tratan de obtener fibras textiles a partir de la leche en lugar de algas, espinas de enebro o cáscara de granada.

Por lo tanto, el desafío de reciclar tejidos incluye no sólo la parte final de su eliminación sino también la parte inicial de la cadena. Los fabricantes de ropa necesitan pensar cada vez más en soluciones y materiales innovadores, su impacto ambiental y su capacidad de reciclaje y eliminación.

Upcycling
EcologíaEstilo de vidaMedio Ambiente

Upcycling: cuando el diseño es moderno, respetuoso con el medio ambiente y además DIY

Hoy, más que nunca, el contar con una mayor conciencia de responsabilidad ambiental y una economía cada vez más lenta nos han llevado a una difusión cada vez mayor de la práctica del reciclaje. Esto es, la recuperación de objetos usados ​​para obtener objetos nuevos. También el diseño ha adoptado el arte del reciclaje, comenzando a producir objetos de alta calidad en total respeto por el medio ambiente, y de acuerdo con los nobles principios del upcycling, sinónimo de reutilización creativa en español. Todo el material que normalmente debería desecharse se convierte en uno nuevo y adquiere así valor. Pero veamos mejor de qué se trata.

Upcycling

No es solo reciclar

El término upcycling fue acuñado por primera vez en 1984 por el periodista Rainer Pilz, durante una entrevista sobre el tema de los residuos en Europa, sentando así las bases para el desarrollo de este concepto, e inspirando para ser más concretos al arquitecto estadounidense, William McDonough y el conocido Químico alemán Michael Braungartil.

Juntos, en 2002, publicaron el libro «Cradle to Cradle: remaking the Way We Make Things» la biblia de la arquitectura sostenible. La idea básica era encontrar un modelo perfecto de ciclo de producción, basado en el uso continuado y en la reutilización de materiales sin producir residuos. Un principio fascinante que los diseñadores contemporáneos más innovadores han hecho suyo y que hoy impulsa su filosofía de diseño.

Upcycling reciclar

No es un término nuevo, aunque haya llegado recientemente a España. Upcycling no es sinónimo de recycling o reciclaje, y cuidadito con confundirlos. Ambos se basan en la ética de la reutilización, con la sutil diferencia de que upcycling también es sinónimo de creatividad y agrega un valor añadido con el objetivo de crear mejores productos que aquellos de los que se obtuvieron. Va más allá de la simple utilidad de un objeto, con el objetivo de darle unicidad, calidad y un nuevo uso previsto.

Reutilización creativa para un diseño moderno en tu hogar

Esta es una revolución a la que cualquiera puede unirse, con paciencia e imaginación todos podemos convertirnos en aspirantes a diseñadores y dar un toque único a nuestro hogar. Sin embargo, mucho ojo, que no es suficiente ensamblar revistas viejas, requiere esfuerzo, cuidado y atención, porque los nuevos objetos eco-friendly tendrán que ser únicos y resistentes. Veamos algunas ideas low cost muy monas y sencillas de hacer.

Upcycling design

¿Quién no ha visto alguna vez esas preciosas paredes recubiertas con cajitas? Ningún arquitecto de fama mundial ha estampado su firma para hacerlas, pero el éxito está garantizado. Una idea sencilla y barata de hacer, solo tienes que guardar las cajas de madera de frutas y verduras que compras en la frutería, y podrás montarlas donde prefieras, de manera simétrica, ordenada y precisa. ¡Ser riguroso incluso con la elección de la materia prima es esencial para obtener un resultado excelente!

Upcycling hogar

Para los amantes del green también recomendamos aprovechar la madre naturaleza, con el uso de ramas secas como ganchos para la vajilla. Fíjalos bien a la pared y añade encima ganchos en forma de «S». Tu cocina, al igual que las de los famosos bloggers, adquirirá un toquecito rural y encantador, con un estilo totalmente ecológico. Lo mismo se aplica a la sala de estar o al dormitorio: los palets se convierten en una base perfecta para tumbarse sobre unos mullidos cojines o incluso colchones.

Upcycling ladrillos

Si prefiere una forma más minimalista y sobria, los bloques de construcción son la solución más adecuada para ti. Recupera ladrillos grandes de arcilla o cemento para crear una hermosa y resistente mesita de noche o una pequeña biblioteca a medida. O incluso las botellas de vino, con todas las que se desperdician y se tiran se pueden transformar en hermosas perchas hechas a mano en diferentes tonos dependiendo del color del vidrio utilizado.

