congelados

Pan fresco
ComidaPan y pasta

Pan fresco, algunos consejos para conservarlo lo mejor posible

El pan fresco siempre es delicioso, pero normalmente tarda muy poco en perder su fragancia y se vuelve rancio o incluso duro como una piedra. Sin embargo, con algunos trucos sencillos, es muy fácil alargar la “vida” del pan fresco.

Pan fresco

Nunca pongáis el pan en la nevera

La principal razón por la que el pan se pone duro se debe al almidón. Durante el proceso de horneado del pan, las moléculas que componen el almidón pierden cohesión. Cuando la temperatura baja, estas moléculas tienden a cohesionarse de forma natural, lo que hace que el pan esté duro. En lugar de conservarlo durante más tiempo, el frigorífico acorta la vida útil de vuestro pan.

Frigorífico no, pero congelador sí

Como ocurre con otros muchos alimentos, la mejor manera de preservar la fragancia del pan es congelarlo. En este caso, la temperatura es tan baja que el almidón tendera cohesionarse mucho más lentamente. La ventaja de congelar el pan es que cuando se quiere comer, sólo se necesitan unos minutos en el horno para que esté casi tan fresco como el día en que se hizo. El pan congelado puede conservar su fragancia hasta dos o tres meses.

Almacenarlo en un recipiente seco

El mejor recipiente para almacenar el pan es un recipiente de cerámica. La cerámica es eficaz para equilibrar la humedad y la circulación del aire, lo que es esencial para mantener el interior del pan blando y la corteza crujiente. Es menos común en nuestra zona, pero un contenedor de bambú también funciona muy bien. Hay que evitar atiborrar el contenedor con demasiado pan para que se mantenga un nivel de humedad bajo. Si se guarda el pan en un recipiente de este tipo, no lo envolváis en papel porque esto “atrapará” la humedad y arruinará la corteza más fácilmente.

Envolver en papel o plástico

Si no tenéis un recipiente especial para pan, las bolsas de papel (como las del panadero) pueden alargar un poco la vida del pan. Envolver el pan primero en una bolsa de papel y después otra vez en una bolsa de plástico prolongará la fragancia por uno o dos días más.

Consejos para conserva pan fresco

Cortad el pan por el centro

Una vez en la mesa, en lugar de cortar las rebanadas de pan de un lado y luego continuar hacia el centro, cortad el pan directamente por la mitad y después las rebanadas que necesitéis desde el centro hacia afuera. A continuación, poned las rebanadas de pan que haya sobrado una contra la otra como para “cerrar” el pan. De esta manera expondréis menos del “corazón” de la miga de pan al aire y mantendrá la fragancia por más tiempo.

“Revivir” el pan rancio

Si el pan todavía no está duro, sólo está rancio, la mayor parte de las veces es posible devolverle su frescura original. Calentar el pan ligeramente en el horno puede ayudar a eliminar la sensación de gomosidad al eliminar un poco de humedad. Si, por el contrario, el pan ya está seco, a veces es posible recuperar la suavidad simplemente usando un cepillo y un poco de agua.

A veces, por desgracia, no hay nada que hacer: el pan se echa a perder. En este caso, no lo tiréis en absoluto. Es un desperdicio. Hay docenas de formas de reutilizar el pan duro, pero este es un tema que trataremos momento.

diferencia congelado ultracongelado
SaludSeguridad alimenticia

Diferencia entre congelado y ultracongelado

Tener clara la diferencia entre congelado y ultracongelado es muy importante a la hora de preparar una comida sana y nutritiva. Además, los dos términos se utilizan a menudo erróneamente como sinónimos, un hecho que merece algo de claridad. El Instituto Italiano de Alimentos Congelados (IIAS), que también tiene en cuenta la normativa europea sobre alimentos, nos ha explicado exactamente esta diferencia.

Alimentos congelados

Para entender la diferencia entre congelado y ultracongelado, es útil empezar por el primer tipo. Se entiende por congelación el proceso que lleva a un alimento a temperaturas bajo cero. Hablamos de temperaturas que pueden oscilar entre -7°C y -12°C, llegando incluso a -18°C para la carne y el pescado. Una vez congelados, los alimentos se almacenan entre -10°C y -30°C. Como referencia, las temperaturas de los congeladores domésticos comunes alcanzan temperaturas cercanas a -18°C.

