calabaza

aceite semillas calabaza propiedades
Productos cosméticos

Aceite de semillas de calabaza: un mundo de propiedades para el cabello

El aceite de semillas de calabaza es un producto con muchos beneficios, sobre todo para el cabello. Aunque este producto también se puede utilizar en la cocina, los expertos afirman que da lo mejor de sí mismo como producto fitoterapéutico para el cuidado del cabello, especialmente si compras aceite de semilla de calabaza orgánico. En algunos estudios, el aceite de semillas de calabaza habría demostrado su eficacia en el crecimiento del cabello, lo que posiblemente sería un remedio natural para la calvicie.

aceite semillas calabaza propiedades

Los beneficios del aceite de semillas de calabaza

Se han realizado múltiples estudios sobre los beneficios del aceite de semillas de calabaza, algunos de los cuales han confirmado el valor fitoterapéutico de este producto. Lo que interesa a los científicos es su contenido de betasteroles, compuestos que se asemejan a las moléculas producidas por nuestro propio cuerpo, como los estrógenos y andrógenos. Estas sustancias han demostrado ser útiles a lo largo del tiempo para varias aplicaciones, incluyendo la reducción de los niveles de colesterol.

En un estudio que se ha realizado exclusivamente con animales, el aceite de semillas de calabaza ha demostrado ser un eficaz cardioprotector, uno de los beneficios relacionados, según los expertos, con el aumento de la producción de síntesis de óxido nítrico. Pero son sus beneficios para el cabello lo que más impresionó a los expertos, también relacionados con el uso de aceite de semilla de calabaza orgánica.

Usar aceite de semillas de calabaza para el cabello

En 2014, se publicó un estudio titulado “Effect of Pumpkin Seed Oil on Hair Growth in Men with Androgenetic Alopecia […]” en el que expertos evaluaron los beneficios del aceite de semillas de calabaza en el cabello. Se descubrió que este producto es realmente eficaz, en concreto, el aceite habría provocado un aumento del 30% en el crecimiento del cabello. Este efecto estaría relacionado con la presencia de cuatro compuestos muy importantes para la salud del cabello:

  • Vitamina A: ayuda a aumentar la fuerza del cabello y favorece naturalmente su brillo.
  • Biotina: forma parte del grupo de la vitamina B y se conoce como B7. Ayuda al crecimiento del cabello, especialmente en la producción de queratina.
  • Ácidos grasos Omega 3, 6 y 9: tienen propiedades antiinflamatorias naturales, perfectas para ayudar a abrir los folículos pilosos y favorecer el crecimiento del cabello.
  • Azufre: Otro componente muy importante de la queratina es el azufre y el aceite de semillas de calabaza contiene una alta concentración.

Aceite de semillas de calabaza orgánico

El aceite de semillas de calabaza orgánico se encuentra muy a menudo en los supermercados, un producto que se distingue por la ausencia de compuestos químicos que se consideran potencialmente dañinos y por su menor impacto sobre el medio ambiente. Normalmente, este tipo de producto también ofrece la garantía de que no procede de plantas modificadas genéticamente.

El aceite de semillas de calabaza orgánico se produce siguiendo procesos que alteran el perfil nutricional y fitoterapéutico lo menos posible, como el procesamiento en frío, que protege todos los compuestos que podrían deteriorarse con el calor.

Espaguetis squash
ComidaSin gluten

Espaguetis squash: la alternativa sin gluten a la pasta que se obtiene de la calabaza

Se llaman espaguetis squash y se traduce como espaguetis de calabaza en español. Tienen este curioso nombre debido a que han nacido como una alternativa sin gluten a la pasta tradicional. Una vez cocida, la pulpa de la calabaza se puede trabajar con un tenedor hasta obtener algo muy parecido a los espaguetis, que son ideales para una gran variedad de recetas. Su preparación es muy sencilla, basta con comprar una calabaza y tener un horno.

Espaguetis squash

Ideas y recetas con la calabaza espagueti squash

Hay muchas recetas que se pueden preparar con los espaguetis de calabaza, pero todas tienen en común una rápida preparación. Para cocinar esta alternativa sin gluten a la pasta tradicional sólo se necesitan unos pocos ingredientes:

  • Una calabaza espagueti squash
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite

Cortad por la mitad la calabaza espagueti squash, después de limpiar el exterior, retirad las semillas del interior y perforad la corteza con un tenedor. Se colocan las dos partes con la pulpa hacia arriba y se sazonan con sal y pimienta, añadiendo al final un chorrito de aceite. Horneamos la calabaza en el horno durante unos 30 o 40 minutos, dependiendo del tamaño: cuando creamos que está cocida, comenzad a rizar la pulpa, que debería estar bastante blanda.

En este momento todo lo que tenéis que hacer es sacar la calabaza del horno y dejar que se enfríe hasta que podáis manipularla con vuestras propias manos. Ahora comienza la magia, el paso que da a esta hortaliza su particular nombre: tenéis que utilizar las puntas del tenedor para separar las fibras de la pulpa. Descubriréis que se formarán filamentos de forma natural que son muy similares a los espaguetis.

Es en este momento cuando podréis probar a preparar una gran variedad de recetas, adecuadas para el período otoñal y los días más calurosos. Como alternativa sin gluten a la pasta, el espagueti squash se puede combinar con muchas salsas y condimentos diferentes, o lo podéis utilizar para dar un toque original a las ensaladas mixtas.