plástico

5 objetos eco-friendly para tus vacaciones en la playa
Medio AmbienteNoticias

5 objetos ecofriendly para tus vacaciones en la playa

Durante las vacaciones en la playa puedes adoptar comportamientos ecofriendly. Podemos comenzar por la ropa y los objetos que usamos en la playa. Bajo la sombrilla, de hecho, estamos acostumbrados a usar o llevar productos que pueden ser dañinos para el medio ambiente debido al plástico o a los productos químicos de los que están compuestos. Veamos a continuación algunos de ellos junto con las alternativas sostenibles con las que pueden ser reemplazados.

1) Bañadores

La principal prenda del verano, el bañador, tiene una alta probabilidad de acabar primero en la basura, y luego en el vertedero cuando se acaba la temporada de verano por el desgaste que ha sufrido o porque se ha pasado de moda. Para evitar alimentar esta producción de residuos textiles y reducir el consumo de energía derivado de la recuperación de materias primas, la solución es comprar trajes de baño de plástico reciclado. Sloppy Tuna, por ejemplo, utiliza el plástico recogido por los pescadores del Mar Mediterráneo para crear ropa de playa 100% reciclable. Batoko, por otro lado, sólo utiliza materiales como contenedores de comida o alfombras viejas para sus prendas. Los de Tide + Seek y Riz Board Shorts están hechos de Repreve, un poliéster derivado de plástico completamente reciclado, especialmente de botellas. Además de la producción, el lavado de bermudas y bikinis también puede ser contaminante debido a las grandes cantidades de microplásticos que liberan estas prendas. A tal fin, las empresas Cora Ball y Guppyfriend han ideado soluciones para capturar las fibras liberadas en el agua.

2) Cremas solares

Los elementos químicos contenidos en muchos protectores solares pueden tener un efecto perjudicial en los organismos marinos. Los ingredientes más dañinos, y por lo tanto no deben estar contenidos en los productos que se compran, son la oxibenzona y el etilhexil metoxicinamato. En muchos lugares se ha prohibido el uso de cremas que las contengan, por ejemplo en la isla de Palau (a partir de 2020), Hawái y Cayo Hueso en Florida (a partir de 2021); en algunos países, como México, aunque no está prohibido por ley, muchos destinos turísticos piden a los visitantes que no las utilicen.

3) Gafas de sol

Para proteger nuestros ojos hay alternativas sostenibles que no utilizan plástico virgen o materiales sustitutivos que tienen un menor impacto ambiental. W R Yuma 3D-prints utiliza el plástico recogido de las orillas a lo largo de las vías fluviales de Amberes: reducido a trozos y fundido, se transforma en tinta para las gafas de impresión 3D. Wear Panda, por otro lado, utiliza bambú cultivado de forma sostenible, es decir, sin el uso de pesticidas y fertilizantes, para la producción de sus vasos hechos a mano. Y con cada modelo vendido, donan un examen de la vista gratis y un par de gafas graduadas gratis a aquellos que no pueden pagarlas. Por último, Wildwood crea gafas tallándolas en madera, nombrando a cada modelo con el nombre de una especie en peligro de extinción y plantando un árbol con cada par vendido.

4) Chanclas

Otra prenda que puede resultar problemática son las chanclas. Reciclar las viejas para hacer otras nuevas sigue siendo difícil. Más frecuente es su conversión en otros objetos. El comportamiento más ecofriendly a seguir es, por lo tanto, elegir un modelo de chancla más duradero hecho de materiales sostenibles. Para sus chanclas veganas de Rubb , Ethletic utiliza, por ejemplo, caucho natural producido de forma certificada por pequeños agricultores de Sri Lanka. La empresa Brothers We Stand, por otro lado, ha creado un modelo de chanclas, el Ecoalf, fabricado a partir de trozos de neumáticos viejos de coches sin utilizar productos químicos ni adhesivos.

5) Juguetes de playa

Finalmente, incluso para las palas, cubos y moldes con los que los niños juegan junto al mar se pueden encontrar soluciones más sostenibles. Green Toys ofrece un juego con un cubo equipado con un cordón de algodón, una pala, un rastrillo y un molde en forma de castillo, todo ello hecho de plástico reciclado y libre de PVC, BPA y ftalatos. La misma empresa también tiene en su catálogo un Frisbee producido con envases de cartón reciclado. PlanToys, por otro lado, utiliza un ecomaterial derivado del serrín del árbol del caucho para su kit que consiste en un cubo y tres palas en forma de pez. Por último, el Dr. Zigs ha creado un kit de burbujas gigantes que incluye una varita de madera de origen sostenible, cuerdas de algodón sin tratar y un jabón no tóxico para hacer burbujas.

Toalla de playa in plastico recogido
Medio AmbienteNoticias

La toalla de playa hecha de plástico recogido en el mar

Tumbarse sobre una toalla de playa creada con plástico recogido en el Mar Mediterráneo. Las personas que no abandonan el estilo de vida plastic free ni siquiera en vacaciones tendrán la oportunidad de concienciar a sus vecinos de sombrilla gracias a una toalla de playa fabricada en gran parte con plástico reciclado.

Toalla de playa in plastico recogido

El proyecto Seaqual

El plástico utilizado para la producción de la toalla de playa es el del Seaqual, una iniciativa con sede en Girona (España) que promueve la recogida de residuos en el Mar Mediterráneo por parte de los pescadores. Las fibras de poliéster obtenidas por el upcycling del plástico tienen las mismas propiedades físicas que el poliéster virgen, asegura Seaqual. Están hechos de una combinación del 10 por ciento de la basura traída a la costa por los pescadores y el 90 por ciento del plástico PET de uso diario, como las botellas de agua. Una vez que el material se reduce a pequeñas partículas, el nuevo hilo se produce para varios usos: desde accesorios hasta automoción, desde muebles hasta ropa. Desde el comienzo de su actividad, Seaqual ha recogido 99 toneladas de plástico en el Mar Mediterráneo, pero también a lo largo de las costas de Francia y España que limitan con el Atlántico, y ha establecido asociaciones con marcas y operaciones de fabricación en 46 países.

La toalla de playa en plástico reciclado

La idea surgió de Ab Print Consulting, una empresa con sede en Emilia y que opera en el sector de la comunicación corporativa, especializada en artículos promocionales y de regalo. La toalla de playa forma parte del proyecto Stylla, una línea de productos “ecosostenibles y respetuosos con nuestro mundo” con la que la empresa ha decidido comprometerse con la protección del medio ambiente. El 40 por ciento de la toalla está hecha de hilo PET reciclado, mientras que el 60 por ciento restante es algodón reciclado. El proceso de producción, dice la empresa, es completamente ecológico: la tela no se tiñe para ahorrar agua y energía y no se utilizan pinturas, lejías u otros materiales químicos.

