peces

Peces invisibles
AnimalesMedio Ambiente

La extraña historia de los peces invisibles con camuflaje ultra negro

En un trabajo presentado por Alexander Davis y otros investigadores de la Universidad de Duke, se informa de la existencia de peces de camuflaje ultra negro capaces de reflejar alrededor del 99,9% de la luz y hacerse, por lo tanto, completamente invisibles. Esto nos permite comprender mejor la dinámica de la vida en las profundidades del océano y abre nuevas perspectivas tecnológicas.

Peces invisibles

¿Cómo se las arreglan estos peces de camuflaje para hacerse invisibles?

Los peces de camuflaje ultra negro absorben alrededor del 99,9% de la luz que les llega, y algunas especies sólo reflejan el 0,05%. Esto es posible gracias a la presencia de orgánulos que cubren todo su cuerpo, los melanosomas, en los que se produce y almacena la melanina. Cuando la luz incide en uno de estos melanosomas, la luz es absorbida o desviada hacia otros melanosomas, terminando por ser aprisionada por el laberinto de pequeñas estructuras unidas por el colágeno. Su piel es tan oscura que es invisible. Para estudiarlos, los científicos han tenido que echar redes y contar con la suerte.

Estos peces deben su habilidad para sobrevivir a su color ultra negro. Mientras que en el caso de algunas aves ultra negras, esta característica hace que resalten los colores del resto del plumaje, en las profundidades oceánicas la situación es diferente. En este entorno, al que no llega la luz solar, estos peces camuflados aprovechan sus características para escapar de los depredadores que, gracias a la bioluminiscencia, son capaces de producir luz por sí mismos. La piel mimética se convierte en un arma defensiva, en lugar de un elemento a exhibir.

Peces camuflados e innovaciones tecnológicas

Algunos materiales desarrollados por el hombre, especialmente para uso militar y defensivo, logran reflejar menos del 0,05% de la luz, pero de entre estos peces super camuflados, se encontró que una especie concreta de rape era capaz de reflejar naturalmente hasta el 0,44%. La profundización de estos estudios abre nuevas perspectivas para el desarrollo de materiales, más económicos, así como más ligeros, sostenibles y resistentes. Los campos de aplicación podrían ser muchos: desde textiles militares, paneles solares, hasta modernos tipos de microscopios ópticos.

El mar, por muy estudiado que esté, sigue reservándonos sorpresas de todo tipo. Los peces ultra negros son sólo el último elemento que nos lleva a creer que todavía hay muchos descubrimientos por hacer. Sólo tenemos que esperar a las maravillas que muy pronto serán reveladas por los investigadores.

El 60% de los peces podrían extinguirse antes del año 2100
EcologíaMedio Ambiente

El 60% de los peces podrían extinguirse antes del año 2100 debido al calentamiento global

Según las investigaciones, la mayoría de las especies vivas en el océano no podrían soportar un mayor calentamiento de la temperatura del planeta.

El 60% de los peces podrían extinguirse antes del año 2100

El 60% de los peces podría extinguirse en los próximos años y, como resultado, los océanos podrían estar mucho menos poblados. Según el estudio del Instituto Alemán, si las temperaturas medias de la Tierra aumentan más de 4,5 grados centígrados, el resultado podría ser desastroso para muchas especies de peces que habitan en los océanos de la Tierra.

El problema del calentamiento de los océanos es que a medida que la temperatura aumenta, el nivel de oxígeno disuelto en el agua disminuye, creando un entorno menos adecuado para la proliferación de la vida.

De hecho, los embriones de los peces dentro de los huevos, al no tener branquias, no son capaces de obtener suficiente oxígeno excepto el que se disuelve en el agua y, si la cantidad de este oxígeno disminuyera aún más, podrían morir antes de nacer.

Los investigadores también han señalado que incluso un aumento de 1,5 grados centígrados en la temperatura del océano podría ya representar un alto peligro para al menos el 10% de las especies de peces y que, por lo tanto, la amenaza no se limita a lo que pueda suceder a finales de siglo, sino también a lo que pueda ocurrir en un futuro próximo.

