EcologíaMedio Ambiente

La batalla contra el plástico: McDonald’s dice adiós a las pajitas

Las grandes cadenas aceptan el desafío de la lucha contra el plástico. Después de Starbucks y sus tazas biodegradables, McDonald's también apunta hacia las pajitas de papel para limitar los deshechos plásticos.

La batalla contra el plástico también está calando en la mentalidad de las grandes cadenas: después de Starbucks y su lucha por la creación de un vaso de papel biodegradable, ahora le llega el turno a McDonald’s. En el punto de mira está uno de los objetos plásticos objetivamente más inútiles de todos los tiempos: la pajita.

A partir mayo, en todo el Reino Unido

El cambio tendrá lugar primero en todas sus sucursales del Reino Unido. En este caso, McDonald’s no ha tenido muchas opciones porque recientemente el gobierno británico ha lanzado una serie de iniciativas contra el uso de pajillas, cucharas y palitos de plástico. La disposición que prohíbe estos productos ya está activa en Escocia, pero ante la posibilidad de extenderla a todo el resto de Gran Bretaña, las grandes cadenas se han visto obligadas a pensar en perspectiva.

Desde el próximo mes de mayo, McDonald’s recurrirá a las pajitas de papel en sus 1300 locales británicos, abandonando la alternativa plástica para siempre. Esta iniciativa podría convertirse en un ensayo para extenderse a posteriori a todas las demás sucursales a nivel mundiar. De acuerdo con lo que anunció el gigante de la comida rápida, las pajitas no dejarán de estar disponibles de inmediato, sino que, estarán ocultas detrás del mostrador, y se darán solo a petición explícita del cliente.

En vertederos o en los océanos

La lucha contra el plástico desechable se está convirtiendo en uno de los puntos focales de diversos movimientos medioambientales en todo el mundo. Según una estimación de la organización Strawless Ocean, más de 500 millones de pajitas de plástico se utilizan y tiran todos los días solo en los Estados Unidos. La mayoría de estas pajitas terminan en vertederos o en los océanos. El fenómeno adquirió una dimensión pública después de que un video que se hizo viral mostrara a los investigadores extrayendo una pajita de plástico que terminó en la nariz de una tortuga en las orillas de Costa Rica.

La lucha contra el plástico y las pajitas eco sostenibles

Ya están apareciendo varias alternativas eco sostenibles a los plásticos para aquellos que no se imaginan una vida sin pajitas. Sin embargo, cuidado con los «trucos», porque no todo lo que viene indicado como biodegradable lo es. Un ejemplo son las pajitas de ácido poli láctico que son biodegradables solo a través de procesos de eliminación específicos y no todos los países las aceptan en sus plantas de compostaje.

Parece ser que las pajitas de papel no tienen este problema, aunque quizás, la alternativa más inteligente y creativa es la de algunos restaurantes de Malibú que después de la prohibición de las pajitas de plástico en la ciudad han optado por las pajitas hechas de pasta. Aparentemente, los bucatini son excelentes alternativas para absorber líquidos de la botella, y si eres intolerante al gluten, no hay problema, ya que también tienes pajitas de pasta sin gluten.

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.