especias

ComidaEspecias y Aromas

Canela: propiedades, beneficios y contraindicaciones

La canela es la especia reina por excelencia: encontramos en ella muchas propiedades y beneficios en este alimento considerado valiosísimo para el bienestar. La especia se obtiene de la corteza de dos plantas perennes – que pertenecen a la familia de las lauráceas – Cinnamomum Zeylanicun, originaria de Sri Lanka y Cinnamomum Cassia, de China, de las que se secan las partes internas de la corteza.

La canela es conocida por sus beneficios, como el adelgazamiento y el cuidado de la piel, y por ser ideal contra el hambre nerviosa y los resfriados. Es una especia que se puede encontrar comercialmente en forma de polvo o en forma de cilindros de corteza seca. Se puede consumir de muchas maneras, incluidas las infusiones. Descubramos juntos las propiedades, beneficios y contraindicaciones de la canela.

Propiedades de la canela

Las propiedades de la canela son extremadamente beneficiosas para nuestra salud. En primer lugar, 100 gramos de canela contienen unas 250 calorías. En cuanto a los valores nutricionales, contiene proteínas, azúcares, carbohidratos, grasas, fibras, vitaminas – vitamina A, vitaminas B, vitamina C, vitamina E y vitamina K – y sales minerales como sodio, hierro, potasio, calcio, fósforo y manganeso. También hay antioxidantes, flavonoides y compuestos resinosos como el cinamato, el cinamaldehído y aminoácidos como:

  • Ácido aspártico
  • Ácido glutámico
  • Arginina
  • Alanina
  • Glicina
  • Cistina
  • Fenilalanina
  • Histidine
  • Leucina
  • Isoleucina
  • Prolina
  • Lisina
  • Metionina
  • Serina
  • Triptófano
  • Tirosina
  • Valina
  • Treonina

Beneficios de la canela

Los beneficios de la canela son tan importantes que se utiliza desde la época romana y egipcia. Al ser un poderoso antioxidante natural, retarda el envejecimiento celular, combate los radicales libres y fortalece el sistema inmunológico. Es capaz de contrarrestar el colesterol malo – disminuye los triglicéridos – y estimular la circulación sanguínea. También se conocen sus propiedades antibacterianas -después de todo, se utilizaba para embalsamar a los muertos, en el Antiguo Egipto-, antisépticas, estimulantes y de calentamiento: combate los virus, las bacterias y los hongos, estimula la sudoración y se utiliza ampliamente en caso de gripe y resfriados como remedio natural, especialmente como infusión.

Entre los beneficios de la canela está también el de facilitar la digestión, disminuir el hambre nerviosa y regular el azúcar en la sangre – puede ser útil en casos de diabetes como se ilustra en el estudio “Dietary flavonoids and the development of type 2 diabetes and cardiovascular diseases: review of recent findings” – ya que reduce los niveles de azúcar en la sangre: por eso se dice que la canela tiene propiedades adelgazantes. No hay que subestimar tampoco la acción calmante, útil en caso de inflamación del sistema gastroentérico y, por lo tanto, contra las náuseas, la dispepsia y la diarrea, por ejemplo. La canela es un excelente remedio para aliviar los dolores menstruales, artritis y estimula el sistema nervioso, facilitando la concentración y la memoria. Según algunos estudios, la canela también reduciría el riesgo de tumores y trastornos cerebrales. Por sus propiedades desinfectantes, también es útil para la piel: se puede añadir en forma de polvo a las heridas, después de limpiarlas.

Contraindicaciones

Aunque la canela no presenta ninguna contraindicación particular, antes de consumirla os aconsejamos consultar a vuestro médico, sobre todo en caso de enfermedad o en los siguientes casos: no se recomienda, por ejemplo, durante el embarazo -porque puede experimentar contracciones uterinas- o en caso de alergia. Las dosis diarias recomendadas son, en general, 3 gramos por día, pero se aconseja no exagerar: se puede consumir en forma de infusión -poniéndola, en polvo o en palitos a infusionar en agua caliente-, añadiéndola al té, al café -en lugar del azúcar, para consumir aún menos calorías- o utilizándola para la preparación de dulces -como galletas, pasteles, cremas navideñas- y recetas saladas, para aromatizar caldos y risottos.

