Energías renovablesMedio Ambiente

Energía solar: una inversión en crecimiento, aunque no en Europa

La energía solar recibió en 2017 más inversiones que cualquiera de las otras formas tradicionales de energía juntas. Un informe de la ONU muestra una tendencia creciente de las energías renovables, sin embargo, no en nuestro continente.

La energía solar recibió en 2017 más inversiones globales que el carbón, el gas y la energía nuclear juntas. Así se recoge en el informe Global Trends en Renewable Energy Investment 2018 elaborado por las Naciones Unidas, el cual ha puesto de manifiesto una tendencia que en los últimos años ha superado las formas «tradicionales» de energía, abriendo un nuevo futuro para las energías renovables.

Energía solar Europa

Energía solar: la reina de energías renovables

A pesar de los esfuerzos de algunas administraciones (como la estadounidense) en contra de estas tendencias, las formas de energía «tradicionales» parecen tener los días contados. Lo dice un informe de la ONU que ha destacado cómo en 2017, las energías renovables han registrado un verdadero récord en todo el mundo, superando las inversiones de todas las otras formas de energía no renovable juntas, como son el carbón, el gas y la energía nuclear.

Energía solar Europa energías renovables

Encabezando la lista se encuentra la energía solar que el año pasado recaudó más de una quinta parte de las inversiones mundiales en fuentes renovables con una cifra récord de 129 mil millones de euros, un 18% más que en 2016. En el segundo lugar estaba la energía eólica. Según las Naciones Unidas, ha sido un año récord tanto por las inversiones como por la cantidad de energía generada gracias a ellas. En 2017, las plantas fueron capaces de generar 157 gigavatios, mucho más de los 70 estimados inicialmente, lo que ha provocado una verdadera explosión de interés hacia las energías renovables.


Energía solar más barata a partir de 2020

En la última década, la cantidad de inversiones a nivel mundial ha llevado a un aumento de la cantidad de energía global producida a partir de fuentes renovables del 5% hasta alcanzar el ​​12% en la actualidad. Todavía estamos lejos de alcanzar una cifra capaz de marcar realmente la diferencia, pero la tendencia es innegable y gracias a los esfuerzos, se ha evitado liberar 1.800 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera terrestre. Según las Naciones Unidas, esta tendencia aumentará aún más cuando los costos de producción de las tecnologías renovables sean más bajos que los tradicionales, un cambio de perspectiva que debería producirse alrededor de 2020.

Energía solar renovables

China en cabeza, Europa a la cola

China, uno de los países que más contribuye a la contaminación del planeta, es la fuerza impulsora detrás de este sector de energías limpias. Solo China representa casi la mitad de las nuevas plantas y súper plantas financiadas en 2017, lo que confirma una tendencia que contempla al gigante oriental como lider del sector. Otros países como Suecia, México y Australia han más que duplicado sus inversiones financieras en fuentes renovables con un crecimiento de más del 100%.

Energía solar china

Por el contrario, Estados Unidos y Europa han ido contra tendencia. En Estados Unidos, las inversiones en energías renovables en 2017 cayeron un 6%. En este particular ranking, hay que decir que Europa sorprende negativamente ya que, según el informe, las inversiones en energías renovables se han desplomado un 36% el año pasado, también debido a los fuertes préstamos contraídos en la última década y la dificultad de mantener el ritmo del nivel de inversión en un clima económico incierto.

Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.