Mantequilla

Cerveza de mantequilla de Harry Potter
BebidaCervezaJugos y bebidas

Cómo hacer la cerveza de mantequilla de Harry Potter (receta fácil)

Pasear por el increíble mundo de Harry Potter en los Estudios Universal es indescriptiblemente mágico. Desde la tienda de varitas mágicas de Ollivander hasta la visita al castillo de Hogwarts, encontraremos algo inesperado en cada esquina que harà las delicias de cualquier bruja, mago o muggle.

Cerveza de mantequilla de Harry Potter

La comida es una parte clave de la emocionante experiencia del mágico mundo de Harry Potter: hay innumerables aperitivos temáticos para disfrutar en Hogsmeade o en Diagon Alley. La opción más buscada es la célebre cerveza de mantequilla, una bebida inventada por J.K. Rowling y a la que se menciona en toda la serie.

Hay varias versiones de cerveza de mantequilla disponibles en el mágico mundo de Harry Potter, incluyendo el fondant de cerveza, el helado de cerveza de mantequilla y la clásica bebida de cerveza de mantequilla. La versión fría de la cerveza de mantequilla es quizás la versión más popular: es una bebida dulce, similar a la soda, y está cubierta con una deliciosa espuma con sabor a caramelo.

Desde que se presentó por primera vez en los libros de Harry Potter, la gente ha tratado de descifrar (o más bien inventar) la receta. Y aunque los Estudios Universal nunca hicieron públicos los ingredientes oficiales, esta receta de cerveza de mantequilla es muy parecida a la que se puede probar en el parque temático.

Ingredientes para hacer cerveza de mantequilla

  • 1 taza de crema de soda (o crema de soda)
  • 1 taza de agua con gas
  • 2 cucharadas de tofe (Mou)
  • 2 cucharadas de nata montada
  • 2 cucharadas de caramelo
  • Una pizca de sal

No todos los ingredientes son fáciles de encontrar en el mercado español. Entre todos ellos seguramente la crema de soda, que es una bebida carbonatada y dulce muy común en los países anglosajones. Generalmente con sabor a vainilla y comparable a una clásica pero dulce gaseosa con una textura más densa.

Si no está disponible en vuestro supermercado local, esta es la receta.

Ingredientes para hacer crema de soda

  • 2 tazas de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla puro
  • 1/4 taza de nata montada (opcional)
  • 2 litros de agua con gas

En una cacerola se ponen el azúcar y el agua a fuego medio-alto. Hervir hasta que la mezcla se vuelva blanca turbia y esté perfectamente clara, unos 3-5 minutos. Retirar del calor. Mover la mezcla en un tazón, revolviendo suavemente según sea necesario (no revolver). Añadir 1 o 2 cucharadas de extracto.

Dejar que el sirope se enfríe a temperatura ambiente. Una vez enfriado, añadir todo el sirope con la nata montada y 2 litros de agua con gas.

Procedimiento para hacer la Cerveza de Mantequilla en casa

Mezclar la soda con la nata montada, el agua con gas y la crema de caramelo en un bol, y a continuación, mezclar la sal, el caramelo y la nata montada en un bol aparte.

Añadir la mezcla de soda en una taza y mezclar con la nata montada, que ira por encima para recrear el efecto de la espuma de la cerveza.

Para la versión adulta, añadir una cucharadita de ron.

La sal puede parecer una incorporación extraña en una bebida dulce, pero es la extraña combinación de sal con ingredientes dulces lo que hace de la cerveza de mantequilla una gran y mágica bebida.

Levadura es libre de gluten
ComidaQuesos y productos lácteos

Sustituir la mantequilla: las propuestas de mercado en la próxima década

Durante muchos años, la única forma de sustituir la mantequilla ha sido utilizar la margarina, pero en los últimos tiempos se ha demostrado que no es demasiado saludable. La próxima década parece que será bastante innovadora, especialmente en términos de nuevos alimentos, y podremos encontrar muchos tipos de mantequilla alternativa. Obtenida a partir de ingredientes más tradicionales como los frutos secos, o de semillas que suelen descartarse, ¿podrá imponerse a las versiones más tradicionales?

Sostituir la mantequilla

Alternativas a la mantequilla

Se calcula que el 6% de la población europea sigue una dieta vegetariana o vegana. Esto inevitablemente tiene un impacto en las propuestas alimenticias del mercado y dará lugar a la aparición de propuestas alternativas vegetarianas en la próxima década. Pero esta no es ciertamente la única razón que ha llevado a varias compañías a tratar de encontrar alternativas a la mantequilla, tal vez más saludables y con menos grasas. Después de un boicot general al aceite de palma, se ha vuelto a utilizar aceites más tradicionales, pero en el caso de la mantequilla, la cuestión se complica debido a su particular consistencia sólida, nada fácil de imitar.

