cocina china

Cocinar pollo en el barro Beggars chicken
Carne y embutidosComidaComidas étnicas

Cocinar pollo en el barro, con todos ustedes: el Beggar’s Chicken

Una receta única para cocinar pollo en el barro, o siendo más precisos en arcilla. El Beggar’s Chicken tiene orígenes legendarios y fama de ser una de las recetas más sabrosas de la cocina china.

Cocinar pollo en el barro cáscara de arcilla

El pollo del mendigo

El origen de esta inusual receta está rodeado por un halo de misterio, sin embargo, hay tres elementos que son recurrentes en todas las historias: un mendigo, un pollo y barro. Hay distintas versiones acerca de esta particular técnica de cocina; la primera habla de un famoso mendigo que robó un pollo y lo escondió bajo tierra para ocultarlo. Al volver por la noche para degustar el fruto de su hurto, desenterró el pollo, y a falta de cualquier otro instrumento, lo puso en el fuego empapado en barro, tal cual estaba, obteniendo así un resultado tan asombroso que le animó a abrir su propio restaurante en el cual fuese la especialidad de la casa.

Cocinar pollo en el barro Beggars chicken mezcla
Cocinar pollo en el barro cáscara de arcilla cocción

Una segunda versión cuenta que el mendigo le roba el pollo nada más y nada menos que al emperador, para después envolverlo en hojas de loto y cocinarlo cubierto de una cáscara de arcilla para evitar que emanaran los aromas y alertar así a la guardia imperial. Por último, en la tercera versión de esta historia, será el mismísimo emperador quien se sentará a comer con el mendigo, el cual, ante la falta de utensilios de cocina apropiados, cocinó el pollo en la arcilla. El emperador quedó tan asombrado con el resultado que quiso incluir esta receta en el menú de palacio.

Cocinar pollo en el barro Beggars chicken

Las numerosas versiones ligadas al origen de esta receta nos hacen plantearnos su antigüedad, pero, de todos modos, lo que nos ha llegado a día de hoy no debería ser tan distinto de la historia original. Todo comienza por marinar un pollo durante 7-8 horas con una mezcla de salsa de soja, vino Shaoxing para cocinar, anís estrellado y clavo de olor. Después, se rellena con una mezcla a base de hongos, especias y, dependiendo de los gustos, algún tipo de carne. Envolvemos todo con las hojas de loto y lo encerramos en una cáscara de arcilla, dejando que se cocine durante un par de horas. El resultado te dejará sin palabras, tanto por su sabor como por su jugosidad y sobre todo la ternura de la carne, la cual se separará sin ningún esfuerzo de los huesos del pollo. Sea cual sea su origen, lo que sí es cierto es que lo que ha llegado hasta nuestros días es una verdadera joya de la cocina china.