Comino negro
ComidaComidas étnicasEspecias y Aromas

Comino negro: propiedades y cómo usarlo en la cocina

El comino negro es una planta anual que crece hasta un máximo de aproximadamente un metro de altura y sus semillas se han utilizado durante mucho tiempo en la medicina alternativa y la medicina herbaria para numerosos tratamientos y en la cocina como adorno y condimento.

Comino negro

Propiedades del comino negro

El comino negro es una planta que produce frutos que contienen una gran cantidad de semillas que, según investigaciones realizadas por estudiosos de la Universidad de Etiopía y publicadas en la revista Hindawi, se utilizan en la medicina alternativa del sudeste asiático para tratar ciertas enfermedades.

Según la investigación, las semillas que se encuentran en los frutos de la planta de comino negro contienen fitoquímicos y fitoesteroles que pueden tener efectos positivos en muchos aspectos, entre ellos la pérdida de peso.

La investigación no especifica qué mecanismos conducen a la reducción de peso, pero según otro estudio de la Universidad de Montreal, los principios activos podrían reducir la sensación de apetito y, por consiguiente, podrían contribuir a la reducción de la grasa corporal en combinación con una dieta controlada. Por último, según otros estudios realizados por la Mashhad University of Medical Sciences de Irán, las semillas de comino negro podrían aportar beneficios en el nivel de la presión arterial reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas y enfermedades relacionadas con la presión arterial.

Por favor, recordad que esta información nunca debe entenderse como información o consejo médico y, antes de tomar cualquier producto o cambiar los estilos de vida y las dietas, consultad siempre a vuestro médico.

Comino negro en la cocina

Las semillas de comino negro también se usan en cocina, en su mayoría enteras y especialmente como decoración. Las semillas de comino negro tienen un aroma similar al de la cebolla y el consejo es que se utilicen como guarnición de productos horneados salados, en ensaladas y sopas. Gracias a ese sabor tan especial también van bien con los platos de pescado y pollo.

El comino negro es una planta que produce frutos ricos en semillas que se utilizan para uso culinario sobre todo en la cocina india, así como en aplicaciones curativas de la medicina alternativa, para la que, sin embargo, todavía hay que hacer muchos estudios para demostrar los efectos positivos sobre el organismo.

harisso condimento
ComidaEspecias y Aromas

Harissa, la salsa picante de la tradición árabe

La Harissa es una famosa salsa picante de tradición árabe. Está muy presente en Libia, Marruecos, Argelia y también en Túnez. El término harissa proviene de la raíz árabe harasa, que significa «golpear», «triturar», y que también se puede traducir como «pesto». Se trata de un producto con un picor marcado y que requiere el uso de guantes en la fase de preparación.

Harissa

Los ingredientes básicos

La harissa se elabora a partir de guindillas frescas, lo que le confiere el característico sabor picante y el color rojo que caracteriza a muchos de los platos de la cocina norteafricana. Durante la preparación de la salsa, también se añaden ajo y aceite de oliva. Otros ingredientes que se suelen incluir en la preparación de la harissa son el cilantro, el comino, la alcaravea, pero también el tomate, hasta que se obtiene una pasta, similar al concentrado de tomate. En algunas zonas del norte de África, la receta también incluye limón y, en las regiones meridionales de Túnez, se utilizan cebollas fermentadas.

ingredientes harissa

No solo un condimento

La harissa se utiliza como condimento y como ingrediente. Se sirve como acompañamiento de algunos platos, como el cuscús, pero también pastas, arroces, sopas, o para dar sabor a ensaladas, brochetas y carnes. Otras veces se utiliza a menudo como aperitivo, junto con aceitunas negras o rebanadas de pan árabe.

harisso condimento

La salsa picante harissa se puede comprar preparada, pero tradicionalmente, se elabora en casa con un proceso bastante sencillo. Una vez lista, es necesario conservar la salsa en la nevera, después de haberla colocado en un frasco de vidrio. Una vez que la hayamos utilizado, es importante verter un poco de aceite en la superficie de la preparación antes de volver a ponerla en la nevera, de este modo se preservará su integridad su sabor. Una especialidad para degustar y con la que, por qué no, también experimentar en nuestra cocina.