comida

Comida para perros
SaludSeguridad alimenticia

¿La comida para perros es mala para los humanos?

En primer lugar, es bueno enfatizar claramente que la comida industrial para mascotas no se produce para el consumo humano, esto con el fin de aclarar cualquier duda incluso antes de aventurarse a una mayor curiosidad.

Comida para perros

La comida para perros, que encontramos en los supermercados o en las tiendas especializadas de animales, está a menudo compuesta de subproductos de origen animal junto con cereales y sustancias minerales y vitaminas, y desde este punto de vista no parece haber ninguna contraindicación particular para el consumo humano.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los subproductos de origen animal pueden incluir en algunos casos desechos como huesos molidos, piel, órganos y partes de animales que se rechazan por razones de calidad porque no son aptos para el consumo humano.

De hecho, los alimentos para perros pueden estar mal conservados o contaminados con bacterias nocivas para los seres humanos, o algunas partes contenidas en los alimentos para perros pueden estar todavía crudas y por lo tanto potencialmente contaminadas con organismos nocivos como Listeria o Salmonella.

La comida para perros no se produce según las normas higiénicas y sanitarias adecuadas para la preparación de alimentos para el consumo humano.

Aunque los ingredientes pueden no ser perjudiciales para la salud, el mayor riesgo está relacionado con la cantidad potencial de bacterias que contienen y que podrían causar graves enfermedades a los seres humanos.

La comida puede matar
NutriciónSalud

La comida puede matar, aquí tienes las cantidades

La comida puede matarte, sí, has leído bien. Cada sustancia, si se sobrepasa cierta dosis, puede ser fatal para nuestro cuerpo. Desde plátanos hasta chocolate, pasando por el agua, toda comida es un asesino en potencia, ¡aunque de algunos necesitarías consumir un camión enterito!

Café expreso: 1750 tacitas

Contando que alrededor de 14 gramos de cafeína es la dosis considerada letal y una taza de espresso fuerte contiene alrededor de 80 mg, beber 1.750 cafés seguidos podría resultar fatal.

Chocolate: 100 tabletas

El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, un alcaloide natural presente en las plantas de cacao que puede estimular el sistema nervioso. Consumir aproximadamente 10 kg de chocolate (100 tabletas) contendría la cantidad de teobromina suficiente como para matarte.

Agua: 14 botellas

Sí, incluso el agua puede ser fatal. Si bebes 7 litros de una sentada, tus riñones ya no podrán metabolizarla, causando un edema interno y parada respiratoria.

Alcohol: 27 chupitos

Para una bebida con un contenido de alcohol del 40%, se necesitan 1.25 l para matarte. El equivalente a 27 chupitos de 45 ml.

Semillas de manzana: 18

Comer 18 manzanas probablemente solo te provoque dolor de estómago, pero si ingirieras 18 semillas trituradas, casi seguro que morirías. ¡Contienen cianuro!

Huesos de cereza: 3

El mismo principio se aplica también a los huesos de cereza, de hecho, también contienen cianuro, al igual que los melocotones, albaricoques y todas esas frutas con semillas amargas.

Plátanos: 400

Es por todos sabido que los plátanos son ricos en potasio. La cantidad contenida en 400 plátanos puede ocasionar una sobredosis de potasio y provocar la muerte.

Naranjas: 11.000

No se puede confiar en nadie, ¡incluso la famosa vitamina C puede ser letal! Ten cuidado la próxima vez que tengas un deseo incontrolable de comer naranjas de no llegar a comer 11,000.

Sal: 48 cucharaditas

Alrededor de 250 g de sal podrían resultar fatales, el equivalente a 48 cucharaditas te conduciría a una agonía lenta y terrible.

Pimentón: 130 cucharaditas

Será muy difícil que te tomes una cucharadita de pimentón, sin embargo, 130 te mandarán al más allá. Ya te habíamos hablado sobre los peligros del pimentón en otro artículo.

Azúcar: 500 cucharaditas

El azúcar no es solo un enemigo de la línea y de los dientes. De hecho, para un hombre adulto sería suficiente con ingerir aproximadamente 25 kg de azúcar para pasar a mejor vida.

