Aperitivos y LicoresBebidaHistoria

Kvass: la alternativa rusa a la Coca-Cola hecha con pan

La alternativa rusa a la Coca-Cola se llama Kvass, tiene orígenes eslavos y se elabora con pan. Aquí está la historia de una bebida que tiene solo unos cientos de años y que roza los límites de lo absurdo.

¿Alguna vez has oído hablar de kvass, la alternativa rusa de Coca-Cola preparada con pan? En 2007, muchos canales de televisión rusos lanzaban un spot surrealista para promocionar esta bebida (puedes verlo a continuación). Bueno, pues esto es precisamente el kvass (o kvac): una bebida fermentada típica rusa y ucraniana, y que todavía hoy es considerada por los rusos como un baluarte nacional contra la imperialista Coca-Cola.

Una bebida patriótica

Después de la caída del telón de acero, la moda de beber kvass comenzó a desaparecer, pero en los últimos años está volviendo a ser el centro de atención debido a su naturaleza patriótica, que se remonta al 1800. En realidad, de una forma u otra, elaborada a partir de ingredientes diferentes, el kvass se ha consumido durante al menos mil años. Por otra parte, esta bebida también cuenta con una importante presencia en la literatura, siendo también mencionada por Tolstoy y Pushkin.

Kvass alternativa rusa Coca-Cola pan

Sin embargo, antes de adquirir este halo dorado, el kvass se consumía sin demasiados significados implícitos, era simplemente rica y fácil de preparar en casa con ingredientes baratos. Fue alrededor de 1820 cuando la bebida comenzó a adquirir los rasgos patrióticos más famosos, lo que la llevó a convertirse en un símbolo del verdadero ciudadano ruso. En un momento dado alrededor de 1960, el primer ministro soviético Nikita Khrushchev decidió que el kvass debería convertirse en un competidor de la imperialista Coca-Cola, por lo que estimuló el consumo aún más con determinación.

Kvass alternativa Coca-Cola pan

El sueño de conquistar el mundo con esta extraña bebida terminó muy pronto, pero en el interior de la URSS la bebida nunca fue tan famosa: podía producirse con una increíble variedad de materias primas y quienes no podían permitirse comprarla la producían, incluso con pan, y no era difícil ver pequeños tanques municipales con esta bebida en las esquinas de algunas calles.

Kvass alternativa rusa Coca-Cola

Sin embargo, cuando la Unión Soviética colapsó y Rusia fue invadida por Coca-Cola y Pepsi en la década de 1990, el kvass vivió un parón sustancial, derrocada por las bebidas capitalistas. Después de todo, tomar una de esas bebidas exóticas en aquel momento tenía un fuerte sabor a renovación y futuro. Al menos hasta que, en un espacio de siete años a partir de 2001, las ventas del kvass aumentaron en un 1520% por año, como demuestra en parte el spot al comienzo del artículo. Hoy parece ser que realmente la podremos ver en el resto del mundo, ya que Heineken tiene pensado elaborar una versión de ella e incluso Putin lo mencionó en broma en una entrevista. ¿Alguna vez alcanzará los niveles de Coca-Cola?

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.