EcologíaEstilo de vidaMedio Ambiente

¿Qué cambiaría si decidiéramos hacernos todos vegetarianos?

Me hago vegetariano. Si todos decidiéramos hacerlo mañana, se desperdiciaría mucha menos comida y se generaría un gran ahorro de recursos para el planeta. Un análisis del Weizmann Institute of Science cuantifica el fenómeno.

Es innegable: si todos decidiéramos volvernos vegetarianos mañana, el beneficio, no solo para los animales sino para todo el planeta, sería enorme. ¿Pero cómo de grande? Los investigadores del Weizmann Institute of Science plantearon este problema y cuantificaron la magnitud del fenómeno. Los increíbles resultados de su investigación han sido publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Qué cambiaría si decidiéramos hacernos todos vegetarianos

El costo de oportunidad de una dieta basada en carne

En economía hay un indicador llamado «costo de oportunidad» e indica el costo «oculto» que proviene de elegir una alternativa ineficiente frente a opciones más ventajosas. Hay varias razones para hacer una elección ineficiente, como un hábito consolidado, restricciones culturales o falta de información. Tomamos una decisión ineficiente, por ejemplo, cuando insistimos en usar una bombilla incandescente en lugar de un LED.

vegetarianos costo de oportunidad dieta carne

¿Y qué tiene todo esto que ver con la comida? Se estima que aproximadamente un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano en el mundo se desperdicia de alguna manera: bien porque no cumple con los estándares establecidos para la comercialización o porque excede la fecha de caducidad una vez que llega a las estanterías. Sin embargo, el mayor desperdicio no incluido en esta estimación es el «costo de oportunidad» de elegir un tipo de dieta sobre otra, como elegir una dieta basada en carne en lugar de una basada en vegetales.


Una medida para el desperdicio «encubierto» de la comida

Para describir el fenómeno, los científicos del Weizmann Institute of Science en Rehovolt, Israel, acuñaron el término «oportunidad desaprovechada» y calcularon cuánto cuesta en términos de alimentos no producidos asignar una parcela de tierra a la cría de animales en comparación con el cultivo de plantas. Los resultados son sorprendentes.

vegetarianos desperdicio comida

Tomando solo a los Estados Unidos como ejemplo, los científicos han calculado que, si la superficie que ocupan todas las granjas de ganado del país se empleara para cultivar verduras, se producirían alimentos suficientes para alimentar a aproximadamente 350 millones de personas más. La investigación comparó los recursos necesarios para la producción de las principales categorías de alimentos, como ternera, cerdo, aves de corral, productos lácteos y huevos, con los recursos necesarios para producir la misma cantidad de nutrientes en términos de proteínas y calorías. Los datos muestran cómo un cambio a cultivos vegetales podría producir de 2 a 20 veces más de proteínas por hectárea.

La ganadería es lo más ineficiente

Los resultados más impactantes se los llevó la carne de res. Los científicos de Weizmann han calculado que en un suelo capaz de producir 100 gramos de proteína cuando se cultiva con plantas, cuando se emplea para la cría de la carne de vacuno produciría tan solo 4 gramos de proteína. En términos de «oportunidades de desperdicio», es un 96% de desperdicio. La cría de cerdos se queda en el 90%, el 75% para la leche y los productos lácteos, el 50% para las aves de corral y el 40% para los huevos.

vegetarianos ganadería lo más ineficiente

«Nuestro análisis ha demostrado cómo una elección de dieta basada en plantas puede eliminar más residuos que todas las otras causas por las que se desperdicia comida» Esto es lo que comenta el Dr. Alon Shepod, quien condujo la investigación. ¿Qué pasaría si todos decidiéramos volvernos vegetarianos? Más allá de las discusiones éticas sobre alimentarse con un ser vivo, pues simple y llanamente estaríamos tomando la elección más eficiente.

Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.