horchata

horchata chufa bebida
ComidaComidas étnicasDulces y pastelería

Chufa, el redescubrimiento de un alimento orgánico y súper nutritivo

La Chufa, tiene un nombre que cambia dependiendo del país de origen. Procede del Cyperus Esculentus, el término botánico de la planta herbácea que produce este pequeño tubérculo. Su tamaño es reducido y su forma es muy similar a la de un cacahuete, pero el sabor solo nos recuerda a este vagamente.

En España es muy valioso, especialmente en Valencia, donde recientemente ha obtenido la denominación de origen protegida para preservar la calidad. Por lo tanto, el apelativo Chufa sería lo que llaman Zigolo dolce en italiano, aunque allí no es tan común como en España. Los Cyperus brotan en territorio siciliano y sus frutos se llaman babbagigi, un término del diccionario árabe que significa semillas, sin duda por el parecido obvio a una baya.

Chufa alimento orgánico

Los tubérculos, o como quieras llamarlos, también tienen orígenes muy lejanos y desde la antigüedad nuestros antepasados ​​los utilizaron, valorándolos sobre todo por sus notables propiedades nutricionales. Incluso hoy en día son muy utilizados por los chefs españoles en la preparación de prestigiosas recetas gourmet que los hacen protagonistas de sus platos.

Una beneficiosa combinación para nuestro cuerpo

Es un alimento que atraerá a todos los amantes de la healthy food, tanto por su alto contenido de vitaminas, fibras y minerales, como por el refinamiento de la materia prima. En la cocina, los tubérculos de chufa se pueden comer de varias maneras: tanto cocidos como crudos, pero en su mayoría se secan. Después del secado, se trituran a para obtener una harina particular, que es rica en propiedades nutricionales. Además, es muy ligera gracias al alto contenido de fibras solubles que facilitan la digestión.

chufa beneficios

Es rica en vitaminas C y E, esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. De hecho, mantienen la función normal del sistema inmune durante y después del ejercicio intenso, reduciendo así la sensación de cansancio y aumentando la capacidad del cuerpo para absorber el hierro. También son útiles para reducir el estrés oxidativo de las células, por lo que podríamos considerarla un antiarrugas natural, pero obviamente son datos que deben contrastarse. Es difícil de encontrarla fresca, pero seguro que para los asiduos a tiendas orgánicas y naturales este producto no será tan complicado de localizar. Si este es tu caso, fíjate bien entre las estanterías ya que podemos encontrarlo tanto en forma de pildoritas como de otros alimentos.

La horchata, una bebida saludable y nutritiva

El producto más conocido y utilizado que se obtiene de la chufa es la horchata, una bebida energética similar a la leche, pero sin lactosa y rica en nutrientes que ayudan a la digestión. Con la harina obtenida de los tubérculos de chufa, de hecho, se obtiene un jugo blanco que luego se mezcla con azúcar. Es similar a la deliciosa leche de almendras siciliana, rica en carbohidratos y con un sabor dulce que calma la sed. Contiene diversas sales minerales como fósforo, magnesio, hierro y calcio, y en los meses más cálidos la horchata valenciana también se puede disfrutar en forma de refrescante granizado.

horchata chufa bebida

Es un producto sano y natural tanto por la meticulosa y cuidadosa selección de los ingredientes orgánicos utilizados para la extracción del jugo, como por los efectos positivos que provoca en nuestro intestino. Antiguamente, esta era la razón por la cual se usaba para tratar enfermedades intestinales. También se puede encontrar en otros lugares, pero sin lugar a duda, probarlo en Valencia es mucho más atractivo. Lo tradicional es servir la horchata con fartons, un bizcocho típico con una forma alargada cubierta con un exquisito glaseado azucarado.

Es difícil hacer un análisis sensorial de la horchata y por el momento nos quedamos solo con la descripción de aquellos que tuvieron el placer de probarla. Tiene un sabor dulzón muy agradable, parece recordar la avellana y la verdad que no solo en apariencia. Hay quienes lo asocian más con el sabor de la almendra, describiéndolo como una mezcla de sabores que podrían recordarnos a otros alimentos como las patatas, o incluso la vainilla, todo ello combinado con un ligero retrogusto a miel.