AnimalesCiencia

Pruebas en animales: las simulaciones virtuales son más precisas

Las pruebas en animales para algunos tipos de medicamentos son menos precisas que las simulaciones virtuales. La esperanza del fin de las pruebas en seres vivos está cada vez más cerca.

Desafortunadamente, las pruebas con animales son una realidad inevitable antes de que un nuevo medicamento se pruebe en humanos y salga al mercado. Millones de animales cada año sufren un destino cruel en nombre del avance de la ciencia y la medicina. Sin embargo, se acerca el día en que las simulaciones computarizadas en cuerpo humano podrían ser más eficientes en ciertos casos.

Pruebas en animales

En nombre de la ciencia

La seguridad es un requisito ineludible para todo nuevo medicamento, que deben someterse a una rigurosa serie de pruebas antes de salir a la venta. Millones de animales son utilizados cada año para evaluar los riesgos y los efectos secundarios de nuevos medicamentos. Ratones, conejillos de Indias, pero también perros, cerdos y monos sirven como plataforma de prueba antes de que los medicamentos lleguen a los humanos.

Pruebas en animales ciencia

Sin embargo, las pruebas con animales son extremadamente costosas, llevan tiempo y, para muchos, son extremadamente controvertidas. La diferencia entre humanos y animales es tan alta que los experimentos con animales a menudo no pueden desarrollar un modelo eficiente para medicamentos mejores o más seguros.


Los modelos computarizados son más efectivos

Según las estimaciones, los experimentos en animales son capaces de predecir los riesgos de un medicamento en humanos con una tasa de 75-85%. Investigaciones recientes de la Universidad de Oxford han demostrado que los modelos computarizados que representan, en este caso, el corazón humano, son capaces de predecir los riesgos con una tasa del 89-96%.

Pruebas animales modelos computarizados

Los modelos virtuales del corazón y el funcionamiento de las células humanas se han vuelto tan sofisticados que son más precisos que las pruebas con animales. Sin embargo, el sistema requiere una potencia de cálculo considerable para simular la operación completa del corazón en 3D. Un solo latido requiere aproximadamente tres horas en una supercomputadora con 1000 procesadores paralelos.

Según los científicos de Oxford, las simulaciones por ordenador pronto serán más rápidas, más baratas y más efectivas que las pruebas en animales y jugarán un papel clave en las primeras etapas de la investigación de nuevos medicamentos. Por ahora estamos hablando de los modelos del corazón humano, pero cuanto más se refine la tecnología, más y más órganos humanos se podrán simular con éxito, salvando así a millones de animales de un destino cruel.

TOPIC animales
Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.