plástico

Bacterias enfermedades microplásticos
EcologíaMedio Ambiente

Los corales prefieren los microplásticos a los alimentos naturales

¿Qué comen los corales? Hoy en día, microplásticos. El inquietante hallazgo nos llega desde los Estados Unidos, donde los investigadores han analizado diferentes corales a lo largo Rhode Island, cerca de la ciudad de Providence. Esto no sería simplemente un efecto secundario de la contaminación microplástica generalizada: al parecer los corales terminan prefiriendo el «sabor» del plástico.

A los corales les gusta el plástico

El estudio se centra en el análisis de los corales de Rhode Island, pero según los expertos, la ingesta de microplásticos podría ser la explicación a por qué están muriendo también los corales de los arrecifes tropicales. El coral en cuestión pertenece a la especie Astrangia Poculata. En las muestras recogidas en la naturaleza, cada pólipo contenía hasta 100 pequeñas fibras plásticas.

Los investigadores también han realizado pruebas en el laboratorio, en las que se ha ofrecido a los corales la opción de nutrirse con sus alimentos naturales, como huevos de artemia o con pequeñas perlas microplásticas. Para asombro general, en todas las ocasiones los corales terminaron ingiriendo hasta el doble de plástico que de huevos. Y no sólo eso: en la mayoría de los casos, después de que su estómago se llenara de plástico sin valor nutritivo alguno, los corales dejaban de comer, corriendo el riesgo de morir literalmente de hambre. Esto, según los investigadores, evidencia que los corales prefieren el plástico a su alimento natural.

Bacterias y enfermedades, el riesgo de los microplásticos

Pero el riesgo no es sólo matar de hambre a los corales. Los microplásticos, de hecho, serían también portadores de bacterias. En experimentos de laboratorio, los corales que habían comido plástico contaminado con la bacteria E. coli murieron en menos de dos semanas.

Según los investigadores, el riesgo de los microplásticos como transmisores de enfermedades se habría subestimado enormemente hasta ahora, precisamente por la tendencia de las bacterias a anidar en los residuos plásticos, a menudo procedentes de desechos y vertederos. Queda por establecer cuán extendido es el problema, especialmente para otras especies coralinas, y en qué medida puede afectar a todo el ecosistema marino.

Juguetes sostenibles plásticos
EcologíaMedio Ambiente

Los juguetes también deben ser sostenibles

La problemática que generan los residuos plásticos no podía no afectar al mundo de los juguetes, al que se le exige que sea más sostenible. La industria del juguete utiliza grandes cantidades de plástico, entonces ¿la única solución posible es volver a utilizar materiales como la madera y la tela?

Juguetes sostenibles: hay que tomar en consideración a los plásticos

Los juguetes deberían ser más sostenibles, pero no es fácil. Los niños adoran los juguetes de plástico, con sus miles de formas y colores. En la actualidad, replantearse la elección del uso de materiales más sostenibles puede que no sea fácil, pero ¿es realmente la única manera de conseguirlo? Afortunadamente, no. Es cierto que la industria del juguete es una industria muy próspera y que es responsable de la comercialización de grandes cantidades de plástico, pero con un enfoque responsable puede que esto no sea tan grave como se pudiera pensar. Lo importante es que los juguetes no sean de plástico desechable. Si son de buena calidad, pueden ser utilizados durante mucho tiempo y pueden ser sustituidos y reciclados.

Tan cierto es que los juguetes deberían de ser más sostenibles, como que esta cuestión es también -en parte- responsabilidad del consumidor. Una buena manera de conseguirlo podría ser, en primer lugar, elegir juguetes de buena calidad que estén diseñados para durar. Compartir y pedir prestado son, sin duda, dos de las mejores prácticas para transformar un objeto usado en uno sostenible, alargando su vida. Elegir comprar juguetes usados es bueno para el medio ambiente y para el bolsillo, aunque es conveniente prestar atención a la vigencia de las medidas de seguridad originales. Otro aspecto que preocupa tanto a consumidores como a los fabricantes está relacionado con las modas: sería deseable que los juguetes de plástico vinculados a las modas pasajeras se sustituyeran por productos más duraderos e «intemporales». Sin olvidar que el reciclaje también es una excelente opción.

