Aperitivos y LicoresBebida

Güisqui francés: a la conquista del mercado apostando por el producto orgánico

El güisqui francés es una novedad que quiere conquistar el mercado gracias a los nuevos productores que se han centrado en los productos orgánicos.

El buen vino que se produce en Francia es muy conocido, pero desde hace ya algunos años el güisqui francés también se está introduciendo en el mercado, concentrándose principalmente en los productos orgánicos, gracias a nuevos elementos de excelente calidad que son capaces de conquistar a un número cada vez mayor de aficionados en todo el mundo.

Güisqui francés

L’exploit del güisqui francés orgánico

Muchos se sorprenden al enterarse de la existencia del güisqui francés, pero hay muchos productores de güisqui en Francia y muchos de ellos han optado por la producción orgánica. De hecho, hay 42 destilerías más allá de los Alpes que producen al menos un güisqui según la Federación Francesa de Güisqui. La historia del güisqui francés, sin embargo, es relativamente corta, teniendo en cuenta que las primeras botellas aparecieron a principios de los años 80.

Francia cuenta con una larga tradición en la producción de licores de excelente calidad como el armañac y el coñac; por lo tanto, no es sorprendente que el güisqui francés pueda conquistar pronto su propia cuota de mercado, aprovechando el tirón de los productos orgánicos. Si añadimos a esto que Francia es también una de las naciones europeas con mayor producción de cereales, todas las piezas parecen encajar.

La filosofía que sustenta la producción del güisqui francés podría ser la de la experimentación y la alta calidad: de hecho, no tendría sentido pensar en competir directamente con zonas de producción histórica como el Reino Unido, Irlanda y los Estados Unidos. La estrategia francesa se orienta más bien a la búsqueda de nuevos aromas y de alta calidad, apoyándose a menudo en materias primas procedentes de la agricultura orgánica. Se estima que para 2020 se abrirán en Francia unas 12 nuevas destilerías preparadas para producir güisqui, con lo que se engrosarán las filas de un sector que tiene lo necesario para florecer.

Fabrizio Inverardi
Chitarrista, motociclista, da sempre appassionato di scienza, tecnica e natura. Sono laureato in Psicologia del Lavoro e della Comunicazione. Curioso per natura amo i viaggi, il buon vino e scoprire cose nuove. Da qualche anno nel settore del marketing digitale e della comunicazione.