cambio climático

plantación árboles contaminación biodiversidad
EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Eliminar 100 años de contaminación plantando árboles

Un reciente estudio publicado por la prestigiosa revista Science, «The global tree restoration potential», muestra cómo es posible hacer desaparecer 100 años de contaminación mediante la plantación de árboles. Hablamos de muchísimos árboles para ser exactos, pero con un resultado tan beneficioso que impliaría un verdadero avance en la lucha contra el cambio climático.

contaminación árboles

Plantar árboles para reducir el calentamiento global y muchas otras cosas

Lo que necesitamos son nuevos bosques. Esta es la parte central del problema, de hecho, se podrían eliminar 100 años de contaminación plantando árboles. Una inmensidad de árboles, para ser exactos: un área equivalente al territorio de todo Estados Unidos, pero que tendría un efecto increíblemente beneficioso para la atmósfera. Se prevé una potencial reducción de dióxido de carbono del 25%. La iniciativa debería tener un enfoque global e involucrar a todos los continentes, con estados como Rusia, EE.UU, Canadá, Australia, Brasil y China, como mejores candidatos por tener el mayor numero de terreno posible donde plantar esos árboles. Sin embargo, es necesario actuar con rapidez, de hecho, un aumento de la temperatura global de sólo 1,5 ° C – previsto para 2050 – sería suficiente para reducir drásticamente las áreas aptas para la reforestación.

Plantar árboles calentamiento global

Además de eliminar 100 años de contaminación, la arborización también podría lograr otros resultados importantes, como la protección de la biodiversidad y la protección de especies en peligro de extinción. Cabe mencionar que las formas de hacerlo podrían ser diferentes y ventajosas. Por ejemplo, se podrían empezar a cultivar ciertos productos en los árboles del bosque – como el cacao o el café – o establecer áreas protegidas para atraer a turistas amantes de la naturaleza de todo el mundo. El resultado sería el mismo, aportando además riqueza y desarrollo a las poblaciones locales, que en general tienden a apoyar iniciativas que se dan en el medio ambiente en el que viven.

plantación árboles contaminación biodiversidad

Aunque hay países menos sensibles al problema, como es el caso de Brasil y su nueva política de deforestación en la Amazonia, también hay importantes iniciativas internacionales que nos dan esperanzas. Ejemplos de ello son el Bonn challenge, para el que 59 países se han comprometido a plantar 150 hectáreas de bosque para el 2020 y 350 para el 2030; la New York Declaration on Forests, en la que varias naciones han prometido detener la deforestación y reforestar en diversas áreas; y, lo que es muy interesante, la Trillion Tree Campaign, en la que participan escuelas y comunidades de todo el mundo, que han plantado más de 13 millones de árboles desde 2007.

Eliminar 100 años de contaminación mediante la plantación de árboles sería un resultado demasiado importante como para no intentarlo y, en general, se necesitarían menos esfuerzos de los esperados si cada uno comenzara a hacer su parte para salvar -a su manera- al mundo.

Crisis climática permafrost
EcologíaHot TopicMedio Ambiente

Crisis climática: el permafrost desaparece 70 años antes de lo previsto

Cerca del Ártico, el permafrost se está derritiendo aun ritmo inimaginable, ni siquiera en los escenarios más pesimistas los científicos pensaban que se podrían alcanzar estos niveles de deshielo. Habían pasado 5.000 años desde que esa capa de hielo no sufría variaciones tan evidentes, que los expertos estaban convencidos de que deberían haber pasado al menos otros 70 años antes de que la crisis climática llegase a este punto. Aparentemente, las cosas están empeorando más de lo esperado y a un ritmo mucho más rápido.

Crisis climática permafrost

El permafrost se está derritiendo

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alaska Fairbanks, liderado por Vladimir Romanovsky, ha monitorizado el permafrost durante más de 3 años, examinando entornos extremos en los que difícilmente los investigadores se aventuran. Los datos se recogieron a 300 km del centro de población más cercano, dibujando un escenario catastrófico: los últimos veranos han sido particularmente calurosos, hasta el punto de desestabilizar los hielos considerados, hasta hace pocos años, perennes.

permafrost derritiendo

Según el Dr. Vladimir Romanovsky, la información recopilada llevaría a imaginar un escenario que no se había producido en al menos 5.000 años, una cantidad de tiempo asombrosa. Los investigadores han observado directamente los efectos del cambio climático con sus propios ojos, y el escenario que ha aparecido ante ellos es impresionante: los técnicos conocen este fenómeno como Termokarst, y se manifiesta cuando el terreno está cubierto por pequeñas colinas y pantanos.

La vegetación crece donde durante milenios sólo había habido hielo, el suelo vuelve a llenarse de vida, pero esto no es para nada una buena señal: el hielo atrapa los gases del efecto invernadero, que paradójicamente, son más peligrosos que el CO2, y una vez liberados podrían crear un círculo vicioso que podría acelerar aún más el cambio climático. Los científicos no utilizan el término crisis climática a la ligera, pero éste podría ser otro síntoma más de un planeta que se dirige hacia cambio climático radical.