Upcycling alfombrilla

Incluso los tapones de corcho pueden sernos útiles: ¿alguna vez habías pensado en pegarlos y en crear una alfombrilla para el baño? La lista es realmente larga y la imaginación no tiene límites. Este año, y con miras a Navidad, ¡explota al máximo estas originales ideas para decorar tu casa con un estilo green y low cost!

bioplástico cascaras
EcologíaMedio Ambiente

Desde cerveza a bioplástico: La cáscara de almendras y su increíble reutilización

Las cáscaras de almendras son un producto de desecho cada vez más abundante. De hecho, el mercado de la almendra está creciendo rápidamente, ya te habíamos comentado cómo en Estados Unidos la «leche» de almendras se ha convertido en la más consumida, incluso por delante de la de la soja. La necesidad de hacer frente a una cantidad cada vez mayor de cascaras ha llevado al USDA, el Departamento de Agricultura de EE. UU. A desarrollar diferentes técnicas para reutilizarlos en nuevos productos, llegando a soluciones como bioplástico y … cerveza.

cerveza bioplástico

Muchas, demasiadas cascaras

Dentro de los laboratorios de la Universidad de Berkeley en California, los investigadores a cargo del USDA están trabajando arduamente para encontrar una solución al problema de las cáscaras de almendras. Si esto te parece un problema menor, no tienes más que pensar que en 2017, solo en California, se produjeron algo así como 5,2 millones de toneladas de cáscaras. Por cada kilogramo de almendras producidas, se producen dos de cáscaras. Casi se podría decir que el producto real no es tanto la almendra en sí misma, sino lo que la contiene.

cerveza bioplástico cascaras

En general, las cáscaras más pequeñas terminan como alimento para la cría de animales, pero, con el parón del mercado de la leche y el de la «leche» vegetal en expansión, hoy en día se producen más cáscaras de almendras que las que el mercado de alimentos para animales puede absorber. Por supuesto, siempre existe la posibilidad de mandarlas a una planta de cogeneración de biomasa y resolver el problema quemándolo, pero los investigadores estadounidenses están tratando de encontrar un enfoque más elegante y sostenible.

Bioplástico como principal candidato

Una de las principales reutilizaciones en las que Berkley insiste son los bioplásticos. De hecho, están trabajando para la creación de platos y cubiertos reciclables y biodegradables a partir de las cáscaras o utilizando un polvo obtenido tras triturar los desechos para reforzar los bioplásticos obtenidos a partir de otros elementos de partida.

bioplástico cascaras

Y no solo eso, al parecer las cascaras de almendra también son buenas para «reforzar» el plástico reciclado tradicional. De hecho, el plástico reciclado carece de ciertos componentes estructurales, como la rigidez y la resistencia al calor del plástico nuevo. La integración con polvo de cáscara de almendra podría resolver este problema. O también podría ser que pronto veamos como las cáscaras de almendras terminan convirtiéndose en tinte para oscurecer neumáticos, en lugar de los productos derivados del petróleo que se usan actualmente.

Cáscaras de almendras para cerveza: sí, es posible

Si lo de los plásticos y los neumáticos no es lo tuyo, ¿qué tal una cerveza? Sí, porque aparentemente las cáscaras de almendras son ricas en azúcares. Estos azúcares se pueden extraer y reutilizar en una gran variedad de elaboraciones, como la sidra, la cerveza o simplemente como un edulcorante alternativo. Los investigadores también están experimentando con la reutilización de estos azúcares para ayudar a las abejas durante el invierno en lugar de jarabe de maíz.

almendras para cerveza

Una vez que se extrae el azúcar, las cáscaras se pueden utilizar en el cultivo de hongos. Los investigadores están considerando hasta qué punto los hongos pueden crecer en cáscaras de almendras en lugar de en Esphagnum, un tipo de musgo generalmente utilizado para estos cultivos. Por otro lado, en varias granjas californianas, simplemente están tratando de emplear las cáscaras como fertilizante. El objetivo, explican desde Berkley, es encontrar un nuevo mercado para las cáscaras de almendra y convertir un problema en un recurso que no solo evite que las cáscaras lleguen a los vertederos, sino que también originen una nueva oportunidad de negocio.

carreteras tóner sydney
EcologíaMedio Ambiente

En Australia, las carreteras están hechas con tóner usado

Pavimentar las calles con tóner usado es la solución que Australia ha ideado para deshacerse de uno de los residuos más problemáticos. Ya te habíamos contado cómo en Ghana se estaban haciendo carreteras utilizando plástico reciclado y ahora le llega el turno a Australia, donde desde 2010, varias ciudades han estado experimentando con un tipo de asfalto a base de polvo de tóner de impresora reciclado.

carreteras tóner

Una nueva forma de reciclar

Deshacerse del tóner y los cartuchos de la impresora cuando se han acabado es un problema real. Al igual que otros residuos generados por el mundo de la electrónica, los tóneres se pueden procesar y descomponer en sus componentes básicos. Parte de estos componentes, como los metales y algunas piezas de plástico, se pueden recuperar, pero inevitablemente terminan en vertederos o incineradoras.

carreteras tóner reciclar

Sin embargo, durante aproximadamente ocho años, en Australia han estado pensando en cómo aprovechar los elementos de desecho del tóner para … ¡asfaltar las calles! El sistema se llama TonerPave y se ha desarrollado gracias a la colaboración entre ciudades y empresas de diferentes sectores.

