EcologíaMedio Ambiente

Los fertilizantes se vuelven inteligentes para salvar el planeta

Los fertilizantes se vuelven inteligentes para salvar el planeta, evolucionando para tener así un menor impacto en la seguridad alimentaria y en el medio ambiente.

Son productos que siempre han estado mal vistos, pero ahora los fertilizantes se han vuelto inteligentes con el objetivo de salvar el planeta. La tecnología agrícola se ha convertido en la punta de lanza de la tutela del medio ambiente, y esto sin ocasionar pérdidas a nivel productivo.

fertilizantes inteligentes planeta

Qué son los fertilizantes inteligentes

Afirmar que los fertilizantes se están volviendo inteligentes puede sonar extraño, pero la realidad no está tan lejos. Desde que la industria agrícola tuvo acceso a los fertilizantes, no se ha dejado de hacer un uso extensivo de los mismos en nombre de la productividad. Sin embargo, los riesgos asociados a estos productos han hecho que los productores y los consumidores se vuelvan más sensibles, lo que ha llevado a la industria y a los productos a evolucionar. En la actualidad, los llamados fertilizantes inteligentes están disponibles en el mercado y su impacto al ambiente se reduce significativamente.

fertilizantes inteligentes

Los fertilizantes se vuelven inteligentes al abandonar la forma granular soluble clásica, e incorporarse en cápsulas especiales. Estos tienen diferentes funciones, como liberar de forma gradual y equilibrada la sustancia o, en los casos más sofisticados, la distribución selectiva de sustancias basada en las condiciones específicas del suelo. De la humedad, a la temperatura, pasando por la acidez, encontramos todas las variables a las que los fertilizantes inteligentes son capaces de reaccionar, limitando así en gran medida su presencia en el suelo y la obligada intervención humana.


Aunque existen posiciones totalmente opuestas a su uso, los fertilizantes inteligentes podrían ser una solución aceptable para todas las partes implicadas. Una tecnología que, combinada con la inteligencia artificial, los estudios por satélite y los sensores de alta precisión, podrían transformar la agricultura y reducir en gran medida sus emisiones a la atmósfera. En pocas palabras: contribuir a salvar el planeta.

Fabrizio Inverardi
Chitarrista, motociclista, da sempre appassionato di scienza, tecnica e natura. Sono laureato in Psicologia del Lavoro e della Comunicazione. Curioso per natura amo i viaggi, il buon vino e scoprire cose nuove. Da qualche anno nel settore del marketing digitale e della comunicazione.