Nuez moscada: 1 cucharadita

Alrededor de 5 g de nuez moscada pueden enviarte al más allá. Menos de una cucharadita puede ser letal y producir convulsiones y la muerte.

Está claro que esta lista solo pretende ser informativa y tomar conciencia de lo que ingerimos todos los días. En ningún caso debe tomarse como referencia para probar la letalidad de estas sustancias en el hogar. Además, lo que podemos aconsejarte es no abusar nunca de ningún alimento, ya que como puedes ver, cualquier sustancia puede convertirse en un peligro real.

La información contenida en este artículo está destinada únicamente a fines informativos y divulgativos y no debe entenderse de ninguna manera como un diagnóstico, pronóstico o terapias para sustituir a cualquier fármaco en curso. Bajo ninguna circunstancia, reemplace a un médico especialista. El autor y el sitio rechazan cualquier responsabilidad con respecto a cualquier reacción no deseada.

Comida-personalizada
CienciaCulturaHot Topic

En el futuro la comida será personalizada, e incluso hiperpersonalizada

El futuro de la comida será personalizado, incluso «hyperpersonalized», o al menos así lo ven algunos CEOs de las nuevas empresas de alimentación emergentes en Estados Unidos. Jason Cohen, por ejemplo, es el jefe de Analytic Flavor Systems, una compañía que se ocupa del estudio de las plataformas de inteligencia artificial que pueden mapear nuestros gustos. Gastrograph, su primer proyecto, ya está demostrando ser todo un éxito, sentando las bases para comprender los secretos de los gustos personales.

Comida cada vez más personalizada

Digámoslo alto y claro: las empresas de alimentación son cada vez mejores a la hora de descubrir los gustos de las masas. Jugando con sal , azúcar y un montón de grasas, se vuelve se vuelve cada vez más fácil encontrar ese equilibrio perfecto que complazca al mayor número posible de personas. Sin embargo, la paradoja, es que, casi con seguridad, esa comida no será del todo perfecta para nadie, ya que básicamente, cada uno de nosotros tiene su propio gusto personal.

Para resolver este problema, hoy en día las multinacionales recurren a catadores altamente capacitados, los llamados panelistas, que evalúan un alimento y sus características. Estos grupos de profesionales de cata son muy útiles para una empresa, pero a menudo se ven obligados a basar sus elecciones en muestras población muy pequeñas. Es en este contexto donde Jason Cohen entra en juego con su Analytic Flavor Systems.

Inteligencia Artificial y Big Data

A través de la aplicación Gastrograph, la empresa de Jason Cohen puede reunir un espectro infinito de información, mucho más detallada de lo que se podría lograr con una simple prueba de panel. Además de solicitar un amplio espectro de información sobre los gustos de la persona que usa la aplicación, el software registra la situación del entorno con cada sensor presente en el dispositivo.

La idea es que, con el tiempo y un número creciente de miembros, la plataforma pueda recopilar una cantidad enorme de datos, que serán transformados en el primer mapa del gusto universal creado por una inteligencia universal. El siguiente paso será utilizar este nuevo mapa para que las empresas creen productos específicos adaptados a cada consumidor. En el fondo, cada uno percibe los sabores y los olores de una manera totalmente personal, tratar de complacernos a todos esta bien, pero tratar de dar con la tecla correcta para cada uno de nosotros será el futuro.

qué comer en el avión
Estilo de vidaNoticias

Comidas a evitar cuando viajas en avión

No todas las comidas son una buena opción para comer en el avión. El metabolismo humano cambia a gran altura y evitar ciertos alimentos a la hora de comer puede ayudarte a evitar la sensación de hinchazón y debilidad que a menudo se manifiesta después de un vuelo. Sentirte ligero cuando te obligan a permanecer sentado en un espacio reducido durante varias horas se convierte en una opción necesaria para cualquier viajero astuto. Pero ¿cuáles son los alimentos que deben evitarse por todos los medios en el avión?

Evita la pasta y los alimentos ricos en carbohidratos

Puede resultarte difícil decir no a la pasta, incluso si la mayoría de las veces quema y viene presentada un atractivo recipiente de aluminio. Sin embargo, los alimentos ricos en carbohidratos como el pan, el arroz y la lasaña son algunas de las opciones que deben evitarse durante el vuelo. Precisamente por el hecho de verte obligado a estar sentado durante mucho tiempo, el sistema digestivo no procesa la comida lo suficientemente rápido. Cuando tenemos muchos carbohidratos en el cuerpo, se retienen más líquidos y la comida se digiere más lentamente, lo que ayuda a aumentar la sensación de hinchazón y pesadez.