Por qué el mundo acabará
EcologíaHot TopicMedio Ambiente

¿Se acabará el mundo en el 2050 debido al cambio climático?

¿Se acabará realmente el mundo en 2050 a causa del cambio climático? Esto es lo que dice un nuevo informe realizado por el Breakthrough National Center for Climate Restoration, con sede en Australia. El escenario descrito es realmente una auténtica pesadilla: miles de millones de víctimas, hambrunas, cambios climáticos extremos, la desaparición de gobiernos y cualquier otro ejemplo de estabilidad social. Todo esto se debería al dióxido de carbono liberado a la atmósfera, que podría desencadenar un círculo vicioso exponencialmente destructivo. Sin embargo, según los autores, todavía se puede hacer algo para salvar a la humanidad tal como la conocemos.

2050 cambio climático

Por qué el mundo se acabará en el 2050

Los autores de este informe son David Spratt, director del Breakthrough National Center for Climate Restoration e Ian Dunlop, presidente de la Australian Coal Association, miembro del Club de Roma. La peculiaridad de este documento es el horizonte temporal con el que se investiga el cambio climático: estamos acostumbrados a concebir el calentamiento global, el ascenso de los mares y océanos o la extinción cada vez más rápida de los animales como problemas del futuro, pero según los expertos para el año 2050 ya podríamos percibir lo peor de esta situación.

Los autores señalan que las previsiones climáticas se proponen a menudo de forma muy esperanzadora, presentando a los medios de comunicación y a la población escenarios basados en datos y previsiones muy optimistas. En este informe se ha hecho todo lo contrario, se ha tenido en cuenta cómo algunos fenómenos podrían desencadenar consecuencias exponenciales. Además, el cambio climático no sólo se considera un problema en sí mismo, sino también un «multiplicador» de otras amenazas: la migración incontrolada y la propagación de enfermedades que antes eran incompatibles con determinados ecosistemas son sólo dos ejemplos.

Por qué el mundo acabará

¿Se puede detener el cambio climático?

A pesar de todo y según los autores, no todo está perdido: tal vez no sea posible detener el cambio climático, pero sí se pueden tomar medidas para contrarrestar su velocidad e intensidad. El problema, como de costumbre, somos nosotros: se considera que los cambios necesarios serían similares a los que sufrió la industria durante la Segunda Guerra Mundial. Un cambio que se podría implementar en un contexto de emergencia que, por el momento, no se percibe como tal.

El cambio debe ser necesariamente global, no sólo en algunos países, y tendría que llevarse a cabo en el menor tiempo posible, como máximo en unos pocos años. En el mejor de los casos, en el que habría que se tomaran todas las medidas necesarias para mitigar el cambio climático, algunos países del mundo aún tendrían que poner en marcha estrategias para compensar el aumento del nivel del mar y la reducción de la producción de alimentos.

Refugiados climáticos islas
EcologíaMedio Ambiente

Refugiados climáticos: Nueva Zelanda ofrece visados especiales

Si tu casa se inundara debido al aumento del nivel del mar o si ya no pudieras disponer de la cantidad necesaria de agua potable debido a una sequía interminable, ¿qué harías? Pues probablemente lo más obvio: te mudarías y te convertirías en un refugiado climático. Hasta el momento no existe una legislación que los reconozca como tales y pueda brindarles asilo, pero algo se está cociendo en Nueva Zelanda.

Refugiados climáticos mar

La fuerza de la necesidad

La propuesta surgió del Ministro de Cambio Climático, James Shaw, quien recientemente anunció en Radio Nueva Zelanda la posibilidad de introducir a modo experimental una categoría particular de visas humanitarias para los llamados refugiados climáticos. Esta figura enmarcaría a aquellos individuos que se ven obligados a migrar por la imposibilidad de permanecer en su lugar de origen debido al cambio climático. Para Nueva Zelanda, esta no es una hipótesis remota, sino una realidad concreta, ya que las solicitudes de asilo por este motivo no les pilla de nuevas, principalmente por parte de los habitantes de los pequeños archipiélagos vecinos, que han visto como sus casas y tierras han sido devoradas por la elevación del mar.

Refugiados climáticos islas

Ya habíamos hablado sobre el nacimiento de la figura del refugiado climático en otro artículo, peri esta posibilidad que nos llega desde Nueva Zelanda eleva el tema a otro nivel, el institucional. Actualmente no existe una legislación que prevea la migración por razones climáticas y, en consecuencia, el reconocimiento de asilo a las personas que deben marcharse. No nos sorprende, sin embargo, que el Pacífico sea uno de los primeros lugares donde surgió el problema: la conformación de las islas de muchos pequeños archipiélagos los hace particularmente vulnerables a las subidas del mar, que cada año reclama porciones de tierra, a menudo habitadas. La del Ministro Shaw por ahora es una simple propuesta, pero debe ser considerada como una señal de alarma que debería animarnos a todos a reflexionar y considerar el problema del cambio climático, empezando por las pequeñas acciones del día a día.

1 2