calentamiento global

Nieve verde
EcologíaMedio Ambiente

Nieve verde en la Antártida debido al cambio climático

La nieve verde en la Antártida es una realidad. Desde hace algunos años, los científicos han sido testigos de este curioso fenómeno.

Los científicos han descubierto que la nieve verde en la Antártida es el resultado de la proliferación de un alga microscópica que se forma en la propia superficie de la nieve.

Nieve verde

Según la explicación publicada en la revista Nature Communications, este fenómeno se debe a las consecuencias perjudiciales del cambio climático.

De hecho, los investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, junto con los del British Antarctic Survey, encontraron que este fenómeno de nieve verde se debe a un alga que se reproduce más rápidamente debido al aumento de las temperaturas vinculado al cambio climático.

El calentamiento global está aumentando las temperaturas incluso en las partes más frías de la Antártida, creando muchos problemas, que incluyen la creación de condiciones ideales para la proliferación de estos microorganismos. Según los científicos, cuando las algas están en su máxima densidad, su pigmentación verde se refleja en la nieve, creando un efecto visible incluso desde el espacio.

Este hecho ha sido muy útil para la investigación, ya que los investigadores han utilizado los datos de los satélites para analizar con mayor precisión la extensión de este fenómeno natural.

Con la ayuda de los satélites es posible cartografiar con precisión las zonas de avance de las algas en la superficie de la nieve, pudiendo así elaborar modelos probabilísticos de la evolución del problema.

El estudio también puso de relieve la contribución de los mamíferos y las aves marinas que, con sus excrementos, proporcionan un fertilizante perfecto para la proliferación de este tipo de algas.

Ya en 2019 se podian ver imágenes en Internet de la nieve verde en Rusia. Pero la nieve verde en la Antártida no debe confundirse con la nieve verde producto de las emisiones de las plantas de cromo en Pervouralsk, Siberia.

La nieve verde en la Antártida preocupa y mucho a los científicos. La nieve normal tiene un papel fundamental en el equilibrio de la Antártida reflejando los rayos del sol y reduciendo el calentamiento global.

Nieve verde Antártida

Debido al crecimiento de estas algas la nieve no refleja correctamente los rayos y como consecuencia se acelera aún más el cambio climático del planeta.

Preocuparse por el cambio climatico
Estilo de vidaNoticias

Preocuparse por el cambio climático hace ligar en Tinder

Los más jóvenes – la ya conocida Gen Z – parecen encontrar irresistible preocuparse por el cambio climático, dice Tinder basándose en los datos del año pasado al investigar el contenido de la biografía de los perfiles más exitosos en los que mencionar el medio ambiente parece causar una buena impresión.

Preocuparse por el cambio climatico

El cambio climático, una preocupación irresistible

Un joven que busca el éxito en Tinder haría bien en hacer saber que está preocupado por el cambio climático. Esto ha sido revelado por los datos publicados por la plataforma que muestran cómo los usuarios de la Gen Z que mencionan una cierta preocupación por la crisis climática en su biografía terminan teniendo más éxito. ¿Pero qué tiene que ver el cambio climático con este ritual de apareamiento digital de swipe y match? Algunas personas lo llaman el “Efecto Greta Thunberg“, que desde hace algún tiempo parece haber dado una vigorosa sacudida a las conciencias de todos – especialmente de los más jóvenes – sobre los temas ambientales, pero podría haber más.

Psicólogos y sociólogos consultados sobre el tema han interpretado el éxito de la preocupación por el cambio climático en Tinder tratando de profundizar en el argumento. Han partido del presupuesto de que las influencias que afectan a los jóvenes terminan jugando un papel decisivo en la definición de los valores de una persona. Si se añade el hecho de que tendemos a sentirnos más atraídos por personas que comparten los mismos valores que nosotros, eso es todo. La Gen Z ha crecido exactamente en la era de la preocupación por el calentamiento global, por lo que es comprensible cómo los temas ambientales se han arraigado tan profundamente en su conciencia que se convierten en importantes valores a buscar incluso en un partner potencial.