Un esfuerzo colectivo

Además de los pescadores, la comunidad que trabaja con Seaqual también está formada por organizaciones no gubernamentales y voluntarios que limpian las playas. Playas donde el plástico volverá, pero en forma de toalla de playa gracias a Stylla. Se puede comprar en internet y el 5 por ciento de las ganancias se donará a las muchas organizaciones que trabajan para eliminar los residuos del medio ambiente.

Pet Mini monopatín eléctrico
EcologíaMedio Ambiente

Pet mini, el monopatín eléctrico hecho de plástico reciclado

PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es un ejemplo de cómo las grandes ideas surgen cuando existen problemas inmediatos que hay que resolver. Esto es lo que el diseñador João Leão, creador del skateboard de plástico reciclado sostiene. En este caso concreto había dos problemas, el del plástico que inundaba las playas de su ciudad, Oporto, y el de la movilidad urbana, cada vez más difícil debido al creciente número de viajeros y a la deficiente red de transporte.

Pet Mini monopatín eléctrico

Un monopatín para la movilidad sostenible y las preocupaciones del plástico

De este modo, poco a poco la idea de Leão cobró vida y con menos de 500 euros de materiales el primer prototipo de PET Mini, el skateboard eléctrico de plástico reciclado, vio la luz. Con un peso de sólo 8 kg y una longitud de 75 cm, puede recorrer unos 36 km a una velocidad máxima de 35 km/h. La carga completa dura poco menos de dos horas y permite tener un medio de transporte ecológico para los desplazamientos en la ciudad. En lo que respecta a los materiales, el tablero está hecho de láminas termoplásticas recicladas, principalmente PP y HDPE y, a pesar de su nombre, no contiene PET.

Producidos por Precious Plastic – un proyecto desarrollado por el product designer Dave Hakkens, que está construyendo una comunidad global de cientos de personas que trabajan por una solución a la contaminación del plástico – después fueron construidos en un Fab Lab local, VIVALAb. Un Fab Lab es un laboratorio y taller de alta tecnología donde una persona común puede diseñar y construir (casi) cualquier cosa, desde productos hasta máquinas o incluso casas.

Básicamente PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es el resultado de compartir proyectos e ideas que permiten no sólo al usuario final personalizar su producto, sino también reducir los costos de producción y distribución. Las partes mecánicas, los componentes de transmisión, los soportes de motor también fueron diseñados y fabricados localmente en VIVALAb y el sistema de poleas se basó en archivos de diseño abiertos disponibles en Thingiverse.

En resumen, el PET Mini, el skateboard eléctrico hecho de plástico reciclado, es una verdadera revolución no sólo como transporte sostenible, sino también como una idea para reciclar el plástico y darle una nueva vida.

Cigalas come plástico
ComidaDel mar

Cigalas come plástico: ¿un problema para el hombre?

Las cigalas son crustáceos de gran valor y calidad muy apreciados en la cocina por su delicadeza, pero la investigación también ha señalado un aspecto preocupante que las caracteriza.

Cigalas come plástico

Las cigalas comen plástico y según un nuevo estudio realizado por el Departamento de Ciencias de la Vida y del Medio Ambiente de la Universidad de Cagliari, el resultado es preocupante, tanto por las consecuencias sobre la salud de los ecosistemas marinos como por el hombre que luego se alimenta de estos crustáceos.

Las cigalas comen plástico y desmenuzan los plásticos ingeridos gracias a un sistema digestivo que es capaz de triturar las partículas de plástico esparcidas en los océanos procedentes de la contaminación.

Una vez que las partículas de plástico se han triturado, después de haber contaminado la cigala, son expulsados y terminan siendo ingeridas por otros ecosistemas marinos más pequeños.

La gran preocupación por los plásticos en los mares se ha centrado principalmente en los mamíferos marinos y los peces, y hasta ahora, ningún estudio se había centrado en el análisis específico de crustáceos como las cigalas.

En los océanos de todo el mundo, la acción mecánica de las olas, junto con muchos otros factores como los rayos ultravioleta del sol, crean las condiciones ideales para romper los plásticos en piezas microscópicas llamadas microplásticos.

Sin embargo, según este nuevo estudio, crustáceos como la cigala también podrían desintegrar los plásticos, creando partículas muy peligrosas que, si se dispersan en los mares, podrían causar daños al medio ambiente.

Recipientes plásticos en microondas
CienciaCulturaSin categoría

¿Es seguro poner recipientes de plástico con comida en el microondas?

Los recipientes de plástico pueden ser seguros para su uso en el microondas siempre que conozcamos el tipo de plástico del que está hecho el recipiente. Existen muchos plásticos derivados del petróleo- que contienen incluso aditivos – que pueden ser liberados en los alimentos y bebidas.

Recipientes plásticos en microondas

Los tipos de plástico utilizados en cocina

El plástico es un material duradero, ligero y flexible. Estas propiedades le permiten transformarse en una variedad infinita de productos, incluyendo los recipientes de alimentos y bebidas. El plástico es un material compuesto de largas cadenas de polímeros y es, en la mayoría de los casos, un derivado del petróleo.

Entre los diversos tipos de plásticos se encuentran:

  • PET (o PETE): polietileno tereftalato;
  • HDPE: polietileno de alta densidad;
  • PVC: cloruro de polivinilo;
  • PEBD: polietileno de baja densidad;
  • PP: polipropileno;
  • PD: poliestireno;
  • PC: policarbonato.

Algunos plásticos también contienen aditivos para obtener las propiedades deseadas del producto final.

¿Qué plástico se puede poner en el microondas?

La mayor preocupación sobre el uso de los recipientes de plástico colocados en el microondas con comida dentro son los aditivos que contiene el plástico. En concreto el bisfenol A (BPA) y una clase de sustancias químicas llamadas ftalatos, que se utilizan para aumentar la flexibilidad y la durabilidad de los plásticos.

Estas sustancias químicas, en especial el BPA, pueden tener importantes efectos en el cuerpo humano. Desde el decenio de 1960, muchos recipientes de alimentos se han fabricado con policarbonato (PC). Las investigaciones han puesto de relieve la posibilidad de que este BPA, presente en el policarbonato, pueda, con el calor, pasar a los alimentos y bebidas.

También es por eso por lo que muchos fabricantes de envases de alimentos y bebidas han elegido plásticos sin BPA, como el polipropileno (PP).

Lamentablemente, muchos estudios han demostrado que incluso los plásticos sin BPA pueden liberar sustancias químicas peligrosas cuando se calientan alimentos en el microondas dentro de estos recipientes.

Por lo tanto, en general es aconsejable evitar el uso de plásticos en el microondas, a menos que el recipiente esté específicamente etiquetado como seguro para su uso en el microondas.

En cualquier caso, es aconsejable:

  • No poner comida caliente en recipientes de plástico;
  • No limpiar nunca los contenedores con materiales abrasivos;
  • utilizar los recipientes durante un período de tiempo no demasiado largo;
  • no lavar continuamente los contenedores en el lavavajillas.

