packaging

futuro embalaje hojas platano
EcologíaMedio Ambiente

Las hojas de plátano orgánicas son la nueva alternativa a los plásticos no reutilizables

Las hojas de plátano orgánicas como alternativa al plástico desechable son actualmente una realidad gracias a los productos de la Indian start up Banana Leaf Technology, que ha encontrado la manera de utilizar esta peculiar materia prima para construir envases ecológicos.

hojas plátano alternativa plásticos

El futuro del embalaje gracias a las hojas de plátano orgánicas

Todo comenzó en el año 2010 con la idea de Tenith Adithyaaa, de la India y de 11 años de edad, que imaginó una manera de limitar la cantidad de residuos plásticos. Las hojas de plátano orgánicas se han convertido en una alternativa real a los plásticos desechables y simplemente esperan a ser distribuidas. La tecnología desarrollada a lo largo de los años por la empresa prevé un tratamiento específico de las hojas, sin la utilización de productos químicos nocivos, lo que las hace duraderas (hasta 3 años) y resistentes a las altas y bajas temperaturas. De esta manera, las partes vegetales se transforman en un material versátil y apto para múltiples usos.

futuro embalaje hojas platano

Hasta la fecha, las principales aplicaciones de las hojas de plátano como alternativa al plástico desechable se centran en una treintena de envases diseñados por Banana Leaf Technology pero, como la empresa ha querido destacar, esta materia prima ecológica se presta a las más variadas aplicaciones y personalizaciones. El producto, a pesar de su resistencia, sigue siendo biodegradable y además no es nocivo para el medio ambiente. Nos encontramos ante una gran oportunidad para el desarrollo de la economía circular que también podría revolucionar el sector del embalaje con una alternativa sostenible en todos los aspectos.

No hay que olvidar la optimización de las plantaciones de plátanos existentes que, gracias a la explotación de las hojas, pronto podrían ser más eficientes y menos dañinas para el medio ambiente.

Comoida hombres mujeres
CulturaEstilo de vida

¿Hay comida para hombres y para mujeres?

Comida para hombres o mujeres, todo es cuestión de estereotipos, o, mejor dicho, de la percepción que inducen los anuncios en sí mismos. No es ningún secreto, el marketing siempre ha echado mano de estereotipos para posicionar los diferentes productos y orientarlos hacia una categoría concreta de consumidores. Pues lo mismo sucede en el caso de la comida.

Comoida hombres mujeres

Comida y género

¿Una ensalada es para mujeres, mientras que una hamburguesa con queso es para hombres? Lo cierto es que no, pero la percepción que tenemos puede que sea así. Toda la culpa la tienen la publicidad y el marketing, los cuales se aprovechan de esta pregunta para poder identificar los diferentes segmentos del mercado y orientar mejor el producto. Lo más alucinante es que este proceso parece funcionar muy bien. Un estudio realizado por la University of Manitoba, en Canadá, mostró, en primer lugar, que existe una conexión directa entre el tipo de alimento y un género en concreto, por ejemplo, los alimentos más saludables se asociaron con el género femenino y los alimentos menos saludables con el masculino. En segundo lugar, si tenemos en cuenta un mismo producto, la diferencia residirá precisamente en el envase, que hará que se perciba, ese mismo producto, como dirigido a mujeres u hombres.

Comoida hombres mujeres

Los razonamientos del marketing son decisivos para definir la forma en la que percibimos un producto, especialmente cuando se trata de alimentos. Un ejemplo de lo más conocido es el caso de Coca-Cola Light y Coca-Cola Zero: la primera teóricamente atribuible a un público femenino, mientras que la segunda se dirige a un público más masculino. Los productos son muy similares (incluso aunque Coca-Cola garantice diferentes características y sabores) y se diferencian tan solo en el packaging y en la publicidad, los cuales las han caracterizado y dirigido, siempre en teoría, hacia un público específico. Para ser más exactos, se dice que la versión Zero nació solo para satisfacer la necesidad de los hombres de una Coca Cola con pocas calorías y que no fuera la light, que era «poco masculina». De todos modos, Coca-Cola insiste en que tanto Zero como Light son adoradas tanto por hombres como por mujeres.

Lo verdaderamente interesante sería adaptar esta habilidad del marketing y la publicidad para influir en las elecciones de los consumidores y dirigirlos hacia los alimentos más saludables y, por qué no, también hacia a opciones eco sostenibles.