Los ecosistemas como los de los océanos son extremadamente complejos y sobre todo interconectados, por lo que si el 10% de las especies vivas se extinguiera, las repercusiones serían dramáticas también para las demás especies, debido al delicado equilibrio de la cadena alimentaria del ecosistema marino.

El calentamiento global podría tener un efecto muy negativo en la mayoría de las especies vivas de los océanos de la Tierra debido a la disminución de la saturación de oxígeno en el agua.

Algunos peces podrían adaptarse, otros podrían migrar a aguas más frías, pero una buena parte podría simplemente morir, y como resultado los océanos de la Tierra podrían convertirse en grandes extensiones de agua escasamente habitadas para finales de siglo.

Alternativas sostenibles al plásticos
CienciaEnergías renovablesMedio Ambiente

Alternativas sostenibles al plástico, os damos 5 ideas

Sólo las alternativas sostenibles a los plásticos pueden ayudar a reducir el uso y la contaminación – ahora inmanejables – de los productos plásticos fabricados con combustibles fósiles. A continuación, os presentamos cinco importantes innovaciones hechas, en su totalidad o en parte, a partir de materiales orgánicos.

Alternativas sostenibles al plásticos

La importancia de encontrar alternativas sostenibles a los plásticos en el menor tiempo posible puede deducirse del hecho de que:

  • Entre 1950 y 2015, se produjeron alrededor de 6.300 millones de toneladas de plásticos;
  • de los cuales sólo el 9% fue reciclado;
  • El 91% ha ido a vertederos o se ha quemado o, peor aún, se ha dispersado, a menudo en los océanos;
  • 1.300 millones de botellas de plástico se venden cada día en todo el mundo;
  • hay miles de otros productos que no almacenan alimentos o bebidas y que contienen plástico; éstos son obviamente adicionales a los 1.300 millones de botellas mencionadas anteriormente.

Además de eso, si consideramos que el porcentaje de plástico potencialmente reciclable – generalmente con la expresión 100% reciclable – ha aumentado en los últimos años, no se puede asegurar que sea realmente reciclado y que no termine ni en vertedero ni quemado.

En general, el éxito de este producto está vinculado principalmente a su capacidad de durar en el tiempo, a su ligereza y economicidad, pero con frecuencia no es reciclable.

Cinco alternativas sostenibles a los plásticos

Los plásticos, como sabemos, se obtienen de los combustibles fósiles, pero hay alternativas más sostenibles de fuentes renovables en el horizonte. Aquí hay cinco:

Huesos de aceituna

Una start-up turca llamada Biolive ha creado una gama de gránulos bioplásticos a partir de huesos de aceituna. Biolive afirma que los costes de producción se reducen hasta un 90% en comparación con algunos bioplásticos existentes. Esto es importante según el fundador porque los bioplásticos de almidón de maíz son a menudo más caros que los bioplásticos a base de aceite.

Cáscaras de girasol

La empresa alemana Golden Compound ha creado un bioplástico hecho de cáscaras de girasol sostenible. Es, de hecho, un bioplástico reforzado con cáscaras de girasol que la empresa recibe como subproducto de la industria alimentaria.

Desechos de peces y algas

Una iniciativa británica llamada MarinaTex está utilizando piel y escamas de pescado unidas con algas rojas para crear una alternativa de plástico compostable que puede sustituir al plástico desechable. MarinaTex afirma que el biopolímero crea un embalaje más fuerte que una bolsa de plástico convencional, a pesar de la creencia habitual de que los bioplásticos carecen de resistencia y durabilidad. Según MarinaTex, su producto sería compostable en casa en cuatro o seis semanas.

Azúcares vegetales

Avantium, con sede en Ámsterdam, ha creado una tecnología que convierte los azúcares vegetales en un nuevo material de embalaje biodegradable llamado PEF. El FEM parece degradarse mucho más rápido que el PET: 250-400 días de FEM frente a 300-500 años de PET.

Setas

La emergente marca Reishi utiliza hongos para crear cuero sostenible. El biomaterial es resistente al agua y promete el rendimiento, la calidad y la estética de la piel.

Muchas alternativas sostenibles a los plásticos basados en combustibles fósiles, fruto de la genialidad y la innovación, están conquistando gradualmente pequeñas cuotas de mercado en beneficio del medio ambiente, que, aunque sea víctima de productos que todavía están abandonados, puede al menos verlos biodegradarse rápidamente.