Hay que tener cuidado también con las películas plásticas que se usan para cubrir los alimentos porque pueden contener BPA y ftalatos.

El uso de plástico en el microondas puede no ser seguro, ya que algunas de las sustancias químicas que forman el plástico en los recipientes pueden ser liberadas en los alimentos o bebidas.

Por lo tanto, es necesario conocer el material del recipiente, pero sobre todo es importante comprobar siempre que el recipiente se ha fabricado para poder usarse en el microondas. De lo contrario, es aconsejable sustituir los recipientes de plástico por otros de otros materiales, como la cerámica.

Microplásticos lluven desde el cielo
Medio AmbienteNoticias

Toneladas de microplásticos llueven desde el cielo

Toneladas de microplásticos están lloviendo del cielo según un nuevo estudio de la Universidad de Utah en los Estados Unidos.

Microplásticos lluven desde el cielo

Los investigadores han recogido agua de lluvia durante más de un año en 11 zonas protegidas de los Estados Unidos y los resultados han sido sorprendentes.

El 98% de las muestras seleccionadas tenían partículas de microplástico en su interior. Según el New York Times, las grandes reservas naturales como el Gran Cañón verían llover hasta 1.000 toneladas de microplásticos cada año, lo que equivale a unos 120 millones de botellas de plástico, o unos 3 millones de botellas de plástico al día, según el New York Times.

De hecho, el plástico no se desgasta con el tiempo, sino que se descompone en partículas cada vez más pequeñas hasta niveles infinitesimales que pueden ser depositadas en el tejido animal y después ser ingeridas por los humanos.

Hasta ahora se habían señalado los problemas que los microplásticos causaban principalmente a los océanos pero, gracias a este nuevo estudio, parece que incluso las reservas naturales de la Tierra no son en absoluto inmunes a la contaminación plástica.

Los microplásticos, dado su tamaño, mucho más pequeño que un milímetro, pueden, gracias a los vientos, viajar en la atmósfera durante miles de kilómetros y luego caer junto con la lluvia en cualquier parte del globo.

Gracias a estas investigaciones, se ha demostrado que algunas zonas de los Estados Unidos, que hasta ahora se creían no contaminadas, están en cambio contaminadas por microplásticos, cuyo único origen se remonta a las perturbaciones atmosféricas.

Además, según los científicos, sólo una cuarta parte de los microplásticos, que han caído a través de la lluvia en los parques naturales americanos, habría venido de ciudades cercanas, mientras que todo lo demás habría venido de zonas geográficas más distantes.

Alternativas sostenibles al plásticos
CienciaEnergías renovablesMedio Ambiente

Alternativas sostenibles al plástico, os damos 5 ideas

Sólo las alternativas sostenibles a los plásticos pueden ayudar a reducir el uso y la contaminación – ahora inmanejables – de los productos plásticos fabricados con combustibles fósiles. A continuación, os presentamos cinco importantes innovaciones hechas, en su totalidad o en parte, a partir de materiales orgánicos.

Alternativas sostenibles al plásticos

La importancia de encontrar alternativas sostenibles a los plásticos en el menor tiempo posible puede deducirse del hecho de que:

  • Entre 1950 y 2015, se produjeron alrededor de 6.300 millones de toneladas de plásticos;
  • de los cuales sólo el 9% fue reciclado;
  • El 91% ha ido a vertederos o se ha quemado o, peor aún, se ha dispersado, a menudo en los océanos;
  • 1.300 millones de botellas de plástico se venden cada día en todo el mundo;
  • hay miles de otros productos que no almacenan alimentos o bebidas y que contienen plástico; éstos son obviamente adicionales a los 1.300 millones de botellas mencionadas anteriormente.

Además de eso, si consideramos que el porcentaje de plástico potencialmente reciclable – generalmente con la expresión 100% reciclable – ha aumentado en los últimos años, no se puede asegurar que sea realmente reciclado y que no termine ni en vertedero ni quemado.

En general, el éxito de este producto está vinculado principalmente a su capacidad de durar en el tiempo, a su ligereza y economicidad, pero con frecuencia no es reciclable.

Cinco alternativas sostenibles a los plásticos

Los plásticos, como sabemos, se obtienen de los combustibles fósiles, pero hay alternativas más sostenibles de fuentes renovables en el horizonte. Aquí hay cinco:

Huesos de aceituna

Una start-up turca llamada Biolive ha creado una gama de gránulos bioplásticos a partir de huesos de aceituna. Biolive afirma que los costes de producción se reducen hasta un 90% en comparación con algunos bioplásticos existentes. Esto es importante según el fundador porque los bioplásticos de almidón de maíz son a menudo más caros que los bioplásticos a base de aceite.

Cáscaras de girasol

La empresa alemana Golden Compound ha creado un bioplástico hecho de cáscaras de girasol sostenible. Es, de hecho, un bioplástico reforzado con cáscaras de girasol que la empresa recibe como subproducto de la industria alimentaria.

Desechos de peces y algas

Una iniciativa británica llamada MarinaTex está utilizando piel y escamas de pescado unidas con algas rojas para crear una alternativa de plástico compostable que puede sustituir al plástico desechable. MarinaTex afirma que el biopolímero crea un embalaje más fuerte que una bolsa de plástico convencional, a pesar de la creencia habitual de que los bioplásticos carecen de resistencia y durabilidad. Según MarinaTex, su producto sería compostable en casa en cuatro o seis semanas.

Azúcares vegetales

Avantium, con sede en Ámsterdam, ha creado una tecnología que convierte los azúcares vegetales en un nuevo material de embalaje biodegradable llamado PEF. El FEM parece degradarse mucho más rápido que el PET: 250-400 días de FEM frente a 300-500 años de PET.

Setas

La emergente marca Reishi utiliza hongos para crear cuero sostenible. El biomaterial es resistente al agua y promete el rendimiento, la calidad y la estética de la piel.

Muchas alternativas sostenibles a los plásticos basados en combustibles fósiles, fruto de la genialidad y la innovación, están conquistando gradualmente pequeñas cuotas de mercado en beneficio del medio ambiente, que, aunque sea víctima de productos que todavía están abandonados, puede al menos verlos biodegradarse rápidamente.

Los hongos salvarán la tierra
CienciaEcologíaMedio Ambiente

Cómo los hongos salvarán la tierra

Los hongos son organismos fundamentales para el equilibrio del ecosistema de nuestro planeta y han estado presentes en la Tierra desde hace al menos 400 millones de años. Es bueno recordar que el hongo es sólo la parte floral externa mientras que la gran parte subterránea se llama micelio. Hoy en día hay más de 100.000 tipos de hongos reconocidos y el número crece cada año como prueba de la gran proliferación y variedad de esta especie.

Los hongos salvarán la tierra

¿Cómo sostienen los hongos el ecosistema?