Por lo tanto, hay otra buena razón para que los jóvenes se preocupen por el cambio climático, – además de, por supuesto, salvar el planeta – el éxito en Tinder. Sería bueno que incluso los más viejos encontraran razones tan interesantes para prestar atención a los temas ambientales, más allá de simplemente dar esperanza al futuro de nuestra especie en la Tierra.

extincion pinguino emperador
AnimalesAnimales salvajes

El pingüino emperador a riesgo de extinguirse a finales de siglo

El Pingüino Emperador podría ser una de las próximas víctimas de la crisis climática debido al calentamiento global. Investigaciones recientes del Woods Hole Oceanographic Institution (WHOI) advierten sobre el destino de uno de los animales más conocidos y carismáticos de la Antártida.

pinguino emperador

El calentamiento global amenaza el pingüino emperador

“Si las temperaturas siguen aumentando al ritmo actual, el destino del pingüino emperador está sellado”, dijo la bióloga Stephanie Jenouvrier del WHOI. Según los investigadores, el actual aumento de las temperaturas y la consiguiente crisis climática podrían llevar a la desaparición de hasta el 86% de la población de pingüinos en la Antártida para el año 2100. En ese momento una recuperación sería poco probable y sería el paso decisivo hacia la extinción para del pingüino emperador.

El destino del Pingüino Emperador está ligado al destino del hielo marino que los animales utilizan como hábitat para el apareamiento y la muda. Se trata de un hábitat extremadamente específico, el hielo debe de hecho estar anclado a las costas del continente antártico pero lo suficientemente cerca del agua de mar para permitir el acceso a los peces, la principal fuente de alimento de los pingüinos. Sin embargo, el calentamiento global está reduciendo gradualmente la cantidad de hielo disponible para las colonias de pingüinos.

pinguino emperador extincion

Tres escenarios posibles hacia la extinción de los pingüinos

Los investigadores han estudiado el comportamiento del Pingüino Emperador durante los últimos 10 años. Para estudiar el futuro de los pingüinos, han desarrollado tres posibles modelos informáticos. Si se respetaran los Acuerdos de París y se pudiera contener el calentamiento global a “sólo” 1,5°C, las estimaciones predicen un descenso del 19% en la población de pingüinos emperadores.

Incluso si las temperaturas aumentaran en 2°C, el panorama sería dramático, amenazando al menos 1/3 de las colonias. En caso de que no se intervenga y las temperaturas suban hasta los 5°C, el destino del pingüino emperador es la extinción. A esas temperaturas, el futuro de la humanidad también se vería seriamente comprometido.

calentamiento global
EcologíaMedio Ambiente

El calentamiento global amenaza con acabar con la mitad de los viñedos

El calentamiento global amenaza a los viñedos y a todo el sector vinícola. Según investigaciones recientes que contemplan diversos escenarios, un aumento de temperaturas de entre 2°C y 4°C, afectaría seriamente la producción de vid. En Italia y en otros países productores están en peligro zonas enteras de cultivo. Podría ser necesario renunciar a algunos tipos enteros de viñedos.

calentamiento global

¿Por qué el calentamiento global amenaza los viñedos?

Las regiones productoras de vino podrían reducirse drásticamente en los próximos años debido al calentamiento global. A menos que los productores puedan modificar su producción encontrando variedades de vid resistentes a temperaturas más altas, es probable que la pérdida de terrenos alcance cifras vertiginosas.

En una investigación reciente publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los científicos han creado un modelo de 11 variedades diferentes de vides en diferentes escenarios de calentamiento global. Un incremento de 2°C de temperatura haría que el 56% de la superficie actual de viñedos del mundo estuviera en riesgo. La cifra se elevaría al 85% con un aumento de temperatura de 4°C.

calentamiento global vinedos

¿Cómo salvar el vino de la crisis climática?

La única estrategia para los productores sería abandonar las variedades en peligro y cultivar variedades de vid que pueden soportar temperaturas más altas. En peligro, por ejemplo, estarían las regiones que actualmente plantan pinot noir, cabernet-sauvignon y merlort que tendrían que pasar a la producción de mourvedre o cannonau. No sólo eso, por supuesto.

Pero ¿qué sucede con las regiones que ya cultivan estas variedades? Si es cierto que el calentamiento global abriría nuevas zonas aptas para los viñedos en climas hasta ahora desfavorables como el de Alemania, por ejemplo, varios productores mundiales de vino como Italia, España y Australia podrían sufrir una profunda crisis en el sector. En estos países, el cambio a variedades de vid diferentes puede no ser posible. En Italia, en concreto, un escenario de aumento de las temperaturas hasta los 4°C podría hacer desaparecer el 90% de la superficie dedicada actualmente a los viñedos.

deshielo-oportunidades-negocio
CulturaEconomíaHot Topic

Deshielo, quien saca el máximo provecho

No para todas las personas el derretimiento del hielo Ártico es un acontecimiento terrible y preocupante, de hecho, hay quienes se benefician de él. Existen fuertes intereses comerciales cuyo destino está estrechamente ligado al Ártico y a su hielo. Sin embargo, los beneficios que estos sujetos podrían obtener desencadenarían un círculo vicioso que empeoraría aún más la situación ambiental de las zonas afectadas y de todo el planeta.

deshielo

El deshielo del Ártico y las nuevas oportunidades de negocio

Con el derretimiento del hielo ártico hay quienes se benefician, y no poco. La situación catastrófica relacionada con el calentamiento global abre el terreno a nuevas oportunidades de ingresos hasta ahora protegidas por la capa de hielo polar, que pronto estará disponible gracias a su derretimiento. Estas oportunidades pueden identificarse en dos macro categorías principales: recursos naturales y comercio.