Peces dorados se vuelven blancos
AnimalesMascotas

Porque los peces dorados se vuelven blancos

Es importante saber por qué los peces dorados se vuelven blancos, considerando que estos animales son el tercer tipo de animal de compañía en el mundo después de los perros y los gatos. El cambio de color puede depender de muchas variables: los peces dorados se vuelven blancos por muchas razones, no siempre relacionadas con un problema de salud, pero conocer las razones de este fenómeno particular, que también puede implicar otros colores, puede marcar la diferencia.

Peces dorados se vuelven blancos

Cuando los peces de colores cambian de color

Como hemos anticipado, puede haber varios factores que contribuyen a explicar por qué los peces dorados se vuelven blancos y, para ser exactos, también de otros colores. Aquí están algunas de estas variables:

  • Cambio de entorno
  • Cambio en el tipo de agua
  • La temperatura del agua
  • Cantidad de luz
  • La incorporación de otros peces
  • Los recién nacidos se convierten en adultos
  • Vejez

La aparición de uno de estos casos puede hacer que un pez dorado cambie de color, pero los tonos pueden variar. El blanco, en concreto, está relacionado con la cantidad de luz. Las escamas de pez dorado funcionan un poco como nuestra piel: cuando se exponen a la luz producen pigmentos para protegerse de los rayos del sol. Si esta exposición falla, las escamas se vuelven gradualmente más pálidas. Otras causas, por supuesto, también pueden explicar por qué los peces dorados se vuelven blancos, pero suelen ser un poco menos comunes. En cualquier caso, este fenómeno no significa necesariamente que los peces estén enfermos, pero siempre es mejor consultar a un experto.

peces pescado
CienciaComidaDel mar

Ya no pescaremos más peces, se producirán en tubos de ensayo

El desafío parece a primera vista imposible: conseguir reproducir el sabor y la consistencia de un pez normal, con su chisporroteo y olor característico que te invita a comerlo. Todo esto sin pescarlo y, de hecho, sin peces, para ser más exactos. Porque el futuro podría estar marcado por animales acuáticos producidos directamente en un tubo de ensayo, sin rastro de redes de pesca despiadadas y peces que sufren, algo que ya se ha hecho con carne de res y de pollo.

pesca peces

¿Sushi de laboratorio?

Cada vez es más evidente que cierto tipo de crianza ya no es sostenible. Y no solo eso, son cada vez más los que no quieren hacer sufrir a los animales, y esta solución podría proporcionar una alternativa cruelty free a los peces tradicionales. El problema, sin embargo, es evidente: ¿cómo se reproduce el sabor, el olor y la apariencia de algo que ha vivido y nadando en los océanos, sin que esas células hayan realmente vivido así?

peces tubos de ensayo

Para resolver este problema, los investigadores recurrieron a las células madre, las mismas que se utilizan para producir carne en el laboratorio, o en medicina para reparar los músculos dañados. Brian Wyrwas y Mike Selden, de 24 y 26 años, respectivamente, comenzaron a aplicar su experiencia en cultivos celulares con un propósito que solo en apariencia, pudiera ser menos noble que la propia medicina. Hasta ahora han logrado aplicar esta tecnología a la lubina, la tilapia, la perca y la anchoa, aunque el verdadero objetivo es el rey de la cocina japonesa, el atún rojo.

peces pescado

Estos jóvenes empresarios no han subestimado tampoco la parte económica ya que las células madre de los peces pueden replicarse a temperatura ambiente, mientras que para los mamíferos terrestres se necesitan aproximadamente diez grados más, lo que aumenta los costos de producción y la energía requerida.

Pero, ¿eso estará bueno? Pues por desgracia, el sabor es absolutamente neutral, pero esto solo es un problema si no confías en los aromas que se podrían agregar más adelante. Los japoneses dedicados a la producción de surimi han perfeccionado el arte de convertir migas de merluza en langostas o centollos jugando con especias y azúcar. En cualquier caso, quédate tranquilo (al menos por un tiempo), que los peces de laboratorio no llegarán a los supermercados hasta 2019.