protéinas

Qué es la avena?
Comida

¿Qué es la avena? Descubriendo un extraordinario cereal

La avena es un cereal que pertenece a la familia de las Gramináceas Poacee y constituye una parte importante del cuadro económico agrícola de la producción de cereales. La avena, de hecho, en los últimos años ha sido redescubierta por sus importantes características nutricionales en la industria alimentaria destinada al consumo humano.

Qué es la avena?

Avena: características nutricionales y usos en el sector alimentario

La avena tradicionalmente se puede encontrar forma de harina de copos, que a veces se utiliza también para producir leche vegetal. La avena es muy rica en fibra y esto promueve tanto la digestión como la regularidad intestinal. Ayuda al cuerpo a mantener bajos los niveles de colesterol y es un cereal rico en proteínas y ácidos grasos esenciales.

Además, pertenece al grupo de los carbohidratos de digestión lenta y al consumirlos, el cuerpo dispone de energía durante un período más largo sin picos glucémicos y tiene una sensación de hambre retardada.

Cómo degustar este valiosísimo cereal de la mejor manera posible

La avena puede disfrutarse de muchos modos, por ejemplo, cocinándola en agua o leche para preparar gachas o para enriquecer nutritivas y sabrosas tortillas o sopas. Sin lugar a duda, aún es mejor la avena orgánica, como la que se usa para el producto bio Krunchy Sun Avena di Barnhouse.

Este extraordinario cereal también se puede utilizar para el muesli, al que puede añadirse yogur o leche, o se puede disfrutar de forma natural para un saludable y delicioso desayuno.

Habiendo conocido un poco más acerca de la avena, está claro que es definitivamente un producto extraordinario y que, cada vez más, satisface las necesidades de los consumidores informados e interesados en mantener una dieta sana y equilibrada, para vivir mejor y más tiempo. Por último, la avena es un excelente cereal que ayuda a la digestión y combate la pereza intestinal.

Legumbres son carbohidratos o proteínas
ComidaDelicatessen

¿Las legumbres son carbohidratos o proteínas?

¿Sabéis si las legumbres son carbohidratos o proteínas? La respuesta corta es que son las dos cosas: las legumbres son ricas tanto en carbohidratos como en proteínas, de hecho, son particularmente apreciadas como fuente vegetal de este macronutriente. El problema es que, además de contener una excelente cantidad de proteínas, también están presentes muchas cadenas de azúcar más o menos complejas que comúnmente llamamos carbohidratos

Legumbres son carbohidratos o proteínas

Comencemos ordenadamente. Lo primero que hay que aclarar es que decir “las legumbres son carbohidratos o proteínas” tiene poco sentido, y para entender por qué, debemos tener en mente una simple noción de nutrición: nuestro organismo, como el de otros seres vivos, necesita los tres macronutrientes:

  • Proteína
  • Grasas
  • Hidratos de carbono

En principio, cada alimento está compuesto por al menos uno (generalmente los tres en diferentes cantidades) de estos elementos. Por eso las legumbres no son ni carbohidratos ni proteínas, aunque ambas contengan estos macronutrientes. Además, esta categoría de alimentos contiene muy poca grasa.

Un factor que crea cierta confusión, especialmente entre quienes siguen una dieta baja en calorías, es que las legumbres suelen recomendarse por su alto contenido en proteínas, a pesar de que en realidad contienen una gran cantidad de hidratos de carbono. Así que si diéramos una respuesta concreta a la pregunta “¿las legumbres son carbohidratos o proteínas?” tendríamos que decir: ambas. De hecho, en casi todas las legumbres encontramos muchos más carbohidratos que proteínas:

  • Alubias: 51 gramos de carbohidratos, 23 gramos de proteínas…
  • Garbanzos: 36 g de carbohidratos, 7 g de proteínas
  • Lentejas: 52 g de carbohidratos, 22 g de proteínas
  • Guisantes: 47 g de carbohidratos, 42 g de proteínas
  • Habas: 4,5 g de carbohidratos, 5,2 g de proteínas

Los valores que se ven arriba deben ser utilizados para orientarse, pero las variaciones importantes se deben concretamente a los alimentos, que pueden ser secos o frescos (como en el caso de las habas). En cualquier caso, ahora sabes que si te preguntan si las legumbres son carbohidratos o proteínas, la pregunta es un poco complicada.

Alimentar el planeta desde el espacio
CienciaCultura

Alimentar el planeta, desde el espacio el secreto para producir alimentos desde el aire

Este es un proyecto de hace más de 50 años que hoy en día podría ser la clave para alimentar al planeta produciendo alimentos desde el aire. ¿Ciencia ficción? No, es una vieja idea de la NASA para alimentar a los astronautas durante los viajes espaciales, metida en un cajón durante medio siglo y ahora en los proyectos de varias nuevas empresas.