Los hongos son verdaderos limpiadores del planeta, de hecho, trabajan incesantemente para la transformación de los organismos en descomposición del planeta. Además, están en simbiosis con muchos organismos vivos. Para hacer una comparación, se podría definir al micelio como un enorme filtro que elimina las toxinas del suelo haciendo una verdadera limpieza profunda del suelo.

Al ser el micelio una red densa, también es capaz de trasladar los nutrientes de una parte del suelo a otra, reequilibrando el nivel de nutrientes del propio suelo en beneficio de las plantas presentes.

Hongos arma biológica

Los hongos: un arma biológica que salvará la Tierra

Los hongos se consideran un arma importante para el beneficio del medio ambiente. De hecho, nuevos hallazgos han confirmado que los hongos pueden reducir el combustible diésel basado en el carbono.

Además, según nuevos estudios, el hongo de la especie Aspergillus tubingensis tiene la capacidad de crecer en el material plástico y con el tiempo degradar sus moléculas deteriorando el material que de otro modo permanecería en el medio ambiente durante muchos años contaminándolo.

Finalmente, algunos hongos, según los científicos que están analizando la zona radioactiva de Chernóbil, son capaces de absorber la radiación transformándola en energía para su crecimiento.

Es evidente lo esencial que son los hongos para el ecosistema y para la salud del medio ambiente en la Tierra. Incluso la ciencia, que ha comprendido bien su potencial, está invirtiendo cada vez más recursos para estudiarlos y extraer de ellos información útil para las muchas aplicaciones posibles por el bien del planeta.

Disminuir plástico en casa
EcologíaEstilo de vidaMedio Ambiente

Cómo disminuir el plástico en casa con un comportamiento sencillo

El crecimiento exponencial del plástico en los últimos años es también el resultado de las elecciones que cada consumidor toma diariamente. De ahí la importancia de ser plenamente consciente del propio comportamiento y tener un enfoque mental abierto a nuevas actitudes sostenibles para reducir el plástico, empezando desde casa.

Disminuir plástico en casa

Para reducir el consumo de plástico en casa probablemente bastaría con prestar atención a la cantidad de objetos de plástico que se utilizan cada día en el hogar. Habría que seguir preguntándose si no podrían y no pueden, con el paso del tiempo, ser sustituidos por otros de materiales diferentes o por alternativas que ya no requieran su uso.

Os presentamos algunas ideas para reflexionar y que os pueden ayudar a reducir el plástico en casa:

  • preparar la comida en casa sin comprar alimentos preenvasados; incluso una salsa, tan sencilla de preparar en casa, se suele servir en bandejas de plástico en el supermercado;
  • evaluar siempre opciones de entrega en cajas para alimentos en la zona donde se encuentra la casa: por lo general, estas empresas especializadas, sobre todo en las grandes ciudades, se han equipado con cajas de madera o de cartón para entregar los productos y no utilizan envoltorios de plástico. Hacer esta petición a las grandes cadenas de supermercados es más difícil;
  • Buscar siempre opciones de entrega lo más cerca posible de vuestra casa: suele ser más fácil pedir a la tienda de debajo de casa la entrega de vino, queso, té y café sin plástico; y pedirlo a través de las redes sociales puede ser un estímulo tanto para el comerciante como para otros clientes;
  • seguir llevando la bolsa de tela al supermercado; aunque ahora se ofrecen bolsas biodegradables, ayuda a evitar el desperdicio de éstas y de las cajas de cartón;
  • sustituir los envoltorios de plástico por alternativas reutilizables. Las sobras en la cocina se pueden guardar sin papel fim, utilizando envoltorios de cera de abeja o contenedores de vidrio, que se pueden meter directamente al congelador, ser reutilizados varias veces y mantener los ingredientes increíblemente frescos;
  • probad algunas alternativas sin plástico en el baño: champús, maquinillas de afeitar y cepillos de dientes, todos sin plástico; hay versiones sin plástico de casi todos los productos para el cuidado de la piel, desde hidratantes hasta maquillaje y mascarillas para la cara;
  • no uséis toallitas desechables: son uno de los productos domésticos más perjudiciales para el medio ambiente; podéis sustituirlas por tampones y paños de algodón reutilizables; cuanto menos viajéis a la tienda para comprarlas, menos consumiréis y, por último, pero no menos importante, menos residuos;
  • limitar la compra de envases de plástico reutilizándolos, por ejemplo para rellenar detergente;
  • hacerse enviar el agua a casa en botellas de vidrio; las botellas son 100% reutilizables.

Cualquier nuevo comportamiento que adoptemos para reducir el consumo de plástico en casa será siempre el resultado de prestar una atención extra dedicada a evitar el uso del plástico o a sustituirlo y que poco a poco cambiará el enfoque de este material.

Oficina sostenible
Estilo de vidaNoticias

Cómo tener una oficina sostenible

Para que una oficina sea sostenible, no es necesario imaginar quién sabe qué cambios, sólo hay que poner en práctica algunos trucos y hábitos positivos, en primer lugar, sustituir el plástico siempre que sea posible. Sin embargo, éste es sólo uno de los pasos necesarios para tener una verdadera oficina ecológica, para tener una filosofía de sostenibilidad a 360 grados hay que prestar atención a muchos aspectos diferentes.

Oficina sostenible

1. Papelería y objetos green

Uno de los primeros pasos para lograr una oficina sostenible es pensar en los artículos de papelería y en todos los objetos que se pueden consumir durante las actividades diarias: los paquetes de papel deben comprarse siempre reciclados, tanto los que se utilizarán para la escritura como los destinados a la impresora. De la misma manera, las tazas de café de plástico pueden ser sustituidos en favor de alternativas más sostenibles.

Otra forma de hacer sostenible una oficina es educar a los empleados sobre la reutilización: en lugar de tirar un objeto, sería mejor encontrar un nuevo uso, incluso aunque fuera trivial como, por ejemplo, para una carpeta o un archivador.

2. Evitar imprimir cuando no sea necesario

Puede parecer obvio, pero lograr que una oficina sea sostenible significa a menudo tener buenos hábitos ecológicos. Un ejemplo concreto es evitar la impresión de documentos si no es estrictamente necesario, quizás organizándose para tener un tablón de anuncios virtual en el que se puedan colgar los mensajes más importantes, los que tendrían un plazo de 24 horas, por ejemplo.

En esta área también hay softwares diseñados para hacer una oficina sostenible desde el punto de vista de la impresión, analizando el consumo de tinta y papel para evaluar las mejores formas de ahorrar dinero. No se trata sólo de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente, sino también de mantener costes bajos a largo plazo.

3. Reconsiderar la oficina clásica

No es necesario tener un entorno caro o revolucionario para hacer una oficina sostenible, sino más bien poder hacer un uso eficiente de los recursos disponibles, entre ellos, el espacio. La organización del teletrabajo, por ejemplo, puede dejar claro si una persona necesita estar físicamente presente en la oficina o no, y si se puede dejar en casa significa reducir significativamente el impacto ambiental de una empresa.

