ComidaComidas étnicas

No, el tofu ni es queso ni viene de Japón

Hoy te contamos un poco más acerca de un producto que todos conocemos con su nombre japonés, pero que en realidad tiene origen chino y está super extendido en todo Oriente.

Nosotros lo llamamos normalmente tofu, como haría un buen japonés, pero este producto tiene nombres diferentes en China, Camboya, Vietnam y Corea. Además, ni siquiera es originario de la Tierra del Sol Naciente, sino chino, y a menudo se confunde con un queso. Es una comida misteriosa en muchos sentidos, ya que de hecho se utiliza el cuajo, como se hace con otros derivados de la leche, pero su materia base no tiene origen animal, es simplemente soja.


tofu

Todo lo que necesitas saber

Básicamente el tofu se define como cuajo de semillas, en este caso de soja. Al líquido que se obtiene de presionar las semillas de esta planta, se le agrega el cuajo para conseguir un cambio de consistencia. Y es precisamente este cambio el que es la clave para los diferentes tipos de tofu que se encuentran en Asia. El último «toque» es ejercer presión, gracias a la cual el tofu toma su forma típica de ladrillo.

tofu sazonado

Se cree que el tofu se inventó en China hace casi 3.000 años, aunque se haya perdido la historia exacta. Inicialmente, este tipo de productos, que podríamos definir como lácteos, no estaban muy extendidos entre los entornos más rurales, pero lo más probable es que fuera gracias al budismo el hecho de que esta preparación se hiciera tan famosa. Desde este punto de vista, Japón fue probablemente el trampolín desde el cual la receta se extendió por toda Asia.

tofu sopa

Puedes cocinarlo de muchas maneras diferentes porque, al menos en las variedades a las que estamos acostumbrados los europeos, no tiene un sabor fuerte en sí mismo. En primer lugar, puedes disfrutar de él añadiendo adobos imaginativos, más cítricos y frescos en verano, y más contundentes e intensos en invierno. Puedes usarlo como postre lo combinas con ingredientes como almendras, pistachos y miel. Empanado y frito, conquista todos los paladares, pero congelado podría ser aún más interesante, ya que pierde su suero de leche típico y se vuelve más compacto. Vamos, que el tofu es un lienzo blanco extraordinario en el que podrás inventar un sinfín de nuevas recetas.

TOPIC Japóntofu
Matteo Buonanno Seves
Un giovane laureato in Scienze Gastronomiche con la passione per il giornalismo e il mai noioso mondo del cibo, perennemente impegnato nel tentativo di schivare le solite ricette e recensioni in favore di qualcosa di più originale.