Los alimentos grasos también deben evitarse

Las carnes rojas, los quesos y los alimentos ricos en aceite entrarían en esta categoría. Al igual que sucede con los alimentos ricos en carbohidratos, los alimentos grasos también son difíciles de digerir a gran altura, dejándonos con una sensación de inflamación más prolongada de lo normal. Y no solo eso, los alimentos grasos también pueden aumentar la acidez estomacal.

Galletitas saladas, patatas fritas y snacks

Al eliminar una buena cantidad de opciones, lo mejor es recurrir a los snacks. Pero tampoco esta es una buena elección al volar. Las patatas fritas, los cacahuetes, incluso las galletitas saladas no son nada recomendables. No solo son generalmente ricos en carbohidratos, sino que también pueden causar un exceso de sal y sodio en el cuerpo que, una vez más, causa retención de líquidos y una sensación de hinchazón. Una investigación también ha demostrado cómo a grandes altitudes y en un entorno presurizado como es el aero el cuerpo humano percibe el dulce y el salado de un 15 a un 30% menos intensamente, con el riesgo de acabar empapuzándonos de snacks porque su sabor es menos intenso.

Té, bebidas calientes y agua del grifo también deben evitarse

En este caso, no tanto por los efectos de las sustancias nutritivas, sino por el simple hecho de que, en la mayoría de los casos, estas bebidas se preparan utilizando las reservas de agua presentes en los tanques del avión. Estos tanques, aunque deben pasar controles regulares, a menudo son fuentes de bacterias que terminan en las bebidas calientes servidas a bordo. Asegúrate, por tanto, del origen del agua utilizada para preparar té, café y té de hierbas o simplemente cíñete al agua embotellada.

Sin alcohol, café o bebidas carbonatadas

Aunque el alcohol puede ayudarte a relajarte en un vuelo particularmente estresante, debido al hecho de estar a gran altura, el alcohol tiene un efecto más intenso en tu cuerpo. No solo eso, también es una notoria causa de la deshidratación. Incluso el café, que debe evitarse siguiendo la teoría de las bacterias en el agua, tampoco se recomienda por sus efectos sobre el ciclo del sueño y sus efectos diuréticos. Ir constantemente al baño cuando estás en pleno vuelo no es exactamente una ventaja. Las bebidas carbonatadas por su parte contribuyen a la sensación de hinchazón.

Verduras y frutas que provocan gases

Las frutas y verduras no pueden ser una mala elección, ¿no? Pues algunas frutas y verduras lo son si se trata de comer en un avión, especialmente aquellas que causan gases. Lo último que nos gustaría tener cuando estamos encerrados a 10 mil metros de altitud es un compañero de asiento que se ha pegado un atracón de brócoli, alubias o coliflor. Incluso las manzanas y las naranjas son una mala elección. Las manzanas por los gases y las naranjas por la acidez estomacal.

Entonces, ¿qué comer en el avión?

Además de, por supuesto, mantenerte hidratado con agua embotellada, las zanahorias, la lechuga, el pepino y, sorpresa, los pimientos pueden ser grandes opciones cuando estés en pleno vuelo. El pescado también es una alternativa válida. Si no puedes prescindir de la carne, elije carnes blancas, pero evita las especias. Una fruta especialmente adecuada en el aire es la sandía, pero desafortunadamente no siempre es fácil de encontrar. Si quieres algo más de agua, hay varios sitios en el aeropuerto, antes de embarcar, donde podrás adquirir té o infusiones de hierbas que puedes llevar a bordo y que te ayudarán a digerir. La mejor opción, la mayoría de las veces, es evitar consumir alimentos mientras vueles, aunque esto no siempre es posible, especialmente en los vuelos de mayor duración.

