ComidaEstilo de vida

Los trucos de los restaurantes de comida rápida para hacerte comer más

Los restaurantes de comida rápida usan una serie de estrategias para convencer a sus clientes de comer más y más rápido. Aquí te explicamos cómo identificarlos para que te des cuenta y puedas defenderte mejor.

Cuando entras a un restaurante de comida rápida, lo notes o no, todos los elementos dentro de la habitación se han diseñado con un único propósito: hacernos consumir más. Es verdad que se puede trasladar de una manera u otra a todas las empresas, desde supermercados hasta tiendas de ropa; pero la cuestión se vuelve particularmente relevante cuando se trata de comida rápida donde consumir más, por lo general significa comer más, con todas sus consecuencias sobre nuestra salud y nuestro cuerpo. Aquí tienes algunos «trucos» que muchas cadenas usan para que nos empapucemos.

restaurantes de comida rápida

Usando los menús

Uno de los «trucos» más simples es precisamente usar los «menús» u organizar la comida en bloques predefinidos. En lugar de simplemente elegir de manera individual entre las opciones disponibles, la estrategia en este caso es ofrecer algo más a un precio generalmente más barato. Puede que te bastara con una simple hamburguesa para saciarte, pero con un pequeño suplemento podrías agregar esto o aquello, o pasar del menú «medio» al menú «large» y es más barato que comprar cada componente por separado. Sería un desperdicio no aprovecharlo, ¿verdad? Atractivas y coloridas fotografías, a menudo sazonadas con animaciones, llamarán tu atención sobre estos menús para que puedas pensar en ellos con detenimiento.

restaurantes de comida rápida menús

Efecto de anclaje

Fíjate en ellos la próxima vez que pongas un pie en un restaurante de comida rápida: cerca de la entrada verás una cartelera o un póster con una de las últimas novedades, posiblemente una de las que tienen el precio más alto, pero sin precio en la marquesina del mostrador. El «efecto de anclaje» esta bien estudiado y es muy conocido en psicología y se aplica en el marketing y sugiere cómo la primera opción que nuestro cerebro percibe antes de elegir acaba por ser la elegida. A menos que entres a un restaurante de comida rápida con una idea clara de qué comprar, hay muchas posibilidades de que elijas esa cara y jugosa hamburguesa que te muestran en la entrada, incluso quizás la pidas en un completísimo menú.

trucos comer más anclaje

Marketing de aromas y colores

Sin necesidad de ser escéptico, hay muchas cadenas de comida rápida que usan sabores artificiales para que desees consumir más. Incluso si entras al lugar con un apetito moderado, en cuanto cruces el umbral, quedarás atrapado por embriagadores aromas. Muchas cadenas, especialmente las de productos horneados, mantienen las cocinas o los obradores cerca de la entrada para que los olores de la cocina lleguen más fácilmente a los recién llegados. A estos embriagadores olores nuestro cuerpo responde con la producción de ghrelina, una hormona que estimula el apetito.

No solo los olores, sino también los colores están diseñados para estimularte. Rojo, amarillo, marrón… todos ellos son colores cálidos ampliamente utilizados en menús y símbolos de comida rápida. Los estudios han demostrado cómo estos colores activan áreas del cerebro relacionadas con el hambre y el consumo de alimentos. No solo eso, rojo en Occidente en general también está relacionado con la sensación de alarma y urgencia, lo cual va a dar cohesión a todo el concepto de «rápido» junto con su «comida».

trucos comer más marketing

Halo saludable

Una técnica reciente para controlar el creciente mercado de personas conscientes de la salud es acompañar los menús clásicos con algo «saludable». La jugosa hamburguesa que chorrea salsas y queso derretido se combina con imágenes de ensaladas, frutas y verduras para diluir en nuestra mente la idea de un menú no saludable. Esto es más que suficiente para convencernos de que, después de todo, estamos haciendo una elección saludable, ya que si hay una ensalada no puede ser una mala decisión, ¿no? No solo eso, cada vez más aparecen junto con los menús clásicos, incluso healthy. En este caso, los colores cambian de rojo, amarillo y marrón a verde y blanco vinculado en nuestro cerebro a la salud, la naturaleza y la limpieza.

trucos comer más salud

Limitar la interacción cara a cara

Por último, pero no por ello menos importante, nos encontramos con la despersonalización de la experiencia. Muchas cadenas están impulsando fuertemente la automatización del servicio ofreciendo la posibilidad de pedir tu menú sin tener que pasar por la figura humana del cajero. Esto no solo acelera la operación, sino que el hecho de evitar interactuar con otro ser humano reduce el sentimiento latente de culpabilidad que se siente al ordenar el menú «maxi» o al evitar ese juicio, real o percibido, que podríamos tener si pedimos un helado con patatas fritas. La automatización, por lo tanto, no solo da una idea de velocidad, limpieza la eficiencia, sino que, sobre todo para las nuevas generaciones, libera la interacción humana al ofrecer la oportunidad de consumir más sin el filtro del juicio.

TOPIC fast food
REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.