cría

Crisis alimentaria y IOT
CienciaCultura

Crisis alimentaria: ¿es la IoT la solución?

El tema de la crisis alimentaria se hace cada vez más evidente año tras año, lo que obliga a responder a dos cuestiones de vital importancia para la humanidad: la necesidad de alimentar a 7.700 millones de personas y el consiguiente impacto ambiental. En este sentido, la ayuda podría provenir de la tecnología IoT (Internet of Things), que podría ser la clave para una lograr producción suficiente y más sostenible que satisfaga las necesidades.

Crisis alimentaria y IOT

La tecnología para combatir la crisis alimentaria

La eficiencia es la clave para abordar la crisis alimentaria y el camino hacia la eficiencia requiere tecnología. Por esta razón, la aplicación del IoT en la agricultura podría ser la hipótesis más probable. Este tipo de solución puede conectar en red varios sistemas, lo que, combinado con una adecuada capacidad de cálculo resulta una valiosa herramienta para el productor. Muchos de los factores que normalmente constituirían variables imprevisibles podrían en realidad controlarse y gestionarse, transformando los acontecimientos críticos en normales.

Si las variables climáticas, meteorológicas y ambientales pueden vigilarse en tiempo real mediante una red de sensores y un sistema de procesamiento, también es sencillo y posible dar una respuesta adecuada. En pocas palabras, se trata siempre de utilizar la cantidad adecuada de recursos para obtener el resultado esperado. Esto daría como resultado un rendimiento optimizado y un impacto ambiental reducido. Por estas razones, la tecnología IoT podría ser la clave para abordar y resolver la crisis alimentaria, eliminando gran parte de la incertidumbre de la labor de los agricultores y ganaderos, lo que conduce a un innecesario desperdicio de recursos.

Aunque esta puede ser la herramienta ideal para resolver la crisis alimentaria, el problema de la aplicabilidad real de la tecnología IoT permanece. ¿Cuántos productores podrían permitírselo realmente? Se trata de un problema al que el mercado deberá dar respuesta, identificando los aspectos más críticos de la actividad productiva y diseñando soluciones que puedan insertarse en una lógica de escala capaz de hacerlas económicamente sostenibles. La conectividad será la palabra clave del futuro y si se usa correctamente podría ser la clave para resolver muchos de los problemas que nos afligen como especie hoy en día.

organico alimentara al planeta, palabra de científico
ComidaDelicatessenHot Topic

Lo orgánico alimentará al planeta, palabra de científico

Lo orgánico alimentará al planeta. Aunque sea difícil de creer dada la eficiencia actual de la agricultura tradicional, esta afirmación se vuelve más sólida año tras año, convirtiéndose en un proyecto viable para algunos científicos. Los cultivos intensivos a gran escala han tenido un impacto notable en el aumento de la disponibilidad de alimentos en todo el mundo, pero también nos han dejado graves consecuencias. Según el Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica, junto con otros cuatro organismos internacionales, las cosas podrían cambiar pronto, y para mejor.

organico alimentará al planeta

Lo orgánico produce menos pero mejor

Hay varias instituciones interesadas en el futuro de lo orgánico: además del mencionado instituto, que es sin duda el más interesado en estos temas, se suma la Universidad de Aberdeen en Escocia, la Universidad Alpen-Adria en Austria y la ETH de Zurich, Suiza. La investigación llevada a cabo por estos institutos subraya cómo la agricultura orgánica, al evitar el uso de fertilizantes artificiales, favorece la rotación de los campos y, a largo plazo aumenta la fertilidad de los mismos.

organico crio

También es cierto que las técnicas de cultivo orgánico tienen un rendimiento menor, por lo que es necesario utilizar una superficie más grande de terreno para producir la misma cantidad de producto. Este artículo escrito por varias manos ha sido publicado en Nature y subraya que aplicando estrategias concretas podría ser suficiente para cubrir la diferencia. En cualquier caso, ya no es sostenible continuar con los niveles actuales de nitrógeno encerrados en los fertilizantes químicos, y debemos tomar buena nota de ello.