4. Eliminar los vampiros energéticos

Otro paso fundamental para hacer una oficina sostenible es eliminar los vampiros energéticos, todos esos consumos silenciosos y generalmente inútiles que nos cuesta incluso notar. Las impresoras y las fotocopiadoras, por ejemplo, incluso en modo stand by, pueden tener un consumo de energía considerable, por lo que puede valer la pena desenchufarlas (o apagar un interruptor principal) para reducir su impacto ambiental durante la noche.

Esto, por supuesto, también se aplica a los ordenadores y a los monitores dejados en stand by, así como a otros objetos electrónicos. En pocas palabras: si no es necesario encenderlas durante la noche, es mejor apagarlas permanentemente durante las horas en que la oficina está vacía.

5. Ajustar la luz

A menudo se subestima la importancia de la luz en el lugar de trabajo, pero es una cuestión clave cuando se trata del bienestar de los empleados. Además, la iluminación es un parámetro que debe tenerse muy en cuenta para que una oficina sea sostenible, ya que puede ahorrar en el consumo (y en la factura).

Es muy importante saber cuándo es posible apagar las luces, por ejemplo, cuando la iluminación natural sea suficiente, así como imaginar la disposición de las mesas para que el sol ofrezca siempre su mejor iluminación. Otras soluciones son las luces activadas con sensores de movimiento u otras ideas similares.

6. Mantener la calefacción y el aire acondicionado al mínimo

Un problema al que se enfrentan muchos lugares de trabajo es la calefacción o la refrigeración de las habitaciones utilizadas por los empleados. El truco para hacer sostenible una oficina es minimizar, en la medida de lo posible, los cambios de temperatura: por lo tanto, nunca hay que exagerar con el calor o el frío, apuntando a una temperatura óptima que no obligue a nadie a cubrirse o desvestirse por exceso de calor o frío.

También puede ser muy útil hacer que los sistemas de calefacción y refrigeración sean inspeccionados al menos una vez cada estación, para que el equipo siempre funcione de la mejor manera posible.

7. No más servilletas, pañuelos o toallas de papel

Es muy probable que en el baño de tu oficina haya toallas de papel, y que en la cantina haya servilletas desechables, o incluso que entre los escritorios haya pañuelos de papel. Estos tipos de productos son una fuente importante de desechos y contaminación y pueden ser fácilmente sustituidos por alternativas ecológicas en algodón para lavar periódicamente o en bambú.

8. Elegir snacks locales

Una de las soluciones poco conocidas pero muy interesantes para hacer una oficina sostenible es elegir sólo snacks locales para disfrutar en el trabajo. Esto significa decir adiós a las indudablemente cómodas máquinas, pero también significa dar la bienvenida a los productos preparados localmente, a menudo artesanales, con una fase de transporte mucho más limitada, prácticamente Km 0 y con un impacto sustancialmente menor en el medio ambiente.

9. Educar y ser educado para respetar el medio ambiente

El lugar de trabajo puede tener un impacto muy importante en las personas, especialmente cuando se trata de espacios donde los empleados pasan más de un tercio de su jornada, por lo que educar y ser educado en el respeto al medio ambiente puede tener fuertes repercusiones. Es fácil ver por qué el hecho de hacer que una oficina sea sostenible puede tener también un impacto fuera de la vida laboral, por lo que iniciativas como ésta, aunque sólo se dediquen a la sensibilización, pueden tener implicaciones muy positivas.

10. Traer el verde a la oficina

El último consejo puede que no haga una oficina sostenible en sí misma, pero sin duda ayuda a entrar en la perspectiva correcta: llevar la vegetación al lugar de trabajo, con plantas colocadas estratégicamente en algunos lugares de la oficina, puede tener un impacto indirecto interesante. Además de ayudar a purificar el aire, estas plantas serán un bastión de la naturaleza en el lugar de trabajo, ayudando a recordar a todos por qué es importante apostar por la sostenibilidad y la reducción del impacto ambiental.

Seguir estas directrices facilita la creación de una oficina sostenible, pero está claro que siempre es un reto: no es necesario aplicar estrategias que alteren el equilibrio de un entorno de trabajo de una sola vez, basta con fijar un objetivo y establecer una serie de pasos graduales para alcanzarlo. El premio es un mundo mejor para todos, especialmente para las generaciones futuras.

Què son los biopolimeros
EcologíaMedio Ambiente

Qué son los biopolímeros

Los biopolímeros, o polímeros de origen biológico, podrían sustituir a los plásticos en un futuro cercano. Se trata de largas cadenas de moléculas unidas entre sí por fuertes lazos. Entender exactamente de qué se trata es importante para un futuro comprometido con la sostenibilidad, teniendo en cuenta que los biopolímeros parecen ser más respetuosos con el medio ambiente que los plásticos convencionales.

Què son los biopolimeros

Materiales y orígenes de los biopolímeros

El primer aspecto interesante de los biopolímeros es su origen. Se preparan con materias primas vegetales, en orden de prevalencia:

  • maíz
  • patatas
  • trigo blando
  • cebada
  • arroz
  • sorgo

Para entrar más en detalle, el almidón y la dextrosa, dos de los ingredientes más utilizados en la producción de biopolímeros, se extraen de estas plantas. Si hoy en día la materia prima suele utilizarse específicamente para la producción de diferentes biopolímeros, los investigadores buscan un método para crearlos a partir de residuos agrícolas.

Biopolímeros y certificaciones

Una de las razones por las que los biopolímeros son tan populares, como ya os hemos anticipado, es su sostenibilidad y la relativa facilidad con que pueden ser degradados. Hay varias certificaciones en Europa para atestiguar esta calidad:

  • OK compost Home: indica la posibilidad de hacer compost de plástico en casa
  • IBAW: es el acrónimo que indica la necesidad de compostaje industrial

Se estima que la certificación más extendida es la de la IBAW y que a principios de la década de los años 2000 representaba el 90% del mercado de biopolímeros en Europa. Con el paso de los años veremos más y más de este tipo de material utilizado en todo el mundo, hasta el punto de que podría reemplazar completamente el plástico al que estamos tan apegados.

Cosmeticos zero waste
Productos cosméticos

Cosméticos sostenibles zero waste

En los últimos tiempos hay cada vez más informes sobre la presencia de sustancias tóxicas en los cosméticos. No nos referimos sólo a los microplásticos, de los que ya hemos hablado ampliamente, ni a su peligro para el mar, los animales y la salud humana. Hoy en día, la cuestión afecta también al packaging de los cosméticos. Por eso es importante saber elegir cosméticos sostenibles zero waste, para evitar tirar el plástico después de la compra, un plástico con un ciclo de vida tan corto como dañino.