En 2017, la iniciativa batió un nuevo récord con 228 toneladas de tóner gastado reutilizado para asfaltar las carreteras australianas. La ciudad de Sydney fue pionera en 2010 y se estima que desde 2012 más de 22.000 toneladas de tóner se han reutilizado en el asfalto de la capital gracias a la empresa de reciclaje Close The Loop.

carreteras tóner sydney

Tóner gastado convertido en polvo

El asfalto a base de tóner usa un polvo especial llamado MTP – Polímero de tóner modificado – hecho de polímeros plásticos derivados de tóneres, así como ceras, minerales y tinta. En el asfalto, además del polvo, también hay restos de pinturas acrílicas y residuos de neumáticos. Según TonerPave, aproximadamente el 13% de un tóner usado se puede convertir en polvo de asfalto.

carreteras tóner gastado

Según la ciudad de Sydney, el sistema también permite reducir las emisiones de CO2 en un 40%. De hecho, el asfalto con MTP se calienta a temperaturas más bajas que el asfalto normal, requiriendo menos energía en el momento de la aplicación. Además, el uso de material reciclado implica un menor uso de brea y, por lo tanto, de productos derivados del petróleo. Sin embargo, las carreteras no son la única forma de reutilizar los productos del tóner gastado. Parte del material también se reutiliza para la construcción de bancos públicos, bolígrafos y vallas.

Se pueden reutilizar botellas de plástico salud
EcologíaSalud

¿Se pueden reutilizar botellas de plástico?

¿Se pueden reutilizar botellas de plástico? Para tratar de responder a esta pregunta, echaremos mano de un artículo de Altroconsumo, que hace algunas distinciones que es necesario aclarar. Cuando hablamos de plástico, de hecho, no podemos identificar una sola categoría de productos o un solo material.

Se pueden reutilizar botellas de plástico

Falsas creencias

Vamos a dejarlo clarito cuanto antes: sería mejor no reutilizar botellas de plástico. El razonamiento detrás de esta afirmación tiene que ver con a una sustancia en particular, el bisfenol A, más conocido como el BPA. Existe la creencia bastante extendida de que, con un uso prolongado, esta sustancia puede pasar del recipiente a la comida, o en este caso a las bebidas. Solo hay un problema, y es que las botellas de plástico comunes están hechas de tereftalato de polietileno, también conocido como PE, y este material no contiene BPA.

Se pueden reutilizar botellas de plástico salud

Lo que sí que lo contenía, antes de prohibir su utilización, eran otros objetos producidos en policarbonato, un plástico rígido, como por ejemplo biberones, botellas de agua e incluso chupetes para niños. Entonces, ¿por qué no reutilizar botellas de plástico? Pues porque, aunque que no contengan BPA, están diseñados para un solo uso seguido de su reciclaje. De hecho, con la reutilización prolongada corremos el riesgo de comprometer sus características estructurales, poniendo en peligro el contenido. Además, las botellas, después del primer uso, tienden a estar sujetas a contaminaciones bacterianas, que afectan nuestra salud. De todos modos, tenemos la solución delante de nuestras narices: botellas de vidrio. Este envase se presta mucho más a la reutilización, ya que se puede lavar de manera más fácil y efectiva. Por tanto, si quieres ayudar al medioambiente y a tu salud, usa vidrio y, sobre todo, ¡no te olvides de reciclar!

Plástico reciclado calles Ghana
EcologíaMedio Ambiente

Plástico reciclado para construir las calles de Ghana

Plástico reciclado para construir carreteras, la nueva frontera del reciclaje nos llega desde Ghana, un país donde, según el Foro Económico Mundial, solo se recicla el 2% de los residuos plásticos. Una idea brillante que podría dar una nueva solución al problema de los residuos y que ya está creando numerosos nuevos puestos de trabajo.

Plastico reciclado construir calles Ghana

Calles de plástico

Las formas de reciclar plástico hasta ahora eran muchísimas: desde las más creativas para sensibilizar al mundo sobre el problema de la contaminación de los ríos hasta las más tecnológicas concebidas por las mentes más privilegiadas del planeta en el campo tecnológico. En este caso, sin embargo, no estamos hablando de un estudio pionero desarrollado en los prestigiosos laboratorios del MIT en Boston, sino de la intuición y la tenacidad de un hombre, un ingeniero ghanés, cuya idea, es tan brillante que no desmerece al lado de las de los mejores científicos del mundo.

Su nombre es Nelson Boateng y es el director de Nelplast Ghana Ltd, una empresa que se ocupa del reciclaje de materiales plásticos. Gracias a los veinte años de experiencia de Boateng, nació la idea de crear bloques compuestos por un 60% de plástico y un 40% de arena. Para su producción, el ingeniero ha creado una maquinaria especial a partir de piezas de metal también recicladas. Los bloques que así se producen, se adaptan perfectamente a la creación del pavimento de las calles, dando respuesta a dos problemas: el mal estado de las calles y la montaña de residuos plásticos no reciclados.

Plástico reciclado calles Ghana

Esta innovadora idea ya cuenta con el favor del ministro de Medio Ambiente de Ghana, quien ya ha ordenado el uso de bloques en diferentes áreas. Además, gracias a este nuevo producto, la empresa de Boateng ya ha logrado dar trabajo, directa o indirectamente, a unas 230 personas. Lo cierto es que, en muchos casos, el único obstáculo para resolver nuestros problemas está en nuestra propia imaginación.