La ventaja de mantener los alimentos a esta temperatura es que, en muchos casos, su período de almacenamiento aumenta en comparación con el de tenerlo en un simple frigorífico. El problema, sin embargo, es que a medida que los alimentos se descongelan, puede haber cambios en la consistencia y pérdidas nutricionales. Además, estas temperaturas no son suficientes para bloquear completamente las enzimas presentes de forma natural en los alimentos, por lo que pueden producirse cambios organolépticos con el tiempo.

Alimentos ultracongelados

Para un alimento la diferencia entre congelado y ultracongelado es fundamental: la ultracongelación es un proceso extremadamente rápido, que disminuye la temperatura del alimento a tal velocidad que se producen cristales de hielo microscópicos. Estos son mucho más pequeños que los que se forman durante la
congelación, una característica que permite conservar todas las propiedades nutricionales de los alimentos.

Para garantizar la seguridad de estos alimentos existe una normativa europea específica que recoge las técnicas, tiempos y temperaturas correctas a utilizar. La temperatura clave en los productos ultracongelados es de -18° grados: debe permanecer constante en los diferentes pasos de la cadena de frío y en todas las partes de la comida.

alimentos congelados veganos y aquellos que se preocupan por su salud
DelicatessenEstilo de vidaNoticias

Los alimentos congelados son el nuevo food trend de los Millennials

¿Qué ha pasado para que los alimentos congelados se convirtieran en el nuevo food trend de los Millenials? Las nuevas generaciones, tan atentos siempre a la comida que ponen en el plato, que compran productos orgánicos y que dan muestras de una marcada sensibilidad hacia los problemas ambientales, también parecen ser la causa del nuevo éxito de los alimentos congelados. Lo más probable es que lo mejor de todo sea su precio, aunque hay algunas propiedades que se pierden.

Una ayuda inesperada para los veganos y aquellos que se preocupan por su salud

Aunque pueda parecer extraño, los veganos y aquellos que más se preocupan por su salud, según el analista David Palmer, han desempeñado un papel fundamental en este resurgir que ha tenido lugar en los últimos 5 años de los productos congelados en el mercado. Es fácil que, cada vez con más frecuencia, todos ellos busquen alternativas que no estén en el departamento de productos frescos, sino en el de productos congelados, empezando por los sustitutos de las hamburguesas.

Lo que hace que estos alimentos sean tan apetitosos, a menudo diseñados para un público que busca la calidad incluso en los alimentos congelados, es el factor tiempo. Los Millennials no tienen tiempo, o creen que no tienen el suficiente para preparar una comida adecuada. Otra motivación podría ser de naturaleza económica: los jóvenes carecen de dinero para comprar productos frescos y prefieren optar por los alimentos congelados que son más baratos.

Lo extraño es que, para otras cosas, la generación Millenial no escatima y además también parecen tener algún que otro problemilla con la carne cruda.

nestle congelados
ComidaDelicatessenEconomía

Nestlé invierte en alimentos orgánicos congelados

Nestlé se ha propuesto seguir la tendencia de la comida congelada y recuperar el terreno perdido si lo comparamos con las apuestas de la competencia: orgánica, de alta calidad y vegana. La multinacional aspira a recuperar cuotas de mercado en el sector que recientemente han registrado un gran éxito.

Comida congelada para Nestlé

Los productos congelados están experimentando un período de gran crecimiento, registrando un éxito sin precedentes entre la generación millenial. Por esta razón, Nestlé, la mayor empresa de alimentación del mundo, ha decidido conquistar el sector centrándose en una gama de productos capaz de seducir a los los menores de 35 años. Es más, el gigante, ha decidido invertir en alta calidad, proponiendo productos con ingredientes orgánicos y alimentos veganos.

El mercado de los alimentos congelados se ha vuelto bastante competitivo y por tanto, diferenciarse se ha convertido en un mantra esencial. También se nota al observar el cuidado con el que se empaquetan estos productos. Los alimentos congelados de hoy en día, aunque se eligen por comodidad, también se les exige que sean sabrosos, atractivos y sobre todo saludables. Todo ello acorde con el ritmo de vida moderno y la creciente atención que prestamos a nuestra salud. La elección de Nestlé parece tener todas las papeletas para el éxito, y podemos esperar, casi con total seguridad, una rápida difusión de estos nuevos y sabrosos productos orgánicos congelados en el mercado.