Cosmeticos zero waste

Alternativas ecológicas y sostenibles a los plásticos

En los últimos años, es precisamente el plástico el que ha sido objeto de atención: después de una edad de oro, estamos asistiendo a un retorno al pasado y a la aparición de alternativas ecológicas y sostenibles al propio plástico. Esto se aplica a los alimentos, detergentes, ropa, juguetes, pero también a los productos de cuidado personal. En el campo de los cosméticos hay diferentes soluciones para reducir los residuos y e impactar menos en el medio ambiente, se llaman cosméticos sostenibles zero waste. Averigüemos cuáles son.

Cosméticos sólidos

Los tiempos han cambiado y los cosméticos sólidos ya no se limitan al jabón de la abuela. Los champús, acondicionadores, desodorantes y geles de ducha que se venden en forma de jabón suelen estar envueltos en papel reciclable y no en plástico. Estos tipos de productos de belleza entran en la categoría de los cosméticos sostenibles zero waste, que también, si se eligen naturales, orgánicos y veganos, serán una garantía adicional para la salud y el medio ambiente.

Cosméticos caseros

Unos pocos ingredientes naturales son suficientes para satisfacer las necesidades de la cosmética diaria: bicarbonato, zumo de limón, ácido cítrico y aloe vera son sólo algunos de los ingredientes con los que se pueden hacer cosméticos caseros que son verdaderos cosméticos sostenibles zero waste.

Distribuidores de grifo

Aún no muy extendidos en el sector de los cosméticos (ya están presentes en varios supermercados en lo que se refiere a detergentes para vajilla y lavadoras), los distribuidores de grifo son una alternativa válida a las tres propuestas anteriores. Todo lo que tenéis que hacer es ir al punto de venta con tu contenedor y proceder con el refill que necesitéis. De esta manera se crearán verdaderos cosméticos sostenibles zero waste y se reducirá significativamente la cantidad de plástico que se pone en el medio ambiente.

En resumen, las soluciones para utilizar cosméticos sostenibles zero waste y vivir una vida libre de contaminación existen y en un futuro estarán cada vez más presentes.

Plástico océanos
CulturaMedio AmbienteNoticias

El plástico en los océanos también es visible desde el espacio

El plástico en los océanos aflige al planeta. Un estudio reciente publicado en Nature muestra que las bolsas flotantes de macroplásticos son detectables desde el espacio por los satélites y que dentro de estos agregados plásticos también es posible distinguir materiales naturales como las algas o la madera.

Plástico océanos

Los plásticos en los océanos

La presencia de plástico en los océanos es un fenómeno ampliamente conocido. Manchas gigantes de desechos plásticos de los puntos más diversos de los océanos se juntan, principalmente por las corrientes y los vientos, y forman verdaderas islas de plástico en los océanos.

El problema ha sido noticia desde hace tiempo, principalmente gracias a las imágenes satelitales que han permitido que todos perciban el tamaño incontrolado del plástico en los océanos, que se clasifica en macroplásticos (tamaño superior a 5 mm) y microplásticos (tamaño inferior a 5 mm).

El plástico que entra en las aguas del océano tiene dos destinos: flotar en la superficie o hundirse. Este plástico, que consiste principalmente en botellas, bolsas y redes de pesca, daña el ecosistema marino, ya que puede comérselo o quedar atrapado. Además, si no se elimina, tenderá a romperse en microplásticos, lo que es igual de perjudicial, con la diferencia de que es imposible de detectar.

Por eso es esencial poder detectar los plásticos flotantes de mayor tamaño antes de que se ingieran, se conviertan en una trampa o se rompan.
Un estudio reciente publicado en naturaleza nos informa que la última generación de satélites puede ser de gran ayuda para combatir los plásticos en los océanos.

El plástico en la mira de los satélites

El estudio publicado muestra por primera vez que las bolsas de macroplásticos flotantes son detectables desde el espacio gracias a los datos ópticos adquiridos por los satélites (en este caso el Sentinel-2 de la Agencia Espacial Europea) y que, además, dentro de las bolsas se distinguen materiales naturales, como las algas marinas.

De hecho, se han clasificado con éxito los plásticos sospechosos de ser plásticos con una precisión del 86%.

En comparación con lo que los satélites podían hacer hasta ahora, la nueva investigación ha demostrado que en menos tiempo y con más detalle es posible utilizar los satélites para detectar rápidamente bolsas de plástico en los océanos (incluso los pequeños como de 5 metros x 5 metros) y para comprender si hay otros materiales además del plástico para componer tales agregados.

El sistema, de hecho, es capaz de distinguir el plástico de las algas, la madera e incluso los componentes naturales no vegetales, gracias a un enfoque de aprendizaje automático y probabilístico.

Por consiguiente, el estudio sienta las bases de un futuro sistema de vigilancia ampliado y en gran escala que permitirá adoptar medidas oportunas para buscar, detectar y eliminar miles de bolsas de plástico en los océanos.

TikTok sostenibilidad
EcologíaMedio Ambiente

Tiktok y la sostenibilidad contada a los jóvenes

El encuentro entre TikTok y la sostenibilidad ha ocurrido y está ocurriendo sin hacer demasiado ruido, aunque ya es un hecho. Si quieres hablar con los jóvenes – el espectro del Gen Z – y escuchar su voz, la red social china es el lugar adecuado para hacerlo.

TikTok sostenibilidad

Las campañas de sostenibilidad se realizan en TikTok

¿Por qué TikTok es el lugar adecuado para hablar de sostenibilidad a los jóvenes? Simple, porque es el lugar (digital) donde los jóvenes están hoy en día. El formato de la plataforma consiste en videos cortos, de un máximo de 60 segundos, a los que se les puede añadir todo tipo de efectos y una música de fondo. Un modo comunicativo que parece haber conquistado a la Gen Z, que va desde el entretenimiento hasta los temas más importantes. Navegando con un poco de atención se puede ver como los videos recogidos por hashtag como: #sustainability, #zerowaste, #plastic y muchos otros, son cada vez más. Esta es una nueva forma de comunicar el tema, a veces sin necesidad de usar palabras.

Hablar de sostenibilidad en TikTok es fácil y se hace de maneras muy diferentes: mostrando ideas para el reciclaje, haciendo pequeños clips informativos sobre un tema en particular o tal vez simplemente dando un buen ejemplo con una acción ejemplar. El punto es que el mensaje llega y funciona, el modo es agradable para hacer vibrar las cuerdas de la conciencia entre los jóvenes que, como hemos visto en los últimos años, están de todo menos desinteresados en estos temas. El canal de comunicación es tan eficaz que ha entrado en el radar incluso de las más grandes y empresas, lo que también podría dar lugar a un “efecto Facebook” negativo en el que ciertos grupos de edad han desaparecido completamente a favor de los llamados laggards.

Ya sea por su inmediatez, por las grandes posibilidades creativas puestas a disposición de los usuarios o por la importancia del lado musical, la plataforma gusta y eso que queda todo un universo aún por descubrir. Por esta razón en TikTok la sostenibilidad puede ser contada de una nueva manera y posibilita utilizarlo para hablar y escuchar a las nuevas generaciones y dirigirlas hacia un futuro más respetuoso del planeta.