Alimentar el planeta desde el espacio

Cómo producir alimentos desde el aire

¿Cómo se puede alimentar el planeta produciendo alimentos desde el aire? Gracias a una vieja idea de la NASA. La agencia espacial americana había imaginado utilizar la capacidad de determinadas bacterias para producir alimentos desde el aire durante largos viajes espaciales. Se llaman hidrogenótrofos y son microorganismos que pueden producir proteínas usando CO2 y energía del hidrógeno. A diferencia de las plantas, no necesitan la luz solar y hay varias empresas que las imaginan como una solución para alimentar al planeta en el futuro de forma sostenible, poniéndolas en el centro de un sistema de economía circular.

La idea sería producir hidrógeno usando electricidad de fuentes renovables y usar bacterias para producir proteínas y absorber CO2. Una vez producidas, estas proteínas podrían declinarse en cualquier tipo de carne artificial, a la que, sintéticamente, sería posible atribuir propiedades nutricionales y sabores específicos. Considerando su capacidad de absorber dióxido de carbono, esto podría suponer un punto inicial importante en muchos procesos de producción, proporcionando la base para una economía circular generalizada capaz de alimentar el planeta de manera sostenible.

Ya hay varias compañías que planean utilizar esta tecnología biológica, incluyendo NovoNutrients y AirProtein, que están desarrollando sistemas para extraer alimentos del aire. Producir proteínas de esta manera podría iniciar un sistema virtuoso capaz de equilibrar las emisiones de CO2 de muchos sectores productivos, transformando lo que hasta ahora se considera un residuo peligroso en un recurso. Según algunos expertos, si se optimizara un sistema de producción de este tipo, también se podría obtener un impacto carbónico negativo, es decir, se utilizaría más dióxido de carbono del que se produce. Un resultado que podría alimentar al planeta y tener excelentes efectos ambientales. ¿Quién hubiera pensado que una posible solución a un problema tan terrenal como la producción de alimentos podría venir del espacio?

fuente proteina vegetal
NutriciónSalud

¿Será la hierba la fuente de proteínas del futuro?

Vivimos en una época en la que asistimos a un continuo aumento demográfico que además de otros problemas, trae consigo el de alimentar a una población creciente. Hoy en día, sólo los países del Tercer Mundo y los países en vías de desarrollo se ven afectados por este flagelo, pero pronto el problema se extenderá al resto del mundo. Aquí es donde entran en juego los esfuerzos de los científicos por encontrar fuentes alternativas de proteínas. El hecho de que la hierba sea la fuente de proteínas del futuro, por ejemplo, puede sorprender, aunque no demasiado.

hierba fuente proteinas

Una nueva fuente de proteína vegetal

Son principalmente los vegetarianos y los veganos los que dirigen su atención a las proteínas alternativas para llenar el hueco nutricional que deja la falta de carne, pescado y, en el caso de los veganos, huevos y queso. Ciertamente entre los sustitutos más famosos destaca la soja, utilizada de mil y una maneras, desde la preparación de bebidas vegetarianas hasta las proteínas deshidratadas, que devuelven productos similares en textura y uso a la carne. Según un grupo de científicos de la Technical University of Denmark’s (DTU), el National Food Institute y la Aarhus University, es posible utilizar la hierba como fuente de proteínas para el consumo humano.

fuente proteina vegetal

Sin embargo, para que esto sea posible, es necesario desarrollar una forma de “destilar” las proteínas y hacerlas digeribles para el cuerpo humano. La parte fibrosa de la hierba, especialmente la variedad lolium, se transformará en polvo con un perfil de aminoácidos similar al de la soja, los huevos y el suero. ¿Quién hubiera pensado que una hierba como la cizaña podría convertirse en algo comestible? El futuro de los alimentos, según los investigadores, estará hecho de muchos productos derivados de la hierba como fuente de proteínas. Estas no sólo podrían convertirse en la principal proteína de los vegetarianos y veganos, sino que también, gracias a su alto valor nutritivo y a la facilidad de transporte, en una solución para combatir la malnutrición en los países más pobres.

Es cierto que la idea de extraer proteínas de la hierba y conseguir que sean aptas para el consumo humano no es nueva. Fue en el año 2002 cuando un equipo de investigadores financiados por la Unión Europea descubrió el rubisco, una proteína vegetal extraída de la alfalfa. Desde entonces parece que no ha habido grandes desarrollos, así que todo lo que tenemos que hacer es esperar y ver si el ryegrass se convertirá en la proteína del futuro.