Sabiendo que los juguetes también necesitan ser sostenibles, muchas empresas están implementando diversas estrategias, como por ejemplo la introducción de productos creados con materiales de tipo plástico ecológicamente sostenibles y degradables. Las posibilidades son muchas y, con un poco de atención, se pueden obtener grandes ventajas sin tener que hacer tantos sacrificios como se podría pensar.

plástico McDonald's océanos
EcologíaMedio Ambiente

La batalla contra el plástico: McDonald’s dice adiós a las pajitas

La batalla contra el plástico también está calando en la mentalidad de las grandes cadenas: después de Starbucks y su lucha por la creación de un vaso de papel biodegradable, ahora le llega el turno a McDonald’s. En el punto de mira está uno de los objetos plásticos objetivamente más inútiles de todos los tiempos: la pajita.

A partir mayo, en todo el Reino Unido

El cambio tendrá lugar primero en todas sus sucursales del Reino Unido. En este caso, McDonald’s no ha tenido muchas opciones porque recientemente el gobierno británico ha lanzado una serie de iniciativas contra el uso de pajillas, cucharas y palitos de plástico. La disposición que prohíbe estos productos ya está activa en Escocia, pero ante la posibilidad de extenderla a todo el resto de Gran Bretaña, las grandes cadenas se han visto obligadas a pensar en perspectiva.

Desde el próximo mes de mayo, McDonald’s recurrirá a las pajitas de papel en sus 1300 locales británicos, abandonando la alternativa plástica para siempre. Esta iniciativa podría convertirse en un ensayo para extenderse a posteriori a todas las demás sucursales a nivel mundiar. De acuerdo con lo que anunció el gigante de la comida rápida, las pajitas no dejarán de estar disponibles de inmediato, sino que, estarán ocultas detrás del mostrador, y se darán solo a petición explícita del cliente.

En vertederos o en los océanos

La lucha contra el plástico desechable se está convirtiendo en uno de los puntos focales de diversos movimientos medioambientales en todo el mundo. Según una estimación de la organización Strawless Ocean, más de 500 millones de pajitas de plástico se utilizan y tiran todos los días solo en los Estados Unidos. La mayoría de estas pajitas terminan en vertederos o en los océanos. El fenómeno adquirió una dimensión pública después de que un video que se hizo viral mostrara a los investigadores extrayendo una pajita de plástico que terminó en la nariz de una tortuga en las orillas de Costa Rica.

La lucha contra el plástico y las pajitas eco sostenibles

Ya están apareciendo varias alternativas eco sostenibles a los plásticos para aquellos que no se imaginan una vida sin pajitas. Sin embargo, cuidado con los «trucos», porque no todo lo que viene indicado como biodegradable lo es. Un ejemplo son las pajitas de ácido poli láctico que son biodegradables solo a través de procesos de eliminación específicos y no todos los países las aceptan en sus plantas de compostaje.

Parece ser que las pajitas de papel no tienen este problema, aunque quizás, la alternativa más inteligente y creativa es la de algunos restaurantes de Malibú que después de la prohibición de las pajitas de plástico en la ciudad han optado por las pajitas hechas de pasta. Aparentemente, los bucatini son excelentes alternativas para absorber líquidos de la botella, y si eres intolerante al gluten, no hay problema, ya que también tienes pajitas de pasta sin gluten.

Se pueden reutilizar botellas de plástico salud
EcologíaSalud

¿Se pueden reutilizar botellas de plástico?

¿Se pueden reutilizar botellas de plástico? Para tratar de responder a esta pregunta, echaremos mano de un artículo de Altroconsumo, que hace algunas distinciones que es necesario aclarar. Cuando hablamos de plástico, de hecho, no podemos identificar una sola categoría de productos o un solo material.

Falsas creencias

Vamos a dejarlo clarito cuanto antes: sería mejor no reutilizar botellas de plástico. El razonamiento detrás de esta afirmación tiene que ver con a una sustancia en particular, el bisfenol A, más conocido como el BPA. Existe la creencia bastante extendida de que, con un uso prolongado, esta sustancia puede pasar del recipiente a la comida, o en este caso a las bebidas. Solo hay un problema, y es que las botellas de plástico comunes están hechas de tereftalato de polietileno, también conocido como PE, y este material no contiene BPA.