Vajilla compostable
EcologíaMedio Ambiente

Vajilla compostable: del orgánico una solución para los bioplásticos

La vajilla compostable podría tener un nuevo futuro gracias al mundo de los productos orgánicos, que son capaces de ofrecer una solución al destino de los bioplásticos. De hecho, aunque este material es respetuoso con el medio ambiente y se produce gracias a materias primas con un impacto ambiental menor que el petróleo y sus derivados, la transición del basurero al compostaje no siempre es fácil.

Vajilla compostable

El destino de las vajillas compostables

Como os hemos mencionado, el problema de las vajillas compostables no es tanto la producción o el uso, sino más bien la eliminación después de convertirse en desechos. Cada país, región e incluso las ciudades pueden tener sus propias reglas, pero el elemento principal no ha cambiado: separar la vajilla compostable, y en general los materiales de ese tipo de la basura clásica es difícil, y muchos vertederos no pueden seguir el ritmo.

Para resolver este problema, algunos países están tratando de aumentar el número de personas que participan en las operaciones de clasificación, pidiendo a las empresas que producen vajillas compostables que las hagan lo más reconocibles posible. No estamos hablando simplemente de marcas concretas, sino de colores y formas reconocibles para facilitar al máximo el trabajo del personal de clasificación.

La vajilla compostable y el mundo de los productos orgánicos

Y aquí entra en juego la difícil relación entre la vajilla compostable, los productos orgánicos y los bioplásticos. La idea es poder utilizar productos de este tipo para producir abono que se utilizará para fertilizar los cultivos orgánicos, de modo que los residuos sean un recurso potencial. Sin embargo, tampoco en este caso hay una solución sencilla: según la legislación, el uso de productos como las vajillas compostables puede prohibirse porque pueden contener sustancias químicas. En estos casos hablamos de contaminación, y como la certificación orgánica es estricta, evitar que incluso los restos de residuos no compostables acaben en los campos sería un problema.

Lo que podría cambiar el papel de las vajillas compostables son precisamente las técnicas de recogida de residuos, junto con la difusión de materiales degradables y las prácticas adecuadas: momento desde el cual la calidad del compost producido con estos materiales se podrá garantizar. Será en ese momento cuando la biotecnología pueda acoger los residuos compostables, transformando de este modo el sector.

contaminacion plasticos poliestireno
CienciaCultura

Contaminación plástica, llega el gusano come poliestireno

La larva de la polilla de la harina podría resultar de gran ayuda contra la contaminación que producen los plásticos, al transformarse en un gusano comedor de poliestireno. Es un organismo capaz de alimentarse de plástico y descomponerlo en elementos básicos “reciclándolo”, al menos en parte. No sería el único insecto capaz de hacerlo, pero la peculiaridad de esta larva es que también es capaz de alimentarse de un plástico particularmente tóxico como el poliestireno sin aparentemente ninguna contraindicación.

contaminacion plasticos poliestireno

¿Un gusano para luchar contra la contaminación del plástico?

La investigación sobre las larvas que comen poliestireno nos llega desde la Universidad de Stanford en los Estados Unidos. Desde hace algún tiempo, los investigadores han estudiado las cualidades de la larva del molinero, otro nombre de la polilla de la harina, y en particular su posible uso para combatir la contaminación del plástico. Sus peculiares cualidades como comedores de plástico se deben a un microorganismo presente en el interior del intestino del gusano que es capaz de biodegradar parte del plástico en componentes básicos.

gusano come poliestireno

Sin embargo, la novedad que sorprendió a los investigadores es cómo incluso los tipos de plásticos altamente contaminantes, como algunos tipos de poliestireno que contienen aditivos particularmente tóxicos, pueden ser “digeridos” por el gusano sin que se acumule la toxicidad en su cuerpo. Este es un descubrimiento que los investigadores consideran increíble porque las larvas de la polilla de la harina se crían a menudo como alimento para animales y, potencialmente, también como fuente de proteínas para la nutrición humana, y ahora podría ayudarnos contra la contaminación de los plásticos.

plasticos poliestireno

¿Es el gusano come poliestireno la solución definitiva?

Aparentemente, incluso los gusanos comedores de poliestireno serían “seguros” para ser reutilizados como fuente de alimento. Esto podría, según los investigadores, revolucionar la calidad de los esfuerzos para combatir la contaminación de los plásticos. Si fuera posible utilizar gusanos para descomponer el plástico y luego utilizar los mismos gusanos para la alimentación animal dispondríamos de un incentivo económico considerable. Sin embargo, los gusanos comedores de plástico sólo son capaces de descomponer parte del poliestireno, mientras que un componente permanecería intacto y aún tendría que ser eliminado. Por lo tanto, la mejor solución para la contaminación plástica sigue siendo no utilizarla.

efectos microplasticos humanos
EcologíaMedio Ambiente

Microplásticos: ¿las bolsitas de té son un peligro para la salud?

Algunas bolsitas de té liberarían microplásticos, lo que supondría un probable riesgo para la salud. Una investigación reciente de la Universidad McGill en Canadá ha analizado los efectos de varias bolsitas de té de plástico  y se han obtenido resultados muy preocupantes. Los resultados han sido publicados en la revista Environmental Science & Technology de la American Chemical Society.

Microplasticos las bolsitas

Microplásticos que se desprenden de las bolsitas de nylon

Los investigadores canadienses han querido estudiar los efectos del uso de bolsas de té de plástico y, en concreto, el riesgo asociado a la liberación de microplásticos. Los microplásticos son pequeñas partículas de plástico que a menudo son invisibles a simple vista y cuyos efectos en la salud humana y en la de otros organismos vivos son todavía desconocidos.

Durante los experimentos los investigadores canadienses descubrieron que las bolsas de té hechas de plástico, calentadas a 95°C, liberaban hasta 11.600 millones de partículas microplásticas y hasta 3.100 millones de partículas nanoplásticas, que son incluso más pequeñas que las de los microplásticos y cuentan con un tamaño de tan sólo unos pocos nanómetros. Las partículas de este tamaño son tan pequeñas que podrían incluso penetrar la pared celular y esto podría tener consecuencias impredecibles. Estos niveles serían cientos de miles de veces más altos que los de otros alimentos.

