coco

Mascarilla capilar casera
Productos cosméticosSalud

Mascarilla capilar casera con miel y aceite de coco

El verano es la estación del sol, de los baños en el mar y de la sal, incluso en el pelo. Añadir a esto la rutina de duchas y secadores de pelo. Todas estas cosas podrían conducir a un debilitamiento del cabello y requerir un tratamiento específico para repararlo e hidratarlo, como una mascarilla de miel y aceite de coco.

Mascarilla capilar casera

Los ingredientes necesarios

Estos son los ingredientes, dosis y herramientas necesarias para una mascarilla de miel casera:

  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico.
  • 1 cucharada de miel orgánica
  • 1 tazón para mezclar
  • 1 cuchara
  • 1 toalla

Si el cabello está largo o muy dañado, aumenta las dosis.

Paso 1: mezclar los ingredientes

Mezcla los ingredientes previamente preparados y después calienta ligeramente la mezcla sobre una superficie de cocción en una pequeña cacerola; la temperatura ayudará a que los folículos pilosos se abran.

Paso 2: aplicar al cabello

La mascarilla de miel y aceite de coco casera puede aplicarse sobre el cabello seco o mojado, aunque es más fácil de aplicar sobre el cabello mojado y el resultado podría ser mejor. Al estirar la máscara y después de aplicarla, deja una toalla alrededor del cuello para proteger tu ropa. Aplica la mascarilla casera, generosamente, de arriba a abajo, centrándote en las puntas donde se produce la mayor parte del daño del cabello.

Paso 3: relajarse durante 30-40 minutos mientras la mascarilla casera se absorbe

Recoge tu pelo y deja que la mascarilla de miel y aceite de coco funcione durante 30-40 minutos. Relájate mientras hojeas una revista, lees un libro o incluso te mimas con una manicura de uñas.

Paso 4: ¡Enjuaga la mascarilla casera y listo!

Después del tiempo necesario para absorber la mascarilla de miel y aceite de coco, lava normalmente el cabello en la ducha con un champú suave y un acondicionador nutritivo.

Una mascarilla casera de miel y aceite de coco puede proporcionarte un cabello suave, liso y sano incluso en verano, cuando está más expuesto y es más probable que se dañe.

Aceite de coco
CienciaCulturaProductos cosméticos

Pasta de dientes casera con aceite de coco

Se necesitan unos pocos ingredientes y un proceso fácil para crear una pasta de dientes casera con aceite de coco que elimina las bacterias, manteniendo la boca sana y los dientes limpios y sin caries.

Aceite de coco

El aceite de coco contra la placa y las bacterias

El aceite de coco es un aceite comestible que se extrae mediante el procesado de cocos y es rico en grasas saturadas, incluyendo principalmente ácido láurico, que es extremadamente eficaz para eliminar bacterias, hongos y virus.

El aceite de coco elimina las bacterias dañinas que se encuentran en la boca, contrarresta eficazmente la formación de placa y también puede reducir significativamente su presencia, beneficiando las encías. Es, por lo tanto, un excelente aliado también contra las caries y el mal aliento y, en general, para la protección de toda la dentadura.

Un método para el uso del aceite de coco líquido consiste en colocar y mover una cantidad adecuada de éste en el interior de la boca durante unos 15 o 20 minutos, haciéndolo pasar continuamente entre los dientes, de forma muy similar a cuando se usa un enjuague bucal, y escupiéndolo al final.

Los ácidos grasos presentes en el aceite atraen y atrapan a las bacterias, por lo que cada vez que el aceite pasa a través de los dientes y entre los dientes elimina las bacterias dañinas y la placa de la boca.

Es aconsejable hacerlo inmediatamente por la mañana, antes de comer o beber, y cepillarse los dientes después de haber terminado de usar el aceite de coco.

Pasta de dientes con aceite de coco

Pasta de dientes casera con aceite de coco, fácil y eficaz

Otra posibilidad de utilizar el aceite de coco para la higiene bucal es hacer una sencilla pasta de dientes casera como os describimos a continuación.

Los ingredientes para hacer una pasta de dientes casera con aceite de coco son:

  • media taza de aceite de coco;
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio;
  • 10-20 gotas de aceite esencial de menta o canela.

Lo primero que tenéis que hacer es calentar el aceite de coco hasta que se vuelva blando o líquido; añadir bicarbonato de sodio y mezclar hasta que tenga una consistencia pastosa. En este punto se añade el aceite esencial y la pasta de dientes casera está lista.

Debe almacenarse en un recipiente sellado del que se pueda recoger una cantidad adecuada de pasta de dientes casera para el cepillado con un cepillo de dientes. Cepillaos suavemente durante 2 minutos y luego enjuagad.

Una vez más la naturaleza viene a rescatarnos y nos da un producto natural como el aceite de coco que nos permite hacer una pasta de dientes casera efectiva y lista para usarse.