SaludSeguridad alimenticia

Con los alimentos enlatados cambia la forma en la que el cuerpo absorbe los nutrientes

El procesado de los alimentos enlatados ​​puede afectar a nuestra capacidad de absorber nutrientes. Un estudio ha analizado los efectos de las nanopartículas liberadas por las latas tanto en el cuerpo humano como en el metabolismo.

La comida enlatada puede absorberse de manera diferente dependiendo del envase en el que se contenga. Investigadores de ingeniería biomédica de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, querían investigar los efectos de las nanopartículas liberadas por los envases en el cuerpo humano y en su capacidad para absorber nutrientes.


Con los alimentos enlatados cambia la forma en la que el cuerpo absorbe los nutrientes zinc

La comida enlatada bajo el microscopio

Los alimentos enlatados como el atún, los espárragos, el pollo o el maíz han pasado por el microscopio de los investigadores. En ciertos tipos de alimentos envasados ​​y enlatados, de hecho, algunos envases contienen óxido de zinc, ideal por sus propiedades antibacterianas y la prevención de manchas en los alimentos que tienden a producir azufre. Hasta ahora se creía que el óxido de zinc era inofensivo para la salud humana, pero hay cada vez más investigaciones que comienzan a cuestionar esta creencia.

Con los alimentos enlatados cambia la forma en la que el cuerpo absorbe los nutrientes atuna

Utilizando un espectrómetro de masas, se pudo estimar cuántas nanopartículas del envase terminarían siendo liberadas en los alimentos contenidos en el interior para más tarde ser consumidas a la hora ingerir estos alimentos. Los datos mostraron que los alimentos envasados ​​de esta manera contenían hasta 100 veces la dosis diaria recomendada de zinc. Según Gretchen Mahler, un profesor asociado de bioingeniería que siguió la investigación, las nanopartículas de óxido de zinc: «Pueden cambiar sustancialmente la forma en que el intestino absorbe los nutrientes».

Con los alimentos enlatados cambia la forma en la que el cuerpo absorbe los nutrientes caja.jpg

Efectos inciertos sobre las células intestinales

Indagando en los efectos de las nanopartículas, los investigadores estadounidenses han observado cómo estas tienden a terminar en las células intestinales causando la remodelación o pérdida de microvellosidades, esas pequeñas protuberancias celulares responsables de la absorción de nutrientes para el cuerpo.
Según los investigadores, la pérdida de esta capa debido a la presencia de nanopartículas de óxido de zinc da como resultado una disminución en la capacidad de absorción y, en algunos casos, también un aumento en la permeabilidad del tejido. «Esto no es nada bueno», explicó Mahler, «significa que ciertas sustancias que no deberían ser absorbidas terminan en nuestro torrente sanguíneo».

Los resultados se obtuvieron en un laboratorio sobre cultivos celulares y es difícil hacerse una idea de cuáles son los efectos a largo plazo en el cuerpo humano. Según la EFSA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, cuando se ingiere, el óxido de zinc se disuelve con los ácidos del estómago sin llegar al tracto intestinal. Sin embargo, los investigadores advierten sobre los posibles efectos en la salud de los alimentos envasados. El siguiente paso de la investigación consiste en la investigación con animales para investigar los efectos con mayor profundidad.

Fuentes: Binghamton University

La información contenida en este artículo está destinada únicamente a fines informativos y divulgativos y no debe entenderse de ninguna manera como un diagnóstico, pronóstico o terapias para sustituir a cualquier fármaco en curso. En ninguna circunstancia, reemplace a un médico especialista. El autor y el sitio rechazan cualquier responsabilidad con respecto a cualquier reacción no deseada.

Denis Venturi
Laureato in Scienze Politiche e Comunicazione Pubblica, ha lavorato in radio e nel tempo libero si dedica alla scrittura creativa. Da sempre appassionato di cultura, scienza e tecnologia è costantemente a caccia di nuove curiosità in grado di cambiare il mondo in cui viviamo.