Si hablamos de recursos, se estima que el hielo del Ártico esconde el 13% del petróleo y el 30% del gas natural del mundo, que aún no han sido extraídos. También hay grandes yacimientos de metales preciosos, destacando entre todos ellos el uranio. La oportunidad que ofrece el derretimiento del hielo del Ártico es tentadora para muchos y abre nuevas e importantes oportunidades de negocio. El aspecto negativo es que el uso de esos nuevos recursos impactaría negativamente en el ya presente cambio climático.

deshielo-oportunidades-negocio

Además del sector de las materias primas, el deshielo del Ártico tendría otro impacto decisivo en los equilibrios económicos mundiales: la apertura de nuevas rutas marítimas. Se trataría de una nueva ruta marítima en el extremo norte del planeta, un tercio más corta que las rutas comunes y que permitiría conectar el oeste y el este. Un ahorro excepcional para las empresas de transporte y una gran oportunidad de obtener inmensos beneficios, especialmente para Rusia, cuyas costas septentrionales se convertirían en el centro del comercio mundial, y para China, que podría diversificar sus rutas comerciales entre el norte y el sur.

Las principales víctimas del deshielo del Ártico podrían ser Estados Unidos y Europa, que, fuera de sus empresas de energía y transporte, verían a Rusia y a los países del Lejano Oriente adquirir un gran poder económico y político. De la misma manera, Egipto y Panamá se verían perjudicados por la disminución de las travesías marítimas y, por lo tanto, de los ingresos procedentes de sus respectivos canales de Panamá y Suez.

Sin embargo, el verdadero perdedor seguiría siendo el medio ambiente, que tendría que hacer frente a los efectos catastróficos asociados al deshielo del Ártico: tanto en términos climáticos como de ecosistemas terrestres. La pregunta que queda abierta es: ¿qué interés tendrán en definir el futuro del Ártico?

cambio climático sanidad
EcologíaMedio Ambiente

Por qué el cambio climático es un costo para la sanidad

La idea de considerar el cambio climático como un coste para la sanidad nace del trabajo conjunto de dos importantes Instituciones, el Natural Resources Defense Council y la University of California, San Francisco, que han resaltado esta parte desconocida del problema.

cambio climático sanidad

Los efectos del cambio climático en la sanidad

La consideración del cambio climático como un coste para la sanidad es resultado de la comparación de datos. Concretamente, el efecto en los costes sanitarios de diversos fenómenos climáticos catastróficos a partir de 2012. Sólo en Estados Unidos, las dos agencias estiman un aumento de los costes del orden de 10.000 millones de dólares, cifra que crece constantemente. Eventos relacionados con el clima, tales como: aumento del polen, fenómenos climáticos extremos, excesiva propagación de algas, olas de calor, huracanes, propagación de infecciones, propagación de plagas, contaminación del aire, inundaciones fluviales e incendios forestales, tienen un efecto claro e inequívoco. Un efecto que los sistemas de salud ya no pueden ignorar.

Cabe mencionar que el cambio climático no es sólo un coste para la sanidad, sino también para la economía. Un coste que impacta directamente en los presupuestos de los países, que se traduce irremediablemente en un deterioro constante de la calidad de vida. Invertir en tecnologías y soluciones para detener o incluso ralentizar el calentamiento global supone realizar una inversión que abarque diferentes sectores, en otras palabras, invertir en el futuro. No hay aspectos negativos en la intervención para frenar la actual deriva climática, sólo ventajas concretas y cuantificables. Ignorar las señales del medio ambiente como hacemos actualmente supondrá pérdidas enormes en el futuro que no se podrán remediar. Los expertos están de acuerdo en que intervenir desde hoy en el clima supondría un coste cinco veces menor que sus consecuencias para la sanidad.

No tenemos que elegir qué factura pagar, teniendo en cuenta que el futuro podría ser aún peor de lo que nos imaginamos, dejándonos poco para lo que ahorrar.

