ComidaFrutas y VegetalesNutrición

Cómo hacer que el ajo sea más digestivo: aquí tienes 5 trucos

Hacer el ajo más digestivo es la meta de todo chef que se precie: esta cabecita con un sabor y aroma inconfundibles puede repetirnos en el estómago, pero hay trucos para evitarlo.

¿Podemos hacer que el ajo sea más digestivo? Hay muchos trucos, algunos con una efectividad menos probada que otros, pero todos ellos super interesantes para cualquiera que ame el ajo en la cocina. Después de todo, este ingrediente tiene cantidad de propiedades interesantes, además de ser uno de los protagonistas indiscutibles de cualquier pasta improvisada que se precie.

ajo más digestivo

1. Retira el brote verde del ajo

Bueno, este es quizás el truco más conocido en cuanto a la digestibilidad del ajo y el quid de la cuestión es simple: cuando se divide en dos por el paso tiempo, a lo largo, encontrarás las dos mitades del brote, que pueden extraerse fácilmente. Ahora bien, mucha gente dice que eliminar esta parte del ajo lo hace más digerible, pero también menos sabroso, aunque no existe confirmación científica del asunto. Lo cierto es que la diferencia se nota mucho más en el ajo crudo que en el cocinado.


2. Ajo en leche

El segundo consejo es meter el ajo en leche. En este caso, es una cocción rápida de alrededor de quince minutos, o una hora si la leche se está a temperatura ambiente. Este paso altera en parte el sabor del bulbo, pero según muchos aumenta notablemente su digestibilidad.

ajo más digestivo leche

3. Machaca los dientes

En este caso, el asunto se vuelve un poco controvertido. Según algunos, el sabor del ajo se vuelve menos fuerte si se machaca, pero la ciencia dice exactamente lo contrario: la alicina, la enzima responsable en parte del típico olor a ajo, está bien conservada en vacuolas celulares separadas de la pupila, otra molécula que caracteriza el perfil aromático del ajo. Mientras más se estropeen las divisiones, por cortes o presión, más se mezclarán estas dos sustancias, haciendo que el ajo tenga su típico aroma y sabor.

4. ¿Crudo o cocinado?

Volviendo a la leche y al brote verde, es importante hablar de otro factor: ¿el ajo se digiere mejor crudo o cocinado? También en este caso hay bandos, aunque la mayoría tiende a considerarlo más digestible crudo. La razón es una cuestión meramente científica: las enzimas presentes de forma natural en el ajo encargadas de ayudar a la digestión se desnaturalizan por el calor de la cocción.

ajo más digestivo crudo cocinado

5. Elije siempre fresco

La frescura del ajo es otro factor muy importante: el ajo viejo, cuando los dientes tienden a ponerse amarillos, se vuelve menos digestivo. En cambio, el fresco sigue siendo no solo más fragante, sino también nutricionalmente más «interesante».

TOPIC ajo
REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.