Las posibles soluciones

Los investigadores ya lo han repetido varias veces, no hay soluciones perfectas, sino medidas que en conjunto pueden lograr el resultado deseado. La reducción del desperdicio de alimentos, si se combina con la disminución en el consumo de carne, podría ponernos en posición de abandonar los sistemas de cultivo tradicionales. Y no solo comer menos productos animales, sino también criarlos de forma más natural, volviendo a una dieta exclusivamente herbácea para el ganado, a costa de reducir en gran medida la cantidad. De esta forma, lo orgánico alimentará al planeta, aunque podría haber algún que otro obstáculo más.

organico alimentara al planeta, palabra de científico

Al mismo tiempo, toda esta serie de transformaciones en el sector agroalimentario podría traer consigo una reducción considerable en el precio de los productos orgánicos, eliminando una de las barreras existentes a día de hoy. Este círculo vicioso podría hacer que estos productos alcancen cotas de éxito en el mercado en poco tiempo, solo tenemos que comprometernos a favorecer este cambio con la estrategia más simple: comprar con conciencia.

ambiente carne
EcologíaEstilo de vidaMedio Ambiente

La ciencia dice que renunciar a la carne y el queso podría salvar el planeta

Deberíamos renunciar a la carne y al queso para salvar el planeta. O al menos esta sería la única opción y la más rápida para reducir nuestro impacto ambiental, según afirma una nueva investigación publicada en la prestigiosa revista Science. El estudio, uno de los más completos jamás realizados, sostiene que al eliminar la carne y el queso de nuestra dieta reduciríamos la superficie cultivada en más del 75%.

renunciar a la carne

¿Cuánto contaminan la carne y el queso?

Los investigadores tomaron en consideración una enorme cantidad de datos, recabados de 40,000 granjas e industrias alimentarias, distribuidas en 119 países, vinculadas a la producción de 40 tipos de alimentos, los cuales representan más o menos el 90% de nuestra dieta cotidiana. En base a estos datos, se calculó el impacto causado desde el campo hasta llegar a nuestra mesa, considerando todo, desde los gases de efecto invernadero emitidos hasta el agua contaminada.

El resultado parece dejar poco espacio a la interpretación: la carne y los derivados animales aportan el 18% de nuestras calorías consumidas y el 35% de proteínas, pero ocupan el 83% de las tierras cultivadas, produciendo el 58% de los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera por las operaciones agrícolas. El siguiente gráfico también destaca la contaminación del agua y el aire producidos.

contaminan carne Oxford

Tofu vs Entrecot

Joseph Poore, de la Universidad de Oxford, fue quien dirigió la investigación, obteniendo algunas conclusiones interesantes: para producir 100 gramos de carne producimos como mínimo aproximadamente 20 kg de gases de efecto invernadero – como mínimo, teniendo en cuenta una pequeña parte de los productos, los más considerados con el medio ambiente- hasta llegar a los 105 kg, en la mayoría de los casos. Para producir la misma cantidad de b, se producen menos de 3.5 kg. Por supuesto, los dos alimentos no tienen la misma contribución nutricional, pero la diferencia es abismal. De todos modos, en el siguiente cuadro también se destaca en relación con otros alimentos.

contaminan carne queso

De todos modos, no se puede meter a todas las carnes en el mismo saco, ya que la carne proveniente de granjas construidas en áreas deforestadas es mucho más contaminante que la que proviene de granjas naturales donde los animales pueden pastar libremente. Dicho esto, incluso la cría menos intensiva tiene una huella más profunda de lo que cabría esperar en el medio ambiente.

ambiente carne

Joseph Poore dice que resolver este problema no será fácil, pero hay muchas maneras de empezar a hacer algo, por ejemplo, con las etiquetas de los alimentos, que podrían comenzar a indicar el impacto ambiental real que producen.

salmon hi tech
CienciaComidaDel mar

Salmón Hi-Tech: Cómo la tecnología está cambiando la industria

La industria del salmón es cada vez más Hi-Tech gracias a una serie de nuevas tecnologías que están revolucionando los métodos de cría. La piscicultura es un fructífero negocio con más de 100 millones de toneladas producidas por año. Con el aumento de los precios del salmón, los fabricantes recurren a la tecnología para aumentar así la automatización y reducir los costos de producción.

salmon hi tech río

Tecnología en la cría

En el salmón que llega hasta tu mesa cada vez hay más y más tecnología implícita. Por ejemplo, ¿cómo es posible saber si un salmón ha tenido suficiente para comer durante la reproducción? Algunas empresas de Noruega, reputados productores de salmón, han optado por un instrumento hidro acústico capaz de determinar cuándo un salmón está «lleno». Aparentemente, el pez en cuestión produce menos ruido una vez concluye su caótico proceso de nutrición.

salmon hitech especias

Por tanto, el sistema puede captar los sonidos emitidos por el salmón que se propagan en el agua y por medio de inteligencia artificial decidir de forma autónoma cuándo detener el proceso de alimentación. Parecerá una tontería, pero según la empresa noruega Lingalaks, que produce más de 3 millones de salmones por temporada, el sistema puede ahorrar hasta 1 millón de euros al año en alimentos que de otro modo simplemente quedarían flotando en la superficie. El reconocedor hidro acústico se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Investigación Marina en Bergen y tiene en cuenta un conjunto de datos como modelos nutricionales, temperatura y nivel de oxígeno del agua para maximizar así la eficiencia del sistema.