Lo que sí que lo contenía, antes de prohibir su utilización, eran otros objetos producidos en policarbonato, un plástico rígido, como por ejemplo biberones, botellas de agua e incluso chupetes para niños. Entonces, ¿por qué no reutilizar botellas de plástico? Pues porque, aunque que no contengan BPA, están diseñados para un solo uso seguido de su reciclaje. De hecho, con la reutilización prolongada corremos el riesgo de comprometer sus características estructurales, poniendo en peligro el contenido. Además, las botellas, después del primer uso, tienden a estar sujetas a contaminaciones bacterianas, que afectan nuestra salud. De todos modos, tenemos la solución delante de nuestras narices: botellas de vidrio. Este envase se presta mucho más a la reutilización, ya que se puede lavar de manera más fácil y efectiva. Por tanto, si quieres ayudar al medioambiente y a tu salud, usa vidrio y, sobre todo, ¡no te olvides de reciclar!

Plástico reciclado calles Ghana
EcologíaMedio Ambiente

Plástico reciclado para construir las calles de Ghana

Plástico reciclado para construir carreteras, la nueva frontera del reciclaje nos llega desde Ghana, un país donde, según el Foro Económico Mundial, solo se recicla el 2% de los residuos plásticos. Una idea brillante que podría dar una nueva solución al problema de los residuos y que ya está creando numerosos nuevos puestos de trabajo.

Calles de plástico

Las formas de reciclar plástico hasta ahora eran muchísimas: desde las más creativas para sensibilizar al mundo sobre el problema de la contaminación de los ríos hasta las más tecnológicas concebidas por las mentes más privilegiadas del planeta en el campo tecnológico. En este caso, sin embargo, no estamos hablando de un estudio pionero desarrollado en los prestigiosos laboratorios del MIT en Boston, sino de la intuición y la tenacidad de un hombre, un ingeniero ghanés, cuya idea, es tan brillante que no desmerece al lado de las de los mejores científicos del mundo.

Su nombre es Nelson Boateng y es el director de Nelplast Ghana Ltd, una empresa que se ocupa del reciclaje de materiales plásticos. Gracias a los veinte años de experiencia de Boateng, nació la idea de crear bloques compuestos por un 60% de plástico y un 40% de arena. Para su producción, el ingeniero ha creado una maquinaria especial a partir de piezas de metal también recicladas. Los bloques que así se producen, se adaptan perfectamente a la creación del pavimento de las calles, dando respuesta a dos problemas: el mal estado de las calles y la montaña de residuos plásticos no reciclados.

Esta innovadora idea ya cuenta con el favor del ministro de Medio Ambiente de Ghana, quien ya ha ordenado el uso de bloques en diferentes áreas. Además, gracias a este nuevo producto, la empresa de Boateng ya ha logrado dar trabajo, directa o indirectamente, a unas 230 personas. Lo cierto es que, en muchos casos, el único obstáculo para resolver nuestros problemas está en nuestra propia imaginación.

LEGO-eco sostenibles
EcologíaMedio Ambiente

Los LEGO se vuelven eco sostenibles gracias a la caña de azúcar

Los LEGO se vuelven eco sostenibles, toda una revolución verde de las construcciones más queridas del mundo. Gracias a la caña de azúcar, todos los componentes LEGO que representen árboles y plantas se producirán en polietileno de origen vegetal. Pero la compañía danesa no se conforma con esto e imagina un futuro 100% sostenible.

Construyendo un futuro green

El mundo de LEGO es una representación divertida y, a su manera, fiel del mundo real. Por lo tanto, las plantas, las hojas y las flores no podían faltar. Entonces, ¿desde dónde, si no desde ahí, se podría iniciar una revolución hacia la eco-sostenibilidad? La empresa danesa de bloques anuncia que todos los componentes de plantas de su mundo que se construyan, se producirán utilizando materiales de origen vegetal. Para ser más precisos, será con polietileno, que a su vez deriva del etanol producido a partir de caña de azúcar. Es más, no habrá ninguna diferencia en el precio final de las piezas, tan solo que ya se construirán con materiales derivados de la industria petrolera.

Es un primer paso muy importante, al que hay que añadir su firme intención de convertir para 2030 toda la producción a materiales de origen vegetal. También cabe destacar la asociación establecida entre LEGO con WWF para apoyar e incrementar la demanda de materiales plásticos de origen vegetal. Sin embargo, aún queda algún que otro problemilla, ya que, aunque se sabe que los bioplásticos se pueden reciclar varias veces, todavía no son completamente biodegradables, y este sería un aspecto sobre el cual todavía es necesario trabajar un poquito más para dar un salto cualitativo verdaderamente importante. Los primeros componentes de origen vegetal aparecerán en nuestras tiendas a lo largo de 2018, dejando constancia de este claro cambio de rumbo que la empresa está decidida a tomar.

1 2