ComidaComidas étnicasDelicatessen

Los alimentos más repugnantes y extraños del mundo

Hemos seleccionado las comidas más desagradables y extrañas del mundo, desde las que dan hasta miedo, apestan e incluso te pueden revolver el estómago hasta las que están en el límite entre lo comestible y lo legal.

La verdad es que son muchas las comidas repugnantes que hay por el mundo, ¡y con las características más dispares! Cabe destacar que el concepto de «repugnante» es subjetivo, porque lo que puede resultar delicioso para un país, una ciudad o un individuo puede resultar de lo más inusual o incluso enfermizo para personas que pertenezcan a diferentes culturas y hábitos alimenticios. Aquí te traemos una selección de los alimentos más repugnantes del mundo, divididos en seis categorías de clasificación: los que están vivitos y coleando, los que están fermentados o podridos; aquellos con moho, ácaros y larvas, animales domésticos y otros animales, criadillas y vísceras y productos a base de sangre.

alimentos repugnantes extraños

Alimentos vivitos y coleando

Para muchos, la idea de tragar algo que todavía se mueva tratando de escaparse, es aterradora, pero para otros es todo un desafío culinario y una garantía de frescura. No hay más que pensar en la práctica japonesa de Ikizukuri, o lo que es lo mismo, el sashimi de pescado fresco servido en el plato, aún vivo y cortado en rodajas frente a los invitados. Para el Ikizukuri se utiliza pescado, gambas, pulpo o langostas. Este plato está prohibido en Australia y en Alemania, sobre todo por el sufrimiento infligido al animal. Una receta similar es el Sannakji coreano, que consiste en un pulpo en rodajas todavía vivo y sazonado con aceite de sésamo.

Alimentos vivitos

Por otro lado, en China, existe un plato llamado Drunken Shrimps (langostinos borrachos), que consiste en langostinos de agua dulce que se sirven, aún vivos, inmersos en un fuerte licor llamado Baijiu. Para terminar, otra práctica de lo más inquietante, y extendida a lo largo y ancho del planeta, es la de comer ostras o langostas que todavía están vivas. ¡Siempre y cuando no huyan antes de que se las coman! Y, por último, el plato más impactante de todos, el corazón palpitante de una cobra, adorado por los vietnamitas, que a veces se sirve en un pequeño vasito de vodka.


Alimentos fermentados, podridos y putrefactos

Esta categoría de alimentos es particularmente apreciada en los países del norte de Europa y América. Uno de los platos más singulares y más conocidos es el Hákarl islandés, o lo que es lo mismo, carne de tiburón que se deja fermentar y secar durante meses y meses, para hacer que la carne sea comestible (cruda, de hecho, sería letal) y el sabor sea más agradable, pero también para eliminar las altas concentraciones de ácido úrico. En Canadá, en cambio, lo que se fermenta es el salmón, cuyas cabezas se entierran en el suelo durante semanas, hasta que se convierten en papilla.

Alimentos fermentados

Un último plato de lo más extraño, y que realmente no pertenece a esta categoría, pero que aun así es un alimento preparado con un proceso de lo más inusual, son los huevos chinos de Dongyang, conocidos como Tong zi dan. Todos los años, en primavera, en esta localidad los huevos duros se hierben en el pis de los niños que se recoge de los orinales de las escuelas, y lo que se obtiene no solo se considera la panacea de la medicina china, sino que ha sido reconocido como patrimonio cultural local.

Comida con moho, ácaros y larvas

Desde que somos pequeñitos nos han enseñado que los alimentos cubiertos de moho no se deben comer, sin embargo, hay algunos que se consideran verdaderas exquisiteces en ciertas partes del mundo. Por ejemplo, muchos tipos de queso con un sabor super intenso y que son muy apreciados por todos nosotros, como el Roquefort y el Gorgonzola, cuyas vetas azules y verdes indican la formación de moho, un proceso conocido como enmohecimiento. Un caso más extremo aún es el del queso francés Mimolette, famoso no solo por su color anaranjado y brillante sino por una corteza completamente atacada por los ácaros.

moho ácaros larvas

Del mismo modo, el Casu marzu (queso podrido) de Cerdeña, que es un queso de oveja que se deja infestar por las larvas de las moscas del queso, para obtener así una consistencia más cremosa. Si pasamos del queso a las verduras, el plato más extraño es el huitlacoche mexicano, o lo que es lo mismo, mazorcas de maíz infestadas con un hongo parásito, de color negro y con un sabor que recuerda a moho y tierra. También encontramos ejemplos en el mundo de las bebidas alcohólicas, con los apreciadísimos vini muffati.

Mascotas

Si profundizamos un poquito más en las cocinas y las tradiciones del mundo, podemos darnos cuenta de cuán diferente es el concepto de tener un animal en casa y cuán diferente es la concepción de qué animales son adecuados para comer y cuáles no. En algunos países de América del Sur, son muy comunes las granjas de cría de cobayas, para elaborar un plato tradicional en el que que se cocinan estofadas con verduras.

murciélagos

En los países del Pacífico, los murciélagos son un ingrediente básico en sopas ligeras y con un alto contenido proteínico, mientras que, en China y Corea, el asma se trata con el llamado Baby Mice Wine, una bebida alcohólica – vino de arroz – en el cual se sumergen ratoncitos vivos que tienen menos de tres días de vida. Los que lo han probado afirman que el sabor tiene ciertas reminiscencias a gasolina.

Vísceras y otras partes extrañas del cuerpo

Seguro que has escuchado el dicho «del cerdo se aprovecha todo». Bueno, pues en muchas partes del mundo, este dicho no solo se toma al pie de la letra, sino que también se aplica a otros animales. No hay más que pensar las famosas palle di toro, un plato típico de la Toscana perteneciente a la categoría de criadillas, es decir, testículos de animales que se consumen en diferentes países del mundo y se cocinan de diferentes formas. Por otro lado, uno de los muchos «horrores» de la cocina japonesa son los ojos de atún, con una consistencia de lo más gomosa y que se venden en bolsas transparentes y en su mayoría se utilizan para hacer en guisos o hervidos.

Vísceras testículos

Un plato típico de América del Norte son los morros de alce en gelatina, se cocinan con especias y luego se enfrían para obtener una gelatina que se come con pan o en ensalada. Por último, en Noruega, uno de los platos típicos, llamado Smalahove, consiste en la cabeza de cordero hervida o cocida al vapor.

Productos a base de sangre

La sangre es un alimento tabú en algunas partes del mundo, pero en otros, es la base de multitud de recetas populares, a menudo dulces. En varias regiones de Italia, antes de la prohibición establecida en 1992, se elaboraba una versión de la morcilla, que consistía en una crema dulce hecha de chocolate negro amargo, a la que se le añadía sangre de cerdo fresca que le daba un peculiar sabor ácido.

sangre

Los platos a base de sangre solidificada son también común denominador en Vietnam, Hungría, Tíbet, Tailandia, China y Corea. En Escandinavia y Noruega, los Blodplattar son muy populares, es decir tortitas saladas hechas con sangre de cerdo y que, en algunas ocasiones, se sirven con carne de cerdo o de venado.

Ivana De Innocentis
Nomade digitale, docente di social media marketing e scrittrice, appassionata di viaggi, arte, tecnologia e alimentazione vegetariana e vegana. In cucina ama prendere spunto dalle sue passioni, aggiungendo ingredienti naturali e un pizzico di creatività.