Microplasticos bolsitas nylon

Los efectos de los microplásticos en los seres humanos

Para comprender mejor los efectos de este tipo de contaminación, se han utilizado pulgas de agua (Daphnia Magna), organismos que a menudo se emplean como modelos para estudios ambientales, y las han expuesto al agua contaminada. Según los investigadores, su comportamiento se ha vuelto «irregular» y los microplásticos han tenido un efecto muy preocupante sobre la composición de su exoesqueleto.

efectos microplasticos humanos

Según las previsiones del World Wide Fund for Nature, cada persona ingiere un promedio de hasta 5 gramos de plástico a la semana. Lo que equivale al peso de una tarjeta de crédito. Cada año, terminamos ingiriendo una media 260 gramos de plástico. Según investigadores canadienses de la Universidad McGill, estas son estimaciones muy prudentes, ya que hasta ahora sólo se han analizado muy pocos alimentos para detectar la presencia de microplásticos. El problema, como evidencian las bolsas de té de plástico, podría ser mucho más importante de lo que se ha teorizado hasta ahora.

beauty routine plástico reciclado
Productos cosméticosSalud

El plástico reciclado es el nuevo ingrediente de la cosmética green

Todos tenemos el deber de utilizar más plástico reciclado, pero los cosméticos no son el primer ámbito de aplicación en el que pensamos. Hasta ahora. Un estudio publicado en la revista ACS Central Science, con el título: «Upcycling Single-Use Polyethylene into High-Quality Liquid Products», presentó una innovadora propuesta para la recuperación de plásticos desechables con muchas aplicaciones diferentes.

plástico reciclado cosmética

La beauty routine a base de plástico reciclado

Con esta nueva metodología se ha descubierto la forma de descomponer el plástico a través de una enzima y una pequeña cantidad de presión y calor, en un compuesto líquido de alta calidad. De esta manera, los plásticos reciclados pueden ser utilizados de muchas maneras diferentes, incluyendo los cosméticos. Pero eso no es todo, también se pueden obtener aceites, detergentes y lubricantes.

beauty routine plástico reciclado

La parte más revolucionaria de este proceso por el cual se acerca el plástico reciclado a la industria de la cosmética y, por lo tanto, a la beauty routine de muchas personas, es el ahorro de energía. Las formas tradicionales de reciclaje de plásticos requieren grandes cantidades de energía y generan emisiones significativas. Pero este no es el caso. Como hemos mencionado anteriormente, la cantidad de energía requerida es mucho menor y el producto obtenido es de calidad superior.

Con el plástico reciclado, los cosméticos se vuelven green, no porque utilicen productos naturales, sino porque ayudan a dar a los plásticos una segunda vida. Se trata de un enfoque ligeramente diferente que se centra en la protección del medio ambiente. Según los creadores del estudio, la idea de eliminar completamente el plástico sería impensable en este momento de nuestra historia, pero hoy en día es posible utilizarlo de una manera más responsable, incluso en la beauty routine.

futuro embalaje hojas platano
EcologíaMedio Ambiente

Las hojas de plátano orgánicas son la nueva alternativa a los plásticos no reutilizables

Las hojas de plátano orgánicas como alternativa al plástico desechable son actualmente una realidad gracias a los productos de la Indian start up Banana Leaf Technology, que ha encontrado la manera de utilizar esta peculiar materia prima para construir envases ecológicos.

hojas plátano alternativa plásticos

El futuro del embalaje gracias a las hojas de plátano orgánicas

Todo comenzó en el año 2010 con la idea de Tenith Adithyaaa, de la India y de 11 años de edad, que imaginó una manera de limitar la cantidad de residuos plásticos. Las hojas de plátano orgánicas se han convertido en una alternativa real a los plásticos desechables y simplemente esperan a ser distribuidas. La tecnología desarrollada a lo largo de los años por la empresa prevé un tratamiento específico de las hojas, sin la utilización de productos químicos nocivos, lo que las hace duraderas (hasta 3 años) y resistentes a las altas y bajas temperaturas. De esta manera, las partes vegetales se transforman en un material versátil y apto para múltiples usos.

futuro embalaje hojas platano

Hasta la fecha, las principales aplicaciones de las hojas de plátano como alternativa al plástico desechable se centran en una treintena de envases diseñados por Banana Leaf Technology pero, como la empresa ha querido destacar, esta materia prima ecológica se presta a las más variadas aplicaciones y personalizaciones. El producto, a pesar de su resistencia, sigue siendo biodegradable y además no es nocivo para el medio ambiente. Nos encontramos ante una gran oportunidad para el desarrollo de la economía circular que también podría revolucionar el sector del embalaje con una alternativa sostenible en todos los aspectos.

No hay que olvidar la optimización de las plantaciones de plátanos existentes que, gracias a la explotación de las hojas, pronto podrían ser más eficientes y menos dañinas para el medio ambiente.

Decoraciones y carteles
EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Mesa de navidad sostenible: cómo prepararla de un modo Green

Poner una mesa de Navidad sostenible es una oportunidad para que muchos dejen volar su imaginación y la creatividad. Poner una mesa de Navidad sostenible podría no ser fácil, sobre todo si os dejáis llevar por las múltiples baratijas que las tiendas y las grandes cadenas de distribución nos ofrecen. Pero no os asustéis, una mesa sostenible es posible y rápidamente os daréis cuenta de lo fácil que es crear hermosas decoraciones navideñas con un impacto cero, pero que sean realmente originales.

Mesa de navidad sostenible

Tejidos y vajillas sostenibles

Un mantel de algodón es sin duda preferible a los manteles de papel desechables o, lo que es peor, de plástico para vestir una mesa de Navidad sostenible. Lo mismo podemos decir de las servilletas y, como regulan los cánones del home decor, nadie os prohíbe usarlas de formas diferentes. No todos tienen tantos servicios como los necesarios para los días festivos.

Para un día festivo como la Navidad, limpiad bien la hermosa cubertería de vuestra abuela o familia y evitad así las vajillas desechables. Aunque los platos de plástico están a punto de ser retirados para siempre de los supermercados, todavía están a la venta. Si realmente no podéis prescindir de ellos, elegid los que hayan sido certificados como biodegradables para que podáis reciclarlos. Debemos decir que el uso de platos y vasos clásicos, así como de cubiertos tradicionales, os permite tener una mesa de Navidad más refinada, formal y sostenible, perfecta para las fiestas.

Decoraciones y carteles ecológicos

Seguramente será vuestra imaginación la que os guíe, pero os damos algunos consejos para crear carteles que indican donde deberéis sentaros en un modo ecológico a partir de hierbas y especias, ideales para decorar una mesa de Navidad perfecta y sostenible. Una ramita de romero envuelta en una corona, un aromático palito de canela o unas bayas de anís estrellado pueden atarse fácilmente con hilo de cocina y utilizarse para señalar el sitio a los invitados a la mesa simplemente añadiendo una tarjeta con el nombre escrito en una bella caligrafía. Con canela se puede cubrir un vaso por fuera y envolverlo con una cinta roja.

Decoraciones y carteles

Después encended una vela y tendréis un porta velas aromático y decorativo. Utilizad siempre materiales naturales, como las piñas, que os serán de gran ayuda en vuestras decoraciones. Colorearlas con témpera (o dejar que lo hagan los más pequeños) y decorarlas con purpurina para crear unos bonitos marcadores de posición. Las galletas son perfectas y cuentan con infinitas posibilidades de personalización. Utilizad la masa clásica de pan de jengibre o gingerbread, armaos con moldes y glaseado de azúcar y decorad vuestras creaciones.

1 2