Perfume

Perfume sólido natural
Productos cosméticos

Perfume solido natural y orgánico casero

Sentirse bien, oler bien, seducir. Todo esto se puede lograr usando un perfume sólido natural y orgánico casero, para regalarse no sólo salud y belleza, sino también un mimo extra. Obviamente hay que hacerlo sólo con ingredientes naturales no sintéticos que respeten el equilibrio del cuerpo. Un buen perfume debe en efecto exaltar, no oscurecer, el olor natural de la piel, también para no cubrir las feromonas; sustancias emitidas para enviar señales a los individuos de la misma especie. El olor que desprendemos es uno de los elementos que intervienen en la atracción entre los seres humanos. Lo mismo ocurre en el mundo animal.

Perfume sólido natural

La receta del perfume sólido casero

Un perfume sólido, natural y orgánico casero es muy fácil de preparar, bastan sólo unos pocos ingredientes que podéis conseguir en la herboristería. Son una alternativa válida y aconsejable a los perfumes del mercado, llenos de sustancias sintéticas potencialmente alergénicas. Os presentamos una receta que se prepara en unos pocos minutos.

Ingredientes

  • 60 g de aceite de almendra orgánico
  • 30 g de manteca de karité orgánica
  • 30 g de cera de abejas orgánica
  • 20 gotas de aceite esencial orgánico de vuestra elección
  • olla con agua
  • bol de vidrio
  • plantillas
  • cucharilla
  • tarros de vidrio

Para el perfume sólido natural y orgánico casero hay que usar la llamada técnica del baño maria. En un fuego se coloca una olla medio llena de agua y sobre ella un bol de vidrio (u otra olla) sin que esté en contacto con el agua. Después tenéis que poner 30 gramos de cera de abejas en el recipiente, para que se derrita con el vapor de agua.

Servirá para nutrir la piel y también le dará densidad al compuesto. No tardará mucho, poco más de un minuto. A continuación, verter 60 gramos de aceite de almendras y 30 gramos de manteca de karité, para dar la suavidad y la untuosidad adecuadas al perfume sólido. Los elementos deben mezclarse gradualmente con una cucharilla hasta que alcancen la consistencia y el color clásicos del aceite de oliva. En este punto se saca el bol del fuego.

Aroma para perfume sólido

Elección del aroma para el perfume sólido casero

Este es el momento más agradable: la incorporación de 20 gotas de aceite esencial, que podéis elegir en función de vuestras preferencias personales y con el que completarais el perfume sólido, natural y orgánico. Los aceites se clasifican en tres grupos olfativos por sus características, volatilidad y durabilidad:

  • Las notas de salida son frescas y chispeantes y por eso son las primeras en sentirse, pero también las más volátiles. En esta tipología se encuentran todos los cítricos (como la naranja, la mandarina, el limón), y también la menta y la citronela. Es importante recordar que los aceites esenciales de los cítricos son fotosensibles y no pueden utilizarse con la exposición al sol. No se recomienda el uso de la menta durante el embarazo, la lactancia y el tratamiento homeopático.
  • Las notas de corazón son fragancias envolventes de duración media-larga. Los aceites florales como el lirio de los valles, la rosa, la lavanda y el jazmín forman parte de este grupo.
  • Las notas de fondo tienen un aroma cálido, persistente y pesado con menos volatilidad. Son perfumes obtenidos a partir de resinas, maderas y especias, como el abedul, la madera de cedro, el vetiver, el pachulí, el incienso y el sándalo.

Según vuestras preferencias, también podéis utilizar dos o más notas aromáticas, siguiendo algunas indicaciones para la elección: los aceites florales se combinan bien con los aceites cítricos, estos últimos están en armonía entre sí y con los olores especiados; las notas de fondo, en cambio, prefieren las flores y chocan con los cítricos.

Productos cosméticos

Usos del aceite esencial de ylang-ylang

Casi el 30% del aceite esencial de ylang-ylnag proviene de la Unión de las Comoras, que es un estado insular de África Oriental, donde crece la planta Cananga odorata, conocida comúnmente como ylang-ylang, nombre que se utilizó posteriormente para la esencia que produce. Se sabe que su esencia tiene una acción calmante, hipotensiva y afrodisíaca. Averigüemos cuáles son los usos del aceite esencial de ylang-ylang.

