EcologíaMedio AmbienteVídeo

El rascacielos plegable pensado para emergencias

Se llama Skyshelter.zip y es un rascacielos plegable inspirado en el origami que ha otorgado a tres estudiantes polacos del Politecnico di Milano el primer premio del Skyscraper Competition 2018.

Un rascacielos diseñado para situaciones de emergencia, esta idea les ha otorgado a Piotr Panczyk, Damian Granosik y Jakub Kulisa, tres estudiantes polacos de la Universidad Politécnica de Milán, el primer lugar en el Skyscraper Competition 2018, un concurso de diseño de rascacielos.


El rascacielos plegable pensado para emergencias

El proyecto se inspiró en el arte japonés del origami, en el cual el papel se pliega hábilmente para formar diferentes formas, muebles incluidos. La idea es proporcionar un techo, de manera rápida, segura y eficiente para la población en caso de emergencia.

El rascacielos plegable pensado para emergencias

Un rascacielos portátil

La estructura Skyshelter.zip ha sido diseñada para ser plegable y transportable. La idea es poder levantar rápidamente un rascacielos de hasta 100 metros de altura que pueda actuar, en áreas afectadas por huracanes, terremotos u otras catástrofes naturales, como cobijo para más de 1000 personas, como almacén o como huerto vertical. La estructura está diseñada para ser ligera y plegable, por lo que puede transportarse en helicóptero y colocarse en un corto espacio de tiempo allí donde sea necesario. Skyshelter.zip se levantará inflando un globo de helio interno, que actuará como una estructura de soporte de carga. Sus paredes estarán hechas de plástico flexible (etileno tetrafluoroetileno) y se mantendrán bajo tensión mediante un esqueleto de ligeras placas metálicas, impresas en 3D.

Esta estructura ocupará 1/30 del espacio que normalmente utilizan las tiendas de campaña de emergencia y será autónomo desde el punto de vista energético gracias a las células fotovoltaicas incorporadas en sus paredes. Además, un sistema de recuperación y almacenamiento de agua de lluvia estará presente en el interior. Finalmente, una vez que sus servicios ya no sean necesarios, el rascacielos se podrá plegar y transportar a la espera de ser reutilizado. Un proyecto brillante que sería estupendo ver pronto en funcionamiento, con la esperanza de que sus creadores también se hayan ocupado del aspecto de la sostenibilidad económica.

Fabrizio Inverardi
Chitarrista, motociclista, da sempre appassionato di scienza, tecnica e natura. Sono laureato in Psicologia del Lavoro e della Comunicazione. Curioso per natura amo i viaggi, il buon vino e scoprire cose nuove. Da qualche anno nel settore del marketing digitale e della comunicazione.