raw

tartar de carne cuchillo
Carne y embutidosComida

Trucos para hacer un tartar de carne perfecto

¿Conoces todos los trucos para elaborar un tartar de carne digno de un chef? Este plato, muy famoso en la cocina piamontesa italiana, es perfecto para celebrar estos primeros calores del año, una receta pensada para saborear una carne de excelente calidad. No obstante, como hemos comentado muchas veces, son las cosas más simples las que a menudo ocultan los trucos más interesantes, especialmente si el objetivo es mejorar la materia prima.

Trucos tartar de carne perfecto

1. Elige el corte correcto

Una de las preguntas más frecuentes sobre el tartar es de qué carne debemos partir. Los orígenes piamonteses de la receta sugieren que es precisamente la raza autóctona de esa región la que es la más conveniente, la famosa Piemontese. Lo que la hace única es una masa muscular más pronunciada, llamada Fassone o doble muslo. Puedes utilizar diferentes cortes, pero el más recomendado es el filete. Es mejor optar por este último, o por lo menos un corte sin demasiada grasa. Recuerda que también necesitarás un buen huevo fresco, a ser posible orgánico, del cual tendrás que usar la yema.

tartar de carne corte correcto

2. Ármate con un buen cuchillo

Este es uno de los consejos fundamentales, y que desafortunadamente casi siempre se ignora: cortar la carne cuchillo. Algunos restaurantes a menudo caen en el error y no prestan demasiada atención a la textura de la carne picada, pero digámoslo de una vez por todas: el tartar debe picarse a cuchillo, y cualquier otra técnica no debe tomarse en consideración. Entonces, si quieres prepararlo en casa, ármate con un cuchillo bien afilado, corta la carne en filetes finos, luego en tiras, en pequeños cubos y luego golpéala con un cuchillo. La consistencia debe ser casi cremosa.

tartar de carne cuchillo

3. El condimento

He aquí el quid de la cuestión: qué condimentos usar. Todo chef que se precie ha desarrollado su propia receta, con una combinación original y creativa de materias primas de primerísima calidad. El caso es que estamos tratando con sabores delicados, y lo cierto es que se necesita añadir muy poco en un bocado del cual al final no se distingue ningún sabor. Lo mejor es presentar el tartar en un plato de presentación, sazonado con un poco de sal y pimienta, y dejar que los comensales personalicen su plato de acuerdo a sus preferencias. Tener un excelente aceite de oliva, por ejemplo, o semillas de mostaza, puede marcar la diferencia. Las alcaparras y las anchoas son otro toque muy interesante, pero deben medirse con mucho cuidado para no estropear la carne.

dieta crudista
DelicatessenNutriciónSalud

No todos los crudistas son iguales: 5 versiones de la dieta crudista

Frutariano, Vegano, Vegetariano, Omnívoro, Carnívoro. De un polo a otro, estos son las cinco vías del crudismo, la llamada también dieta raw, esa dieta que aboga por consumir alimentos sin cocinar. Ya hemos hablado sobre este tipo de nutrición, pero esta vez nos centraremos en los distintos tipos de alimentos crudos que existen en el mundo y lo que implican. ¿A que ya tienes curiosidad?

dieta crudista

Crudismo frutariano

Comencemos con la que más conocida, la combinación más natural de alimentos crudos y frutas. La dieta en este caso se basa en el consumo de frutos y frutas crudas, incluidas las verduras, pero sin poder consumir otras partes comestibles pero vitales de las plantas. El día a día de, crudistas y frutarianos tiende a converger hacia una dieta similar, con la exclusión común de zumos y mermeladas, alcohol (incluido el vino) e incluso condimentos como aceite o vinagre.

Crudismo frutariano dieta crudista

Crudismo vegano

En este caso, la dieta incluye un espectro más amplio de posibilidades, incluyendo todos los alimentos de origen vegetal que no hayan sufrido transformación alguna. No se consume nada que haya sido tratado a más de 40°C. La teoría básica es que las enzimas naturales presentes en los alimentos se dañan con cualquier tipo de cocción, pudiendo convirtiéndose incluso en toxinas.

Crudismo vegetariano

La elección se vuelve cada vez más completa con este tipo de alimentos crudos, que incluyen todos los productos derivados de animales con la condición de que no estén cocinados y que no hayan supuesto muerte o sufrimiento. Un ejemplo práctico: la miel y, en general, los productos procedentes de las abejas, aunque también estarían incluidos la leche y los huevos.

Crudismo vegetariano dieta crudista

Crudismo omnívoro

Llegamos a la versión más completa de la dieta de alimentos crudos, donde se toman en consideración una amplia gama de alimentos: desde lácteos fermentados, platos a base de pescado, hasta los llamados platos envejecidos, como sería el huevo centenario. La carne y las vísceras están permitidas, aunque se les aplica la regla habitual de 40°C. Hay dos dietas super famosas que entrarían dentro de esta categoría, la Primal Diet y la Paleo Diet.

Crudismo omnívoro dieta crudista

Crudismo carnívoro

Quizás la más inesperad, el crudismo carnívoro promueve el consumo prevaleciente de carne y grasas animales, con un consumo muy limitado de frutas y verduras. A menudo se conoce como Raw Meat Diet, y es famosa por incluir principalmente carne cruda, vísceras, huevos sin cocinar ​​y mariscos. De hecho, este tipo de dieta nos recuerda a la siguen ciertas tribus indígenas.