ComidaPan y pasta

La pasta: historia de un plato típico (también) italiano

Al igual que muchos otros platos sencillos, la pasta tiene una historia muy complicada, y no, la historia no comienza en Italia.

Cuanto antes lo sepamos mejor: la pasta, el estandarte de la gastronomía italiana por excelencia, no es para nada exclusiva suya. Pero que no cunda el pánico, como ha pasado en otras ocasiones a lo largo de la historia, parece que el desarrollo de los distintos antepasados del “maccherone” italiano tuvieron lugar de manera paralela en zonas geográfica y culturalmente independientes.


La pasta historia de un plato típico sicilia

Un «descubrimiento» eurasiático

Te podrás imaginar que, al igual que otras recetas ancestrales, la pasta hizo su primera aparición en tiempos espartanos, cuando se produjo la transición entre la vida nómada y la vida sedentaria, y el hombre comenzó a cultivar el trigo y mezclar la harina obtenida con agua. Tiene sentido pensar los primeros pasos de la pasta y el pan vinieron de la mano, ya que ambos provienen de una masa simple cocinada en piedras calientes. Será con el paso del tiempo, a lo largo de los siglos, cuando comenzarán a diferenciarse y convertirse en dos elaboraciones distintas.

Demos las gracias a los etruscos

La andadura de la pasta no tendrá que esperar, como alguno todavía cree, a que se produzca el regreso de Marco Polo de China: los avatares de la «makària», cuyo sonido ya nos recuerda al de los actuales macarrones, comienzan mucho antes. Makària es un término etrusco y griego que se refiere a una primera pasta hecha en tiras, lo cual demuestra que la pasta estaba presente en la península italiana incluso antes de los romanos. Tanto Cicerón como Horacio no ocultaban su pasión por la lagana, una pasta hecha con finas láminas, la precursora a la lasaña moderna.

La pasta historia de un plato típico

La Sicilia Árabe

Algunos historiadores afirman que la pasta fue introducida por los árabes cuando conquistaron Sicilia, a pesar de que las pruebas mencionadas anteriormente parecen refutar esta hipótesis. Lo cierto es que los árabes sentían verdadera devoción por esta comida, hasta el punto de que, hoy, el término «trija» que literalmente significaba «pan fino cortado en tiras», aún se usa en esta isla italiana y proviene directamente del árabe «itrya». Al-Idrisi, geógrafo de Rogelio II de Sicilia, describió meticulosamente el abundante comercio que tanto musulmanes como cristianos llevaban a cabo con este alimento por toda la costa del Mediterráneo, llegando incluso hasta el centro-norte de África.

En la otra punta del mundo…

De vuelta al lejano oriente, una de las primeras y más completas fuentes que tratan sobre la pasta son Las técnicas básicas para el pueblo Qi, un tratado agrícola en el que se comienza a hacer distinciones entre los diferentes tipos de cereal. La autora, Jia Sixie, describe muchos platos, algunos de ellos de gran valor, basados ​​en cereales procesados, como la pasta de trigo y arroz, pero también el mijo, cuya masa es muy distinta a la que estamos acostumbrados en Occidente. Describe meticulosamente tanto las técnicas de procesamiento para la masa de almidón, como sus características nutricionales, prestando especial atención a los procedimientos para potenciar el gluten en la masa.

La pasta historia de un plato típico arabia

Si entras en cualquier restaurante de cocina asiática, podrás hacerte una idea de cuantos tipos de pasta diferentes ha sabido implementar la cocina oriental. Estando tan cerca y a la vez tan lejos de nuestros macarrones con salsa, son la máxima expresión de la genialidad del ser humano, teniendo como base el agua, la harina y grandes dosis de creatividad.

TOPIC pasta
Matteo Buonanno Seves
Un giovane laureato in Scienze Gastronomiche con la passione per il giornalismo e il mai noioso mondo del cibo, perennemente impegnato nel tentativo di schivare le solite ricette e recensioni in favore di qualcosa di più originale.