cuero

Protector solar orgánico
EcologíaMedio Ambiente

Crema solar orgánica: la elección correcta para proteger el mar

No mucha gente piensa en ello, pero incluso los protectores solares vendidos en el mercado a menudo contienen productos químicos que pueden ser potencialmente dañinos. Por esta razón, el protector solar orgánico es la mejor opción para el mar y también para nuestra salud. Así es como se puede hacer una gran contribución prestando sólo un poco de atención.

Crema solar orgánica

Protector solar orgánico para salvar a los arrecifes de coral

La elección de la protección solar orgánica en determinadas zonas se ha convertido en una obligación y las razones son simples: la protección de los arrecifes de coral. Desde Hawai y seguido por la República de Palau, se han prohibido las cremas solares convencionales porque contienen varios productos químicos que intervienen en el proceso de blanqueo de los corales. El color blanco que este último acaba obteniendo no es más que la triste pista de su muerte. Para evitar consecuencias tan dramáticas, una opción es usar una crema solar orgánica.

Protector solar orgánico

Las tradicionales, de hecho, se producen con sustancias químicas que son particularmente baratas y eficaces para la protección, pero perjudiciales para el mar y sus habitantes. De hecho, algunas sustancias presentes en los productos, además de dañar los corales, también actúan sobre los genes de algunos peces, terminando por alterar su sexo. Las cremas solares orgánicas, por otro lado, reducen en gran medida estos problemas, ya que están compuestas en su mayor parte por sustancias naturales y biodegradables. La principal sustancia protectora de estos productos es el dióxido de titanio, un mineral naturalmente reflectante que actúa como barrera contra los dañinos rayos UVA.

El daño a los corales y a los peces es una prueba de que ningún producto es realmente resistente al agua, ni siquiera los que se venden como impermeables. Por eso es una buena idea elegir protectores solares orgánicos que puedan prevenir el daño una vez que se han disuelto en el agua.

proceso hongos cuero
EcologíaMedio Ambiente

Cuero hecho de hongos para decir adiós al cuero de origen animal

El cuero de hongos puede fabricarse de diferentes maneras: varias empresas ya han experimentado con distintas técnicas para convertir el hongo en un material similar a la piel de origen animal y proporcionar así una alternativa no plástica a los consumidores Las últimas noticias nos llegan de una empresa estadounidense de biotecnología que ha creado cuero a partir hongos, partiendo por primera vez del micelio, las «raíces» de la seta.

Cuero hongos

Los hongos cada vez más presentes en nuestro futuro

Los hongos parecen estar destinados a ser un componente cada vez más presente en nuestro futuro. Ya te habíamos hablado de la hamburguesa de hongos o del café con hongos, pero la presencia de este producto natural pronto podría convertirse en un componente importante no solo en la cocina, sino también en otros materiales con los que entramos en contacto todos los días.

hongos futuro

Varias empresas ya están creando materiales similares al cuero y la piel de origen animal a partir del procesamiento del hongo, generalmente del sombrero o del tallo. En cambio, American Bolt Threads, ya conocido en el entorno de los biomateriales por su artificial «seda de araña» hecha de jarabe de maíz fermentado, ha logrado hacer que un material, llamado Mylo, sea muy similar a la piel de origen animal. Todo ello a partir de las “raíces” de la seta: el micelio.

Un proceso relativamente simple

El proceso de creación es relativamente simple y, paradójicamente, no implica el cultivo de ningún hongo. El punto de partida son directamente las células miceliales que se «cultivan» en un soporte de maíz. El tallo de la planta de maíz proporciona la estructura básica y los nutrientes necesarios para que la pared de células miceliales crezca de forma natural.

proceso hongos cuero

Al controlar condiciones tales como la humedad y la temperatura, es posible hacer crecer los micelios verticalmente para que puedan ensamblarse de forma autónoma en una red tridimensional de células. Esta red le da al material una resistencia básica que se explota a través de ciertos procesos de curtido. El proceso permite presionar las micelas hasta lograr el grosor deseado, creando así un material bidimensional con cualidades extremadamente similares al cuero natural.