Australia cambio climático
EcologíaHot TopicMedio AmbienteSin categoría

Cambio climático: el invierno en Australia desaparecerá en el año 2050

El cambio climático hará desaparecer el invierno en Australia para el año 2050. Esto es lo que señala un estudio de la Australian National University (ANU). Una reciente predicción basada en datos sobre el cambio climático en el continente australiano ha permitido anticipar cómo será el invierno en los próximos 30 años. La realidad es que el invierno australiano tendrá muy poco frío.

Cambio climático invierno Australia

Adiós al invierno en Australia, la culpa es del cambio climático

Ya no hay medias estaciones: en Australia existe el riesgo de que ni siquiera haya estaciones reales. En este caso es el invierno el que corre el riesgo de desaparecer completamente del continente. Esta situación se podría dar en un futuro no muy lejano: los australianos podrían tener un súper verano de 5 meses en aproximadamente treinta años. Como responsable – no hace falta decirlo – el calentamiento global.

Australia cambio climático

Los investigadores de la ANU han utilizado los datos de la Oficina Meteorológica Australiana y los datos climáticos a disposición de los agricultores. Al cruzar los datos históricos con las proyecciones para el futuro, los investigadores observaron la preocupante perspectiva de que en los próximos años ya no habrá un invierno en Australia lo suficientemente largo como para considerarlo una estación completa. En algunas zonas de Australia, la situación es especialmente grave. La ciudad de Sídney, por ejemplo, podría tener un verano extremadamente largo y caluroso con temperaturas por las nubes durante meses.

El invierno en Australia se convertirá en un nuevo verano

Australia es conocida por ser generalmente calurosa todo el año, incluso en las temporadas invernales. Sin embargo, según los investigadores, para el año 2050 las personas que viven en el continente vivirán la primavera, el verano, el otoño y… otro verano. Tradicionalmente, el invierno australiano transcurre entre junio, julio y agosto, mientras que el verano transcurre entre diciembre, enero y febrero. Según las nuevas previsiones la fase de altas temperaturas en el continente durará, dependiendo de la zona, desde noviembre hasta finales de marzo, con el consiguiente desplazamiento del otoño y la primavera, hasta el punto de no tener ya una temporada de frío, salvo unos pocos días en julio. En comparación, es como si en nuestro hemisferio el verano durara de mayo a octubre, el otoño durara hasta finales de enero y el «invierno» quedara relegado a unos pocos días en febrero.

invierno Australia verano

Los investigadores han rebautizado la nueva estación de calor extremo como «nuevo verano». La inquietante perspectiva planteada por la ANU es una vez más una llamada de atención y una invitación a los gobiernos para que afronten de inmediato el problema del cambio climático. Si no hacemos nada, la alternativa es un aumento de las temperaturas que modifique por completo el mundo al que estamos acostumbrados, hasta el punto de hacer desaparecer toda una estación.

Sal en las nubes
EcologíaMedio Ambiente

Sal en las nubes para refrescar el planeta

Sal en las nubes para enfriar el planeta: podría ser una solución viable para mitigar el actual proceso de calentamiento global. La idea es de Robert Nelson, del Planetary Science Institute, quien afirma que derramar sal en las nubes podría ayudar a frenar la energía del sol y refrescar así el planeta. Aun así no faltan las dudas.

Sal en las nubes para refrescar el planeta

Una pizquita de sal para ayudar al planeta

La idea de Nelson está inspirada en lo que ocurre durante las grandes erupciones volcánicas, en las cuales, importantes cantidades de minerales son emitidos a la atmósfera implicando un cierto grado de enfriamiento del planeta. Con la intención de replicar este fenómeno, el científico ha encontrado en la sal común el mejor elemento para reproducir este efecto. La hipótesis es que al «inyectar» cierta cantidad de sal en la troposfera, los rayos UV emitidos por el sol, podrían «reflejarse», limitando así su paso hacia nuestro planeta, lo que debería traducirse en una bajada de la temperatura.

Sal en las nubes

Sin embargo, hay algunas posibles contraindicaciones en detrimento de esta hipótesis. De hecho, tal y como señala el vulcanólogo Matthew Watson de la University of Bristol, el cloro contenido en la sal podría afectar a la capa de ozono presente en la estratosfera, causando de este modo un efecto totalmente opuesto al deseado. Además, la escasez de agua presente en la estratosfera y la fuerte atracción de la sal, incluso en pequeñas cantidades, podría influir en las formaciones de nubes de cirro (pequeñas nubes de gran altitud) con consecuencias impredecibles. Una posible solución a este problema podría ser, según Nelson, la de esparcir sal a un nivel inferior: en la parte superior de la troposfera. Sin embargo, el científico señala que, en cualquier caso, esto sería solo una solución paliativa y que la verdadera lucha contra el calentamiento global sigue pasando por la reducción de las emisiones de CO2.