higiene

Pasta de dientes orgánica
MedicinaSalud

Pasta de dientes orgánica, vegana y sin gluten en nombre de la sostenibilidad

Con la nueva pasta de dientes orgánica, vegana y sin gluten, muchas marcas dedicadas a la salud bucal apuestan por las nuevas generaciones, conscientes de la salud, del medio ambiente y la sostenibilidad. El interés por los productos orgánicos, el bienestar de los animales y una cierta aversión a los aditivos químicos se está desplazando del sector de la alimentación al de la higiene bucal y las grandes marcas se están dando cuenta de ello.

Pasta de dientes orgánica

Orgánico, vegano y sin gluten en la higiene bucal

Si se piensa en una pasta de dientes orgánica, vegana y sin gluten, el siguiente paso es diseñar líneas enteras de productos dedicados a la higiene bucal que compartan la misma filosofía, desde enjuagues bucales sin alcohol hasta cepillos de dientes hechos con materiales reciclados de bajo impacto ambiental. Si los primeros en tratar de conquistar este nicho de mercado han sido los pequeños productores, empresas dedicadas a las demandas de pequeños grupos de consumidores, el interés ha ido creciendo poco a poco y hoy en día también incluye a los grandes actores del sector.

La razón del renovado interés es simple: ahora cada vez más consumidores están atentos a los productos orgánicos, veganos y sin gluten, así como a las opciones de una marca que respete la sostenibilidad y las políticas ambientales. Y mientras que esto antes se consideraba un sector muy especializado, ahora es un campo de batalla incluso para las empresas más grandes. En realidad, todavía no se sabe si la pasta de dientes orgánica, vegana y sin gluten que encontraremos cada vez más en el supermercado será distinta de la tradicional, pero es probable que la elección de los ingredientes naturales sea evidente en el envase.

Seguramente las grandes marcas están pensando en cómo deberían ser estos nuevos productos: el color tenderá a ser lo más claro posible, una elección que transmite su pureza y la ausencia de aditivos químicos. Es probable que también nos despidamos de determinados sabores y aromas, ya que los aromas artificiales probablemente se irán quedando atrás cada vez más a menudo.

AnimalesMascotas

La tendencia de los spas orgánicos para perros

Los spas orgánicos para perros son cada vez más populares. Estos lugares están dedicados al bienestar de nuestros amigos de cuatro patas, donde un personal especializado se ocupará de ellos con todo el cuidado y la atención necesarios.

Spa para perros: natural y de lujo

Cuando hablamos de Spas orgánicos para perros nos referimos – en realidad – al cuidado de lujo. La idea es hacer que la experiencia sea lo menos estresante posible para los perros, tratando de cuidar su higiene y mimarlos al mismo tiempo. Este tipo de servicio está cada vez más extendido en todo el mundo y la atención a los productos utilizados es una locura. Los productos BIO son a menudo los preferidos, por su seguridad y la delicada acción que garantizan sobre el pelo y la piel del perro.

El spa orgánico para perros significa dar una atención diferente al animal. A diferencia del aseo clásico, en el que a menudo se tiende a ir directo al objetivo, estas estructuras están muy atentas al estado psicológico del animal. Antes de proceder con cualquier tipo de intervención, se aseguran de que el perro esté tranquilo y cómodo, para que la experiencia no sea demasiado estresante. Otra diferencia importante es la variedad de los servicios que se ofrecen.

El Spa orgánico para perros además del lavado y aseo clásicos, ofrece otros servicios especiales, todo ello a cargo de personal altamente especializado. Estos servicios incluyen: cepillado de dientes sin anestesia, una práctica menos invasiva; limpieza especializada de las orejas; corte y acabado de las uñas y hasta sesiones de masaje. La elección de productos orgánicos, además, asegura un menor impacto ambiental. Una opción que es buena para los perros y también para el planeta.

Estilo de vidaSalud

¡Ojito con donde dejas tu cepillo de dientes!

El cepillo de dientes es uno de esos objetos que a cualquiera le gustaría mantener lo más limpio y desinfectado posible. Pero esto no es muy compatible con el sitio en el que la mayoría de las personas coloca esta herramienta tan importante: en el lavabo. En esta posición, permanece bastante expuesto a varios «ataques» que no es que sean muy higiénicos.

cepillo de dientes

Una lluvia de gérmenes y bacterias

El baño puede ser un verdadero campo de batalla desde el punto de vista de la higiene. Aunque esté bien limpio y se desinfecte regularmente, la alta tasa de humedad frecuente en esta habitación y las «actividades» que normalmente tienen lugar en ella son la combinación perfecta para la proliferación de bacterias. Literalmente una lluvia de bacterias: los expertos estiman una cantidad de gérmenes de alrededor de 3 millones por centímetro cuadrado. En todas partes y en todas las superficies. ¡Pero esto no es todo! Lo cierto es que este ejército antihigiénico no se limita a quedarse en la superficie, de hecho, a menudo se esparce por todas partes gracias a nuestras rutinas habituales.

cepillo de dientes inodoro

El secador de pelo es el primer gran culpable: un chorro de aire caliente es una verdadera carretera para las bacterias. Un método muy efectivo para dispersarlas por todas partes en los que ya estén presentes e introducir otros nuevos. ¡El segundo culpable, y el más inquietante, es el inodoro! Sí, has leído bien, se estima que tirar de la cadena crea una nube de microgotas repletas de gérmenes, capaces de alcanzar una distancia de 2 metros de la taza. Tu cepillo de dientes, si se mantiene a la vista en el lavabo, no podrá evitar sufrir ambos ataques, convirtiéndose en un verdadero depósito de gérmenes. Lo que se aconseja es dejar el cepillo de dientes cerrado en un armario, o al menos cubierto. ¡Ah! y, no menos importante, baja la tapa al tirar de la cadena. Más vale prevenir…