NiñosNoticias

Comida basura entre los jóvenes: toda la culpa la tienen los youtubers

Según una investigación de la Universidad de Liverpool, en lo que respecta a la comida basura entre nuestros jóvenes, los youtubers influyen incluso más que la televisión.

El consumo de comida basura entre los jóvenes cuenta con los youtubers y bloggers entre sus principales causas. Así lo revela una investigación del grupo Appetite and Obesity Research de la Universidad de Liverpool. Este estudio, presentado durante el último congreso europeo sobre obesidad celebrado en Viena, analizó la relación entre la promoción de los llamados alimentos basura y la inclinación de los espectadores más pequeños a consumir comida basura.

Comida basura: los youtubers influyen en los jóvenes más que la televisión

El panorama que presenta el estudio es que los youtubers están dispuestos a comerse un montón de porquerías. Estas secuencias, cada vez más difundidas entre las estrellas de YouTube y, a menudo vinculadas al patrocinio de snacks y cadenas de comida rápida, estarían fuertemente relacionadas con el consumo de comida basura entre los más jóvenes, por delante incluso de la TV, según el análisis.

Comida basura jóvenes

La publicidad, de hecho, dado que debe estar debidamente separada y etiquetada, parece reducir las visualizaciones y, en cualquier caso, se ve de otra manera. Obviamente, también tiene una cierta influencia a la hora de promover la comida basura entre los jóvenes, pero, según el estudio, mucho menos que, aquellos que por definición influyen en gran medida: los llamados influencers, las estrellas de YouTube.


Youtubers y comida basura: el experimento con Zoella y Alfie Deyes

Para demostrar esta relación, se llevó a cabo un experimento usando la fama de dos celebridades sociales: Zoella y Alfie Deyes. Para aquellos que no los conozcan: la primera es una blogger de moda con 10.9 millones de seguidores en Instagram, el segundo un youtuber con más de 4 millones de suscriptores a su canal. El experimento se realizó creando artificialmente perfiles de Instagram, donde las dos estrellas intentaban promover la comida basura, alimentos saludables u otros tipos de productos.

Comida basura jóvenes youtubers

Respectivamente, se les mostró a tres grupos de niños, de entre 9 y 10 años, ¿habrían influido estos canales en las elecciones de los niños? Ante los diversos tipos de snacks, los niños sometidos a la visualización de la llamada comida basura, al final del experimento, habían consumido muchas más calorías que los demás: 448 calorías frente a las 357 de los otros grupos.

Comida basura

Ni qué decir tiene que la obesidad infantil es un problema que no es solo imputable a los youtubers. Tal y como Anna Coates, autora del estudio, explica, «estos hallazgos sugieren que la comercialización de alimentos no saludables, a través de las páginas de Instagram de los bloggers, provoca un aumento casi inmediato en la ingesta calórica de alimentos en los niños». Sin embargo, lo que verdaderamente debería hacernos reflexionar son los resultados «vinculados a famosos que ponen de manifiesto cómo el respaldo a alimentos poco saludables aumenta el consumo de estos entre los más pequeños, mientras que el respaldo a los alimentos sanos no tiene ningún efecto en el aumento de su consumo entre los jóvenes».

REDAZIONE
Raccontare e spiegare cibo, natura e salute. Un obiettivo più facile a dirsi che a farsi, ma nella redazione di inNaturale non sono queste le sfide che scoraggiano. Siamo un gruppo di giovani affiatati in cerca del servizio perfetto, pronti a raccontarvi le ultime novità e le storie più particolari riguardo il complicato mondo dell’alimentazione.