EcologíaMedio Ambiente

¿Cuánto contamina un crucero?

¿Os habéis preguntado alguna vez cuánto contamina un crucero? Estas vacaciones, pasadas en los océanos a lo largo de barcos gigantescos, tienen un impacto ambiental mayor de lo que se podría pensar.

Para entender cuán contaminante es un crucero, hay que tener en cuenta el tamaño de estos imponentes barcos. Son gigantes oceánicos que pueden transportar a miles de pasajeros a la vez, alimentándolos, recibiéndolos y gestionando todo lo que una persona necesita, a menudo en un ambiente suntuoso. Pero esta hospitalidad tiene un costo: la huella ambiental de muchos cruceros es mucho mayor de lo que se podría pensar.

Cuánto contamina crucero

Por qué los cruceros contaminan

En 2016, el Pacific Standard informó que, de media, un pasajero en un crucero produce tres veces más dióxido de carbono que en tierra. El problema se ve agravado por la naturaleza de las emisiones cuando tratamos de evaluar cuánta contaminación genera un crucero: estos buques normalmente son propulsados por motores diesel, turbinas de gas o una combinación de ambos.

Las emisiones de los carburantes diesel se han relacionado recientemente con un aumento de las enfermedades respiratorias, como ha señalado la Union of Concerned Scientists, lo que ha suscitado dudas sobre la cantidad de contaminación generada por los cruceros.

Por qué cruceros contaminan

Además de la salud humana, la salud de las criaturas marinas también está en peligro: el contenido de azufre característico del diesel puede crear, en contacto con el aire y el agua, ácido sulfúrico, que puede dañar el medio ambiente incluso a varios cientos de kilómetros del crucero. Por esta misma razón, la International Maritime Organization ha impuesto que para el año 2020 estos barcos deberán cambiar a un combustible más respetuoso con el medio ambiente.

Otro factor importante para entender lo contaminante que es un crucero es la descarga de residuos orgánicos de los pasajeros: en promedio, se producen casi 800.000 litros por semana en un crucero, los cuales son sometidos a diversos tratamientos antes de ser arrojados al mar. En 2016, sin embargo, una empresa fue multada por verter una enorme cantidad de residuos oleaginosos en el océano, lo que plantea dudas sobre la eficacia de los sistemas de eliminación de los buques.

Fabrizio Inverardi
Chitarrista, motociclista, da sempre appassionato di scienza, tecnica e natura. Sono laureato in Psicologia del Lavoro e della Comunicazione. Curioso per natura amo i viaggi, il buon vino e scoprire cose nuove. Da qualche anno nel settore del marketing digitale e della comunicazione.