Cómo se utiliza el aceite esencial de ylang-ylang

Es importante saber que el aceite esencial de ylang-ylang se obtiene por destilación al vapor de la flor de la Cananga odorata, compuesta de unos 3-5 pétalos alargados, que son de color amarillo-verdoso cuando florecen y de color amarillo intenso cuando alcanzan la madurez. Para aprovechar al máximo sus propiedades y beneficios, es mejor utilizar el aceite esencial de ylang-ylang de 3 maneras diferentes.

  • Uso ambiental: unas pocas gotas de aceite esencial de ylang-ylang mezcladas con agua, a través de humidificadores o herramientas de difusión de aceite, perfumarán los ambientes generando calma y relajación.
  • Uso en el cuerpo: para obtener un baño relajante, verted unas 10 gotas en la bañera y sumergíos durante al menos 10 minutos, se beneficiarán la mente y el cuerpo.
  • Uso cosmético: crear un paquete con una pequeña cantidad de aceite esencial de ylang-ylang combinado con manteca de karité o aceite de coco, aplicar en el cabello antes de lavarlo con champú, mantenerlo durante unos minutos y os aseguramos que incluso el cabello más seco y dañado volverá a brillar.

Las propiedades y beneficios del aceite esencial de ylang-ylang

El aceite esencial de Ylang-ylang tiene un gran poder calmante, si se inhala influye en el sistema nervioso amortiguando la ansiedad, la irritabilidad, el nerviosismo y el insomnio. También devuelve la armonía en situaciones de ira, resentimiento y frustración, ayudando a la mente y al cuerpo a encontrar la tolerancia y el perdón. Pero no termina aquí, ayuda a olvidar los fracasos y las ofensas, restableciendo la serenidad. Las propiedades y beneficios del aceite esencial de ylang-ylang se pueden dividir en 3 tipos:

  • Baja la tensión: ayuda a controlar la ansiedad, el estrés, las palpitaciones y la taquicardia.
  • Afrodisíaco: tiene un efecto real de despertar los sentidos, mejora a los que no pueden dejarse llevar, disipando las dudas e inseguridades.
  • Tonificante y astringente: para las personas con impurezas en la piel se recomienda para tratar del acné o en el control de la producción de sebo. Da tono y brillo, a menudo también se utiliza como protección para el cabello de la sal y el viento.

Como para cualquier otro aceite esencial del mercado, no hay que sobrepasar las dosis al utilizar el aceite esencial de ylang-ylang, una dosis excesiva podría causar dolores de cabeza o molestias.

Perfume orgánico
Productos cosméticosSalud

Perfume orgánico vs. perfume sintético

Entre los perfumes orgánicos y los sintéticos existe una gran diferencia. Esta es la razón por la que elegir uno en vez del otro podría significar una gran diferencia en vuestra rutina de belleza – y en vuestra salud – especialmente si os gusta perfumaros a menudo.

Perfume orgánico Perfume sintético

Perfume orgánico

Un perfume orgánico está compuesto principalmente de ingredientes naturales, para ser exactos, al menos el 95%. A menudo se trata de sustancias de origen vegetal cultivadas sin utilizar productos químicos. Estas sustancias no se contemplan en el proceso de creación del perfume. Los ingredientes principales de los perfumes orgánicos son sólo 3: aceites esenciales, que son responsables de la fragancia, agua destilada y alcohol natural obtenido de vegetales como el trigo, el maíz, las uvas o la caña de azúcar. La conveniencia de utilizar aceites esenciales, además del aspecto ético, siendo productos vegetales no han sido testados en animales, también concierne a la salud. Su aroma es más delicado y no posee los efectos nocivos de los productos químicos que se encuentran en los perfumes sintéticos.

Perfume orgánico

Perfume sintético

El perfume sintético, al margen de su aroma, contiene numerosas sustancias químicas, generalmente derivadas del petróleo. Entre estos se encuentran parabenos y ftalatos, ambos potencialmente nocivos para la salud. De hecho, el 60% de las sustancias químicas que contienen los perfumes sintéticos pueden penetrar en profundidad y llegar al sistema circulatorio, con efectos negativos para la salud. La elección de utilizar estas sustancias para la producción de perfumes se basa en la masificación que han experimentado este tipo de productos. Esto supone también la necesidad de mantener los precios más bajos, según una lógica puramente industrial. De una manera diametralmente opuesta al perfume biológico, que a diferencia del perfume sintético, requiere una preparación larga y cuidadosa.