salmon hi tech corriente

Láser anti piojos

Pero no es el único enfoque de tecnología punta en la industria del pescado: muchas granjas modernas también usan sistemas de videovigilancia para monitorear la presencia del letal piojo marino. El piojo se pega al salmón haciéndolo incomible o incluso en el peor de los casos, matando al pez. Hoy en día, un sistema de cámaras permite a los operadores identificar el parásito y eliminarlo posteriormente a mano.

Pero el problema podría resolverse automáticamente en un futuro cercano. Por ejemplo, la compañía Stingray está experimentando con un láser que puede dirigirse hacia el salmón en movimiento gracias a un sistema de cámara integrado. El láser dispara un rayo letal directamente al piojo, eliminándolo en unos pocos milisegundos y sin intervención humana alguna, mientras que el salmón sigue nadando ileso.

salmon hitech limón

Una industria en crecimiento

No es sorprendente que la industria del salmón esté virando hacia soluciones tecnológicas. La industria está floreciendo. El año pasado se estima que las piscifactorías facturaron alrededor de 5 mil millones de euros solo en Noruega, y se estima que la producción de salmón crecerá un 9% este año.

Para aprovechar este floreciente mercado, compañías como Salmar están construyendo una piscifactoría gigante frente a la costa noruega que podrá albergar algo así como 1,5 millones de salmones. Por si el mar no fuera suficiente, en Florida, el zafiro Altantic está planeando una piscifactoría en tierra. El asunto consiste en que, mientras el agua se mueva mecánicamente para imitar el flujo del mar, el salmón no se dará cuenta de que está realmente en tierra y no en el mar, lo que haría la vida de los criadores infinitamente más fácil. Según los expertos, el futuro del salmón también radica en la automatización.

Reconocimiento facial en los establos
CienciaCulturaMascotas

Reconocimiento facial en los establos: conocer a las vacas para producir así más leche

La idea de llevar el reconocimiento facial a los establos para mejorar la producción de leche y controlar las funciones vitales de las vacas de forma automática proviene de la multinacional estadounidense Cargill, quien eligió apoyar a la empresa irlandesa Cainthus, encargada específicamente del diseño de software de reconocimiento facial e inteligencia artificial. El trabajo conjunto de las dos compañías tiene como objetivo revolucionar las rutinas diarias del sector bobino.

Reconocimiento facial en los establos vacas

Inteligencia artificial en el establo

El reconocimiento «vacal» es un término que no existe, pero en este caso, probablemente sería más adecuado que el reconocimiento «facial», ya que se aplica a las vacas. El concepto, sin embargo, es el mismo: un software innovador diseñado por Cainthus puede identificar a los animales de manera individual dentro del establo gracias al reconocimiento de la nariz y los tonos y la distribución de las manchas en la piel. La tecnología también es capaz de realizar un seguimiento de datos, como la ingesta de agua y alimentos, y puede memorizar la identidad de cada animal en pocos segundos analizando su comportamiento y movimientos para controlar así su salud, su nivel de estrés y su productividad.

Reconocimiento facial en los establos tecnologia

Ahorro de tiempo y aumento de la productividad

¿Para qué? La información recopilada de esta manera es procesada por medio de inteligencia artificial basándose en un algoritmo capaz de analizar y revisar los datos e imágenes recopilados a través de un complejo sistema de sensores. Los resultados llegan directamente al terminal del ganadero, que de esta manera puede identificar situaciones anómalas en tiempo real o simplemente administrar la dieta de cada animal. Lo que hasta ahora era un proceso de monitoreo que requería días o semanas, ahora puede realizarse casi instantáneamente bajo la atenta mirada de la inteligencia artificial.

Reconocimiento facial en los establos

El objetivo, por supuesto, es simplificar la vida del ganadero, garantizando ahorros considerables en tiempo y energía gracias al trabajo del sistema automatizado, así como a un control del estado de salud y la productividad de los animales. Cargill y Cainthus pretenden centrarse inicialmente en el sector bovino, pero el software también se adaptará para granjas de cerdos, ovejas, aves de corral y piscifactorías. Todos tenemos la imagen de ese ganadero que en otros tiempos conocía personalmente el nombre y las necesidades de cada animal; quizás para el ganadero del futuro, esta habilidad podría ser sustituida por la inteligencia artificial.