coches eléctricos

baterias canamo
EcologíaMedio Ambiente

Baterías de cáñamo: una nueva frontera para los coches eléctricos

En los últimos años oímos cada vez más a menudo hablar de los coches eléctricos como una alternativa a los coches de combustibles fósiles más contaminantes y extendidos. Sin embargo, por otro lado, se han planteado varias críticas sobre el problema de la eliminación de las baterías una vez que se han agotado su ciclo. A ello se suman los daños ambientales generados por las canteras de litio y el alto costo del grafito, que es esencial para la producción de esos condensadores. Es para superar todos estos problemas que una startup americana liderada por David Mitlin ha diseñado baterías de cáñamo.

En Estados Unidos, el cáñamo, cuyas aplicaciones han sido durante mucho tiempo de interés en diversos sectores como el textil, el farmacéutico y el industrial, se está desarrollando lentamente debido a su prohibición. Por esta razón, el notable paso adelante lo dio la University of Alberta en Canadá, donde un equipo ha creado baterías de cáñamo cuyo rendimiento es muy superior a los equivalentes a base de grafito.

Baterías de cáñamo: cómo funcionan

David Mitlin se ha centrado en la creación de un nanomaterial a partir de los residuos vegetales procedentes del procesamiento del cáñamo. En concreto, se trata de la corteza que, según el estudio, es una “fibra compuesta por capas de lignina, hemicelulosa y celulosa cristalina que, si se procesa de forma adecuada, puede separarse en nanomateriales similares a los gráficos”. Uno de los pasos del proceso es llevar las fibras a 180°C durante 24 horas y luego darles forma de un nanomaterial poroso.

Las pruebas han demostrado que las baterías de cáñamo, que utilizan un líquido iónico como electrolito, a una temperatura de 60°C tienen una densidad de potencia casi tres veces mayor que el grafito. De hecho, se habla de 49kW/kg frente a 17 kW/kg de carbón activo. Los brillantes resultados han convertido el estudio en una startup, liderada por Mitlin, que gracias a una subvención estatal de 229 mil dólares en Estados Unidos podrá iniciar la producción de estas innovadoras baterías de cáñamo destinadas a revolucionar, o al menos así lo esperamos, en los próximos años el mundo de la movilidad eléctrica.

Por qué reciclar las baterías
EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Reciclar las baterías hará que los coches eléctricos sean todavía más green

La demanda crece rápidamente, y el reciclaje de baterías puede ser la única manera de satisfacerla y hacer que los coches eléctricos sean aún más green. Una solución que es la respuesta necesaria a la dificultad – y al modo – de extraer aquellos metales poco frecuentes que son necesarios para fabricarlas. Se necesitan procedimientos responsables que tengan un fuerte impacto tanto en el medio ambiente como en la comunidad.

Por qué es necesario reciclar las baterías de los coches eléctricos

Reciclar las baterías parece ser la única solución viable para que el coche eléctrico sea todavía más green. Éstas se fabrican utilizando metales poco comunes y de gran valor, como el disprosio, el neodimio y, en particular, el manganeso, el cobalto y el litio. Son materiales difíciles de encontrar y de extraer, y la industria minera está luchando para satisfacer la creciente demanda de los mismos. Sin embargo, se recicla poco en el sector de las baterías, incluso sabiendo que existen grandes posibilidades. En primer lugar, se podrían utilizar las baterías de coches que ya no se usan, por ejemplo, como acumuladores de uso doméstico, o se podrían recuperar los metales utilizados para la fabricación de nuevas baterías.

La recuperación de metales valiosos como el cobalto y el manganeso está muy extendida; el reciclaje de pilas u otros aparatos eléctricos que contienen estos metales ya es bastante normal, pero en el caso del litio la situación es mucho más deficiente. Hoy en día, podríamos recuperar el 95% de los metales presentes en las baterías, facilitando en gran medida la demanda de materia prima extraída. El proceso de extracción, además de tener evidentes consecuencias ambientales, a menudo tiene lugar a costa de los trabajadores, que frecuentemente son niños. Como en las minas de cobalto de la República Democrática del Congo. El ecosistema está amenazado por la extracción de litio en Argentina, Bolivia y Chile, donde se evaporan enormes cantidades de agua para obtener estos metales preciosos.

El reciclaje de baterías es necesario para un coche eléctrico verdaderamente green, considerando que las baterías de nueva generación estarán compuestas de azufre y litio, que es justamente el metal menos reciclado hoy en día. Reciclar es necesario, pero sin duda no impedirá la necesidad de una importante actividad minera que, a su vez, tendrá que renovarse y ser ética, tanto desde el punto de vista humano como medioambiental. Estas son las condiciones que la historia nos presenta como especie, para que esta revolución eléctrica sea verdaderamente sostenible y una fuente de bienestar para todos.