Mejor que el cuero plástico

Hoy en día, uno de los principales problemas tanto de la piel como del cuero artificiales en el mercado es su origen plástico. No es solo cuestión de que el producto parezca «falso» al tacto, sino que plantea un serio problema a la hora de desecharse y la mayoría de las veces termina en un vertedero. Del mismo modo, no es creíble pensar que la piel natural de origen animal pueda seguir abasteciendo un mercado en continuo crecimiento.

cuero plástico

Los biomateriales de nueva generación dan respuesta a este problema con un nuevo enfoque: una serie de productos, como el cuero de hongos, de origen completamente natural y sostenible. Una de las ventajas de este material es que puede colorearse simplemente con té gracias a la capacidad de colorante de los taninos, por lo que es completamente biodegradable. La promesa de evitar la cría de animales de manera sostenible que estos biomateriales suponen es, sin lugar a duda, de lo más intrigante.

futuro automóviles vegano cuero
EcologíaMedio Ambiente

¿Será vegano el futuro de los automóviles?

Preguntarse si el futuro de los automóviles será vegano es, a día de hoy, además de lícito, muy coherente. En concreto, en relación con el uso del cuero, tan extendido para los asientos y para los diferentes acabados interiores. Sin embargo, para abordar el problema correctamente, es necesario hacer algunas reflexiones: desde un punto de vista que, por simplificar, podríamos definir como «animalista», hasta una perspectiva más amplia en relación con la protección del medio ambiente.

futuro automóviles vegano

¿Cuál es el motivo de usar cuero?

La industria automotriz durante varias décadas se ha centrado en el cuero para los revestimientos y acabados de varios de sus modelos. Una costumbre que, partiendo de los coches de gama alta, se ha ido desplazado gradualmente hacia los de gama más económica, afectando cada vez a un mayor número de vehículos. Pero ¿es realmente esta la mejor opción? Partiendo de una suposición de total imparcialidad: ¿hay alguna razón de peso para este uso tan extendido del cuero? Teniendo en cuenta además que, después de la ropa, el sector del automóvil es el principal usuario de cuero del mercado.

futuro automóviles vegano cuero

Los fanáticos del sector podrían inicialmente dar la lata con la idea de abandonar los asientos de cuero clásicos, pero si nos paramos un momento para realizar un análisis más profundo de los pros y los contras, puede que ya no se cierren tanto en banda. Los asientos de cuero tienen una serie de defectos indudables: no son tan cómodos con las altas y bajas temperaturas, están sujetos a un desgaste significativo, requieren de un mantenimiento periódico exhaustivo y además cuestan una fortuna. La única razón real de su uso parece ser la tradición.

automóviles vegano cuero

Si a todo esto le añadimos el hecho de que los avances tecnológicos han puesto a nuestra disposición materiales sintéticos igualmente agradables a la vista y al tacto, capaces también de disminuir la incidencia de los defectos antes mencionados, el «misterio» se espesa. Todo parece indicar que podríamos definir este hábito, todavía presente y extendido, como un verdadero anacronismo. Por no hablar de la cuestionable ética del uso de derivados animales con un propósito, sin duda, más hedonista que funcional.

El problema ambiental

El proceso de producción de cuero la verdad que no es el más limpio, debido a los numerosos productos químicos empleados en la fase de curtido y teñido. Además, no es raro que estos procesos se lleven a cabo en áreas del mundo donde la protección ambiental y la seguridad en el trabajo tienen más que ver con divagaciones filosóficas que con necesidades operativas concretas.

automóviles vegano medio ambiente

En este sentido, vale la pena recordar que, con demasiada frecuencia, si hablamos del impacto ambiental de diferentes productos en el mercado, nos fijamos solo en el resultado final y no en el coste de todo el proceso. Un automóvil, por ejemplo, afecta al medio ambiente considerablemente más en el curso de su producción que en su «corta» vida en las carreteras. Otro ejemplo sorprendente se refiere a los vehículos eléctricos, con respecto a los cuales la cancelación de emisiones durante el uso es cierta, pero un poco menos claro queda el coste ambiental de su producción: de la electricidad, la extracción de metales contaminantes como el litio y el cobalto necesarios para las baterías y el impacto de la producción, que no presenta ningún cambio en comparación con los automóviles tradicionales. Por lo tanto, volviendo al cuero, al presupuesto resultante de la mera matanza de animales para la producción de cueros, también se debe agregar el peso ambiental de todo el proceso que hay detrás de su procesamiento.

automóviles vegano impacto ambiental

El tema es complejo y da para mucho, y aún no contamos con respuestas para todo. Sin embargo, embarcarse en un ejercicio de reflexión asumiendo un punto de vista sistémico podría conducirnos a una nueva conciencia de un futuro más sostenible, y no simplemente dominado por la lógica del mercado de la que, a menudo, la tecnología sigue siendo esclava, en detrimento de soluciones verdaderamente funcionales a la protección del medio ambiente.