Comida democrática
DelicatessenEcologíaHot Topic

Comida democrática: cuando la calidad, la accesibilidad y la ética marcan la diferencia

Cada vez más necesitamos comida democrática y llevarla hasta una mesa de negociación no es nada fácil: la calidad, la accesibilidad y la ética son solo los primeros pasos, pero también es necesario respetar la biodiversidad, una remuneración justa y un precio justo. Y el meollo de la cuestión está en que la comida es muy complicada. Pretender que una simple etiqueta te cuente la vida, y milagros de un alimento es prácticamente imposible.

Definamos la comida democrática

Con motivo de la reunión «Cibo a regola d’arte» Carlo Petrini, fundador de la asociación Slow Food, tuvo la oportunidad de reunirse con chefs destacados y expertos del sector gastronómico para tratar estos temas. La oportunidad permitió intercambiar opiniones con Massimo Bottura, Antonia Klugmann y Pino Cuttaia. Pero no solo hay espacio para quienes cocinan sino también para quienes escriben sobre comida, tanto periodistas como autores, acompañados también de productores autóctonos.

Todos ellos se reunieron para debatir un tema común: ¿qué es la comida democrática? Por un lado, tenemos todos esos conceptos clave que hemos enumerado hasta ahora, el clásico trío formado por calidad, accesibilidad y ética, a los que aún deben agregarse muchos otros aspectos. Por ejemplo, ¿por qué no utilizar la comida como un atractivo turístico? Algo de lo que en la DOP Mozzarella di Bufala Campana conocen bien. ¿Por qué no aprovechar la comida para reinsertar a los jóvenes con dificultades en un lugar de trabajo? Uno se da cuenta desde el principio de que la idea de la ética es decir que la gente merece ser tratada de la mejor manera posible, y el sector de la alimentación en Italia puede ser un ejemplo.

Sin embargo, no olvidemos que no existe comida más democrática que la regional: la historia gastronómica podrá alcanzar alturas increíbles con chefs plagados de estrellas, pero sus cimientos siempre han estado bien unidos en la tierra. Por esta razón, paradójicamente, no hay nada mejor que vivir el camino de nuestros ingredientes, tanto el físico que los hace llegar hasta nuestras mesas como el cultural, que los hizo sobrevivir a lo largo de la historia. Si juntamos estos dos ámbitos no hay forma de escaparse, no se puede ser antidemocrático en la mesa.

Nombres de niños comida
Estilo de vidaNoticias

Nombres de niños inspirados en la comida, una nueva tendencia que causa furor

Las celebrities comenzaron a ponerles a los niños nombres inspirados en la comida, ¡y de inmediato se ha convertido en tendencia! Si no tienes suficiente con el mundo de las flores, ¿por qué no tirar de frutas, especias y cereales? Si aún no tienes claro el nombre y tu peque está de camino ¡no hay problema! Echa un vistazo rápido a la cocina y seguro tienes la solución al alcance de la mano (o como mucho en la nevera).

Los nombres del mañana

No pocas veces, referido a los niños pequeños, uno escucha: «¡eres tan bonito que te comería!» Y con esta nueva tendencia de nombres, el malentendido está servido. Bromas aparte, parece que la última tendencia contempla una amplia variedad de nombres inspirados en el mundo gastronómico. Abriendo camino, en 2004, Gwyneth Paltrow y Chris Martin llamaron a su hija Apple (manzana). Pero lo cierto es que no es un caso aislado, y otros ejemplos son la hija de Drew Barrymore llamada Olive (oliva), o dos de los hijos de Jamie Oliver llamados respectivamente Poppy Honey (miel) Rosie y River Rocket (rúcula).

Será el impetuoso amor por la comida y la cocina de los últimos años, o el deseo incontrolable de dar el cante, pero la moda de poner a los niños nombres de alimentos se está extendiendo. Y todo esto apoyado por Babycentre, una importante web en inglés sobre maternidad y niños, que ha compilado una lista de los principales nombres food-inspired. Entre estos podemos encontrar: Saffron (azafrán), Peaches (melocotones), Apricot (albaricoque) y Rosemary (romero) para niñas; y Basil (albahaca), Rye (centeno) y Kale (Col) para niños. Parece que la originalidad no tiene límites, con elecciones que rozan la locura, ¡y con el posible resultado de que los jardines de infancia del mañana te den la sensación de ser mercados de abastos!