Comidas étnicasLugares de gustoNoticias

El Cheung Chau Bun Festival chino: entre desfiles y dieta vegetariana

El Cheung Chau Bun Festival es un pintoresco festival taoísta que se celebra todos los años entre abril y mayo y donde la dieta vegetariana es una de las principales características.

Una dieta vegetariana de tres días en una intensa semana de celebraciones, procesiones de carros, hogueras, desfiles con máscaras y bailes de dragones, coloridos trajes tradicionales y rituales taoístas. Todo esto sucede todos los años en la isla china de Cheung Chau (Hong Kong), durante el famoso Bun Festival.

Cheung Chau Bun Festival

Durante los tres días enteramente dedicados a la cocina vegetariana, es posible descubrir los platos locales típicos, incluido el tradicional «bun», el suave bocatita blanco de la suerte que da nombre al evento. Para la ocasión, los restaurantes de marisco locales adaptan su menú a las propuestas culinarias sin productos de origen animal, los de estilo occidental reemplazan los entrecots por espagueti e incluso el McDonald’s local ofrece una hamburguesa vegetal a base de champiñones en lugar de la hamburguesa de carne habitual. Este año el festival tendrá lugar entre el 19 y el 23 de mayo de 2018.

Bun Festival cocina vegetariana

Los orígenes de una de las celebraciones vegetarianas más grandes del mundo

La hermosa isla de Cheung Chau es la isla situada más al sur de Hong Kong y, a pesar de tener solo 10 kilómetros cuadrados, es conocida por el Bun Festival, que atrae a miles de visitantes de todo el mundo cada año (500.000 en 2017). El festival rinde homenaje a la historia de la isla, y en particular al período en el que, a finales del siglo XVIII, depravados saqueadores invadieron las aguas de Hong Kong.

Bun Festival celebraciones vegetarianas

La población de la pequeña aldea de pescadores se encomendó entonces al dios del mar Pak Taoist para recibir protección, marchando por las calles de Cheung Chau con una estatua de la deidad, dejando de comer carne durante todos los días de sacrificio y ofreciendo bocatitas dulces a Pak Tai. Cuando los piratas desaparecieron unos años más tarde y la plaga terminó, Cheung Chau continuó con este ritual anual taoísta para seguir celebrando la paz. Como dice Eric Ho, vicepresidente del Comité Rural de la Isla, la dieta vegetariana de tres días es uno de los aspectos culturales más importantes del festival.


Qué comer en el Bun Festival, el paraíso chino para vegetarianos

Como hemos visto, no solo el folclore, las máscaras y los rituales religiosos caracterizan el Bun Festival, sino también los tres días de abstinencia de carne y pescado. A pesar de la fama de Cheung Chau y sus productos del mar, la mitad de los proveedores de alimentos de la isla acordaron reemplazar las opciones de carne por opciones vegetarianas en 2017. Algunos vendedores ambulantes han reemplazado las bolas de pescado por hamburguesas de nabo frito, y los restaurantes locales de comida china conocidos por sus platos repletos de gambas han decidido optar por los rollitos de primavera vegetarianos. La noticia que ha despertado más asombro, especialmente en el extranjero, es la que concierne a la voluntad de McDonald’s de servir en estos tres días solo hamburguesas vegetarianas a base de hongos.

Qué comer en el Bun Festival

En este júbilo de platos vegetarianos, el rey de la tradición fue y sigue siendo el «bun», un bocatita relleno y horneado. Este fragante pan es una de las especialidades de Hong Kong; los habitantes se vuelven locos por él y lo consumen a todas horas del día, como aperitivo, comida, postre e incluso se ofrece como regalo de bienvenida. Pueden ser tanto dulces como salados, pero uno de los más populares es el de piña. La mezcla, que a menudo se agrega a la leche o crema pastelera, una vez cocida presenta una invitante costrita de mantequilla. El pan se caracteriza por un equilibrio perfecto entre fritura y suavidad y se sirve siempre caliente.

Los panecillos que se venden durante el festival están hechos con una masa dulce que contiene semillas de loto, sésamo y alubias rojas, y en los que se imprimen símbolos de paz, salud y prosperidad. Este plato tradicional es también el sabroso protagonista del evento de clausura del Bun Festival, que se celebra al llegar la medianoche del último día. Consiste en un tradicional concurso en el que se trata de escalar una torre de bambú de 18 metros de altura cubierta con estos bocadillitos. Los concursantes deben llegar a la cima y al mismo tiempo agarrar tantos bollos como sea posible, como símbolo de buena suerte.

TOPIC Chinapan
Ivana De Innocentis
Nomade digitale, docente di social media marketing e scrittrice, appassionata di viaggi, arte, tecnologia e alimentazione vegetariana e vegana. In cucina ama prendere spunto dalle sue passioni, aggiungendo ingredienti naturali e un pizzico di creatività.