Sin embargo, con el fin de encontrar una forma de sustituir la mantequilla, tal vez más saludable, más ligera y con menos grasas, han surgido diferentes tipos de mantequilla hechas a base semillas o frutos oleaginosos, elaboradas de diferentes maneras, a menudo caseras, que las hacen ideales para muchas preparaciones. Os presentamos lista de tipos alternativos a la mantequilla que podríamos encontrar en nuestra nevera próximamente:

  • mantequilla de semillas de sandía
  • mantequilla de nueces de macadamia
  • mantequilla de manzana
  • mantequilla de semillas de girasol
  • mantequilla de semillas de calabaza
  • mantequilla de dátiles
  • mantequilla de bellota

Para sustituir la mantequilla también podemos optar por la autoproducción casera y la preparación es casi siempre la misma: las semillas y los frutos secos se baten con una batidora potente hasta obtener una mezcla densa, similar a la consistencia de la mantequilla de cacahuete. Lo mismo ocurre con la mantequilla de dátiles, que hay que mezclarla sin el hueso junto con leche vegetal hasta obtener la densidad adecuada. La preparación de la mantequilla de manzana (o de pera), por otra parte, es similar a la de una mermelada porque requiere añadir azúcar, agua y especias. Perfecto para enriquecer los dulces y reemplazar la mantequilla tradicional.

Propiedades manteca karité
ComidaDelicatessen

Manteca de karité: propiedades y usos

La manteca de karité es una sustancia que se obtiene a partir de las semillas de Vitellaria paradoxa, una planta de la familia Sapotaceae, muy extendida en África. Por sus propiedades se utiliza como condimento alimentario en la tradición culinaria africana, y además es muy conocido por sus usos en cosmética. La manteca de karité sin refinar se caracteriza por su color amarillento y su olor dulzón. Veamos juntos sus propiedades y usos principales.

Propiedades de la manteca de karité

La manteca de karité tiene numerosas propiedades, debidas a su riqueza en vitaminas A, D, E y F, que son esenciales para un buen equilibrio de la piel. Su principal efecto es el de promover la renovación celular y prevenir la formación de radicales libres. Lo que también lo hace adecuado para su uso en el cuerpo es su alto contenido de ácidos grasos, que son esenciales para la hidratación y la elasticidad. La manteca de karité tiene propiedades emolientes, nutritivas e hidratantes, lo que la convierte en un excelente cosmético natural para el cuidado de la piel.

Usos de la manteca de karité

La manteca de karité ayuda a hidratar la piel, incluso la más seca, y es un aliado para la prevención de las arrugas faciales. Sus propiedades emolientes la hacen perfecta para proteger los labios de las grietas. Su aplicación protege la piel de los agentes externos, como los rayos de sol, el viento y el frío, debido a sus propiedades aislantes y de filtrado.

Es una excelente solución para reparar y fortalecer el cabello, especialmente si está muy seco. Las mascarillas antes del lavado a base de manteca de karité se pueden aplicar en las puntas en pequeñas cantidades y dejar actuar durante unos minutos. Además de la manteca, también se puede utilizar el aceite de karité: es ciertamente más práctico para esparcir sobre el cuerpo y se presta mejor a una aplicación rápida. La manteca, al contrario, es ideal para aplicaciones específicas para regenerar áreas críticas como los codos, los pies y las manos agrietadas.

Conservación ghee
ComidaComidas étnicas

Cómo preparar Ghee, la mantequilla india clarificada

¿Cómo se prepara el ghee o ghi, la mantequilla india clarificada? Esta es una pregunta que cualquiera que quiera probar la cocina oriental puede hacerse. Se trata de un ingrediente muy utilizado en varias recetas y que tiene sus orígenes en la cultura védica. Este ingrediente también es ideal como condimento para preparar arroz, sopas o verduras y su dulce aroma otorga un sabor inconfundible a los platos indios.

La preparación

Preparar ghee no es difícil, pero lleva tiempo. En primer lugar, para potenciar su delicado aroma, es necesaria una cocción lenta y prolongada para evaporar por completo la parte acuosa, permitiendo así que las partes sólidas de la mantequilla se separen y salgan a la superficie. La cocción lenta debe continuar hasta que se alcance un color ámbar. ¡Ten cuidado de no quemarla! Si el ghee se cocina a fuego alto, o durante demasiado tiempo se oscurecerá y adquirirá un olor agrio. En cualquier caso, el tiempo requerido depende de la cantidad de producto.

Conservación

Una vez hayas logrado el resultado correcto, fíltralo con cuidado utilizando un colador de malla fina cubierto con un paño para retener cualquier residuo. Para enfriarlo, es aconsejable ponerlo en un tarro de cristal o de barro, a temperatura ambiente. El ghee puede durar meses incluso fuera de la nevera si está bien preparado, ya que no contiene agua ni caseína, que es la responsable de la descomposición de la mantequilla.

Es posible freír en el mismo ghee durante varios días, a menos que se queme. Si se queda oscuro incluso después de haber sido filtrado o si emite un olor muy intenso, será mejor que lo cambies. El ghee se puede consumir de varias maneras, pero tradicionalmente las recetas típicas contemplan su uso para dorar o freír verduras y carne. Con su aroma dulce, delicado y fragante, les dará un sabor inconfundible a tus platos. ¡Un toque de la India en tu cocina!

burro anidro
ComidaDelicatessen

La diferencia entre mantequilla clarificada y mantequilla anhidra

Hay una diferencia sutil entre la mantequilla clarificada y la mantequilla anhidra, aunque los dos productos son prácticamente lo mismo. No obstante, el primero se puede comprar en el supermercado, mientras que el último solo lo utilizan los profesionales. ¿Sabes por qué?

Mantequilla clarificada

La mantequilla clarificada no es más que mantequilla normal a la que se le ha eliminado la mayor parte del agua. De hecho, este producto se prepara a partir de la nata, rica en grasa pero principalmente compuesta de agua. Para obtener la tradicional se elimina el componente de agua de la nata, hasta obtener una masa compuesta principalmente de grasa. Llegados a este punto, puede calentarse para eliminar lo restante de agua, obteniendo así lo que te decíamos antes, mantequilla clarificada. Se trata de un producto con una historia muy antigua, nacido para resolver necesidades prácticas en la India bajo el nombre de ghee.

Mantequilla anhidra

La mantequilla anhidra es prácticamente idéntica, como concepto, a la clarificada, con la única diferencia de la materia de base, que en este caso es nata concentrada al 99% de grasa. Tiende a durar más tiempo de lo normal y ocupa menos volumen, precisamente porque la clarificación contiene mucha menos agua. Dado el particular tratamiento al que se somete a la nata y el uso casi exclusivo de grandes cantidades, prácticamente nunca se vende al por menor, sino que está orientado solo a mayoristas.

Mantequilla bordier
ComidaDulces y pastelería

Mantequilla bordier, la favorita de los chefs

La mantequilla Bordier es una joya de la tradición láctea francesa, resultado de una herencia de tres generaciones hasta llegar a Jean-Yves Bordier, uno de los maestros indiscutibles de la mantequilla. Bordier, con su Maison du Beurre proporciona a los chefs de todo el mundo un producto de artesanía fina, elaborado a mano y adaptado a las necesidades específicas de cada cliente.

El reino de la mantequilla

Francia cuenta con una importante tradición en materia de mantequilla y la razón de esto se explica muy fácilmente: nuestros primos del otro lado de los Pirineos, por razones climáticas, territoriales e históricas, no han tenido la oportunidad de elaborar un aceite de oliva de calidad. Esta carencia, sin embargo, han sido capaces de compensarla con una de las mejores producciones de mantequilla del mundo. Y aquí es donde el nombre de Jean-Yves Bordier brilla en todo su esplendor.

Hijo y nieto de queseros productores de mantequilla, creció con el deseo de convertirse en marinero y se instaló en St.Malo , una famosa ciudad de la costa bretona (e históricamente guarida de piratas y corsarios) para perseguir su sueño. Sin embargo, será aquí donde ceda a la verdadera vocación de la familia comprando una pequeña lechería: La Maison du Beurre, fundada en 1927.

A partir de ese momento, se centra en la producción de mantequilla de alta calidad. Los productos Bordier se preparan siguiendo la metodología tradicional y son especialmente apreciados para el amasado manual con herramientas de madera y para salarlas a la volée. Su oferta incluye mantequillas con diferentes puntos de sal y aromatizadas de forma peculiar: desde algas, a vainilla de Madagascar, pasando por chiles y frambuesas.

Bordier también ofrece a chefs de todo el mundo productos preparados ad hoc, siguiendo sus indicaciones en cuanto a forma, tamaño y punto de sal. La mantequilla Jean-Yves Bordier es un producto codiciado que garantiza un sabor único en la cocina, con ese encanto de antaño, que solo las materias primas de primerísima calidad son